Edición Impresa

Adiós a la guionista que marcó toda una época del cine argentino

Murió Aída Bortnik, autora de los guiones de "La historia oficial", "La tregua" y "Tango feroz", entre muchas otras películas. La escritora también demostró su talento en el teatro y la televisión. Además era miembro permanente de la Academia de Hollywood.

Lunes 29 de Abril de 2013

La guionista y escritora Aída Bortnik, autora del guión de "La historia oficial", la primera película argentina en ganar un Oscar, murió ayer a los 75 años, tras una larga enfermedad. Su carrera y sus logros —como el premio Konex de Platino a la mejor guionista del decenio— la posicionaron como uno de los símbolos del cine argentino. Su huella, además, quedó marcada más allá de las fronteras: fue la primera escritora latinoamericana que logró ser miembro permanente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográfica de Hollywood, el organismo encargado de elegir a los ganadores de los Oscar.

Bortnik nació en Buenos Aires el 7 de enero de 1938, y desde 1972 se desempeñó como autora de guiones de televisión, cine y teatro. También trabajó como periodista en la revista "Primera Plana" y en el diario "La Opinión", entre 1967 y 1976, cuando debió exiliarse en España.

Comprometida con la realidad social y política, en los años setenta desplegó su pasión en el teatro y, tras su exilio, sobre el final de la última dictadura, fue una de las creadoras de Teatro Abierto, movimiento que tuvo una gran influencia en la sociedad y en el cual participaron dramaturgos y directores como Osvaldo Dragún y Roberto Cossa, y actores como Norma Aleandro y Pepe Soriano.

Además se desempeñó en las revistas "Siete días" y "Panorama", y fue una autora de libros de cuentos.

Talento y reconocimiento. El cine fue el espacio que le dio más satisfacciones y donde explotó su talento. Luego de iniciarse en 1971 como guionista de televisión, escribió junto al director Sergio Renán en 1974 el guión de "La tregua", basado en la novela homónima del uruguayo Mario Benedetti. Fue la primera película argentina nominada a un premio Oscar en 1975, pero perdió contra "Amarcord", de Federico Fellini. Ese año, además, Bortnik coescribió "Una mujer", dirigida por Juan José Stagnaro.

En 1985 escribió junto al director Luis Puenzo el guión de la emblemática "La historia oficial", filme que denunció las atrocidades del régimen militar que asoló a la Argentina desde 1976. El largometraje también la reunió con Héctor Alterio y Norma Aleandro en papeles protagónicos, quienes habían participado en "La tregua".

"La historia oficial" la llevó a la popularidad y a ganar fama en Hollywood y en Cannes, ya que se trató de un éxito internacional, que se alzó en 1986 con el Oscar a mejor película extranjera y el premio a la mejor interpretación femenina para Norma Aleandro en el Festival de Cannes. Por su parte, Bortnik obtuvo una nominación al mejor guión, creado directamente para la pantalla. En 1986 Bortnik trabajó junto al director Raúl de la Torre en el guión de "Pobre mariposa", y luego se erigió en la primera escritora latinoamericana en ser designada miembro permanente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, que entrega los premios Oscar.

Exitos de taquilla. En 1989 escribió los diálogos de "Gringo viejo", película estadounidense dirigida por Puenzo y basada en la novela homónima de Carlos Fuentes, que tiene como telón de fondo la revolución mexicana y tuvo como protagonistas a Jane Fonda y Gregory Peck.

También fue autora de los guiones de "Crecer de golpe", "Volver", y de la trilogía del director Marcelo Piñeyro integrada por "Tango feroz" (1993), "Caballos salvajes" (1995) y "Cenizas del paraíso" (1997). "Tango feroz" fue un éxito de taquilla y sólo en la Argentina fue vista por 1.700.000 espectadores.

La mejor de todas. En 2010 la escritora dio talleres de guión en su casa junto al director Juan José Campanella, otro ganador de un Oscar por "El secreto de sus ojos".

"Hoy falleció Aída Bortnik, guionista de «La historia oficial», entre muchas otras. Uno de mis grandes maestros de la vida", afirmó justamente Campanella desde su cuenta de Twitter, sintetizando el sentimiento que genera la pérdida de una de las voces fundamentales del cine argentino de los setenta y los ochenta.

Desde ese cuenta social también la recordaron políticos como Daniel Filmus y Ricardo Alfonsín, y Graciela Borges escribió una sentida despedida: "Murió mi entrañable amiga Aída Bortnik. La mejor guionista del cine argentino. Gracias genia, te debo mucho".

Dueña de un estilo personal, intransferible y decididamente ligado a su tiempo y a la estética que procuró narrarlo, Aída Bortnik deja un vacío a la hora de mostrar un camino posible para relatar de manera comprometida y a la vez popular los acontecimientos salientes de su lugar y de su época.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS