Edición Impresa

Advierten sobre un posible colapso portuario para la próxima cosecha

Un estudio revela que el movimiento de barcos podría aumentar un 27 por ciento el año que viene. La Cooperativa Portuaria dice que el problema más grande podría darse en las radas de espera.

Domingo 23 de Septiembre de 2012

Puerto San Martín.— Si todos los pronósticos se cumplen y la cosecha de granos para el año 2013 aumenta en casi un 40 por ciento como estiman algunos indicadores, la infraestructura portuaria del Cordón podría resultar insuficiente para el movimiento de buques que originará la próxima campaña. A los ya deteriorados caminos con las consabidas congestiones que se producen en el transporte terrestre con la llegada de los camiones, podría sumarse un nuevo elemento, no menos problemático: el colapso en el sistema fluvial.

Así lo advierte un estudio realizado por la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín, entidad que armó un paquete de posibles medidas que ya está en manos de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación, y que los responsables del trabajo mantienen guardado bajo candado (ver aparte).

Según el estudio, la mayor problemática estaría dada en las radas de espera, que actualmente suman 15 y no podrían dar abasto teniendo en cuenta el ritmo actual de los movimientos de carga y descarga.

Basados en que todos los pronósticos señalan que el año 2013 será clave para la industria agroexportadora (se estima que la producción de soja del próximo año estará en un 38 por ciento por sobre la producción actual), el informe de la Cooperativa sostiene que esto incrementará en un 27 por ciento el tránsito de buques en todo el complejo.

Los datos del informe. Según datos oficiales, a los puertos del Cordón llegan anualmente más de 4.500 barcos, que generan casi 10.800 movimientos de amarre y desamarre. En muchas ocasiones, hay barcos que operan en más de un muelle, lo que genera unos 30 movimientos diarios.

Actualmente, todo el cordón cuenta con 22 terminales portuarias y 31 muelles, de los cuales 25 son para la operatoria con buques de ultramar y los seis restantes para el movimiento de barcazas.

Otro dato saliente del informe es la cantidad de barcazas que operan en los muelles, que también superan largamente las 4 mil unidades, a las que hay que agregar otras 10.500 que pasan por este complejo con destino a los puertos ubicados río abajo. Este movimiento adicional tiene su impacto ya que muchas veces hacen escala y desarme de convoyes en estos puertos, lo que incrementa el movimiento de barcazas a casi 15 mil al año.

Para 2013, considerando la cosecha producida en el NOA, Paraguay y Bolivia, más el movimiento de mineral procedente de Brasil, se calcula que más de 18 mil barcazas y alrededor de 5 mil barcos operarán en todo el complejo del cordón.

Entrada y salida. Luego de enunciar estos datos estadísticos, el informe plantea como problema fundamental la falta de radas de espera. Según los estibadores, los ritmos actuales de las operatorias hacen que las terminales necesiten tener un barco en rada para que vaya al amarre, ni bien termine el que está en muelle. Esto no será posible el próximo año cuando estén todas las terminales trabajando, aseguran.

La navegación es regulada por Prefectura Naval Argentina y, en el caso del cordón agroexportador, el organismo pone en marcha todos los años el denominado Operativo Granos. Se trata de un trabajo en el que Prefectura concentra la información de movimientos que surge de las terminales y agencias marítimas, para regular el tránsito de buques.

En el caso de los que llegan desde Buenos Aires con el objetivo de cargar en la zona se autoriza su paso con 24 horas de anticipación a que se libere una terminal.

Según el estudio, "este ritmo estuvo al límite este año, y el próximo resultará insuficiente con la infraestructura actual". Y con la infraestructura actual se corre el riesgo de que se produzcan congestiones en el Paraná.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario