Edición Impresa

Advierten que se duplicó el consumo de sustancias adictivas en los últimos 16 años

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también señala que, al mismo tiempo, se registra una disminución en las edades en que se prueba por primera vez alcohol o drogas legales.

Domingo 03 de Abril de 2016

No es sólo la opinión de especialistas o instituciones que trabajan con la problemática de las adicciones: el consumo de sustancias se ha duplicado desde el año 2000. Lo advierten también los últimos informes de la OMS que registran al mismo tiempo una disminución en las edades en que se prueba por primera vez alcohol o drogas ilegales. "Son datos generales del país que pueden reflejar la heterogeneidad de la provincia", señala Mónica Liborio, la directora de la nueva dependencia provincial encargada de conducir las políticas públicas en materia de adicciones.

La advertencia de un crecimiento en los usos de sustancias y la necesidad de "reestructurar" el abordaje de los consumos problemáticos llevó a la administración de Miguel Lifschitz a crear la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod), tal su nombre completo, que se presentó la semana pasada.

Su directora la define como un organismo que tiene que trabajar "sobre las dos puntas" de la problemática: la prevención para evitar nuevos consumos y los tratamientos para garantizar una efectiva inclusión de las personas a nivel social y laboral.

Un diagnóstico. Entre las prioridades de la agencia se apunta la necesidad de establecer más y mejor información sobre esta problemática. En el decreto que crea el organismo (Nº 419), se advierte que el consumo de sustancias en el país se ha duplicado desde el año 2000, una realidad a la que no escaparía la provincia considerando que "en otros aspectos relacionados con la salud o indicadores como población o índices de pobreza, las estadísticas de Santa Fe son similares a la media del país", explica Liborio.

El dato está en sintonía con los últimos informes del Observatorio Argentino de Drogas. Estas investigaciones advierten sobre el crecimiento en el consumo de alcohol, energizantes, marihuana y tranquilizantes sin receta entre los alumnos de colegios secundarios de la provincia.

También señalan que entre el 2009 y el 2012 las consultas en las guardias médicas relacionadas con el consumo de sustancias psicoactivas aumentaron al doble, alcanzando al 13 por ciento de las urgencias atendidas en los hospitales públicos santafesinos.

El Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones realizado por la Universidad Católica Argentina advierte también sobre el crecimiento del comercio ilícito de drogas ilegales en los barrios. "Un problema que no es nuevo pero cuya gravedad ha crecido de manera exponencial durante las últimas dos décadas", apunta el informe nacional presentado en marzo pasado, donde el 45 por ciento de los consultados dijo percibir que en su barrio se venden drogas ilegales.

Sobre ese escenario tendrá que trabajar la nueva agencia. El organismo reemplaza a una "mesa intersectorial" que funcionaba en el marco del gabinete social. La agencia depende ahora directamente del Ministerio de Gobierno y tiene como objetivo el abordaje del consumo problemático de sustancias en la población en general, especialmente en sujetos o grupos vulnerables.

"Hablamos de diseñar una política integral porque necesitamos articular el trabajo que hacen los hospitales y centros de salud en el tratamiento de los consumos, y el que hacen otras instituciones dependientes de Desarrollo Social en el acompañamiento de las personas para que continúen su tratamiento y puedan insertarse en el sistema laboral", destacó la titular de la Aprecod.

—¿Las instituciones que trabajan con este tema en los barrios de la ciudad son suficientes?

—Vamos a hacer un relevamiento de instituciones que hoy están a cargo de la problemática. Hay organizaciones no gubernamentales, religiosas, del Sedronar (la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico), de la provincia, de los municipios. El problema es que no nos encontramos en el territorio. Vamos a visitarlas y si es necesario crear nuevos centros de día lo haremos.

¿Con qué presupuesto cuenta la agencia?

—Cuando se aprobó el presupuesto provincial, si bien llevábamos algún tiempo trabajando en esto, la agencia aún no estaba conformada por lo tanto dependemos del presupuesto del Ministerio de Gobierno y de partidas que podamos recibir de Economía.

—¿Y cuáles serán las lineas de trabajo se implementarán en materia de prevención?

—Estamos trabajando con los ministerios de Cultura y Educación. Hay algunos programas en marcha relacionados con este tema. Creo que la problemática de las adicciones tiene que estar presente en las escuelas, pero no como el capítulo drogas de un libro escolar. Creo que tenemos que dejar de decir a los jóvenes que las drogas matan o que hacen daño. Las cajas de cigarrillos tienen imágenes terribles de las consecuencias de fumar y la gente las sigue comprando. Confío más en otras experiencias que han mostrado algún éxito, como la disminución en el consumo de tabaco a partir de la creación de ambientes libres de humo.

El desafío será ahora articular a todos los organismos que trabajan en el abordaje de las adicciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario