Edición Impresa

ADN para 8 sospechosos de 2 crímenes

Ocho sospechosos se sometieron a extracción de sangre para cotejar sus ADN con el perfil genético del asesino de Paola Tomé y Sandra Colo, cometidos en Junín...

Jueves 06 de Febrero de 2014

Ocho sospechosos se sometieron a extracción de sangre para cotejar sus ADN con el perfil genético del asesino de Paola Tomé y Sandra Colo, cometidos en Junín el mes pasado y en agosto de 2012 respectivamente.

Carlos Torrens, abogado de la familia de Tomé, informó que entre los hombres cuyos patrones genéticos serán cotejados el 17 de febrero próximo hay "conocidos de la víctima y otros nombres que surgieron de la investigación", aunque ninguno tiene "antecedentes penales".

El letrado confirmó que el cotejo se va a realizar en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte de Junín, donde los peritos hallaron el ADN del asesino de Tomé y el que luego se comparó con el caso Colo y arrojó resultado positivo.

Por su parte, Darío Del Ciervo, abogado de la familia Colo, dijo que si bien esa causa tiene otro fiscal, Angel Quidiello, se está "trabajando en conjunto" buscando "patrones comunes" entre ambas víctimas.

Respecto de los estudios de ADN, el letrado recordó que en este caso el perfil genético del asesino se encontró en las muestras de piel halladas debajo de las uñas de la víctima y en dos manchas hemáticas, una en una pared de la escena del crimen y la otra en el piso. Este mismo patrón masculino es el que se repite en el pañuelo con el que estrangularon a Tomé.

Y en el caso Colo, al menos cinco personas del entorno de la víctima que estuvieron bajo sospecha en un inicio se sometieron a cotejos de ADN pero dieron resultado negativo. Al respecto, si bien Del Ciervo no descarta que el asesino haya sido un conocido de la víctima, consideró que la investigación sobre "todo el círculo inmediato se agotó, incluso las relaciones amorosas".

El crimen de Tomé, de 38 años, fue descubierto el viernes 17 de enero último cuando la hermana de la víctima la encontró muerta dentro del local de venta de ropa infantil de su propiedad ubicado en pleno centro de Junín. Mientras que Colo, de 43 años, fue encontrada el jueves 16 de agosto de 2012 golpeada y estrangulada en el pelotero donde trabajaba. Ambas murieron por "asfixia mecánica por estrangulación a lazo" .

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario