Edición Impresa

Acuña sigue encendido y marcó para los suplentes

Cachete está imparable. Ayer en la primera que tocó, estampó el 2 a 1 del equipo alternativo ante Talleres.  

Martes 21 de Enero de 2014

El técnico lo quiere llevar despacio. Que vaya cumpliendo, como otros chicos que también tiene entre ceja y ceja para darle rodaje en primera división, con los respectivos procesos hasta alcanzar el punto de maduración. Pero el pibe marca un ritmo infernal cada vez que pisa una cancha o cuando encara hacia el arco rival. Walter Acuña ratificó ayer en el ensayo en el que los suplentes atendieron a domicilio a Talleres por 2 a 1, que quiere demostrarle a Miguel Russo que ya está para jugar entre los grandes pese a que recién es un juvenil.
  Empezó mirando el partido desde el banco, aunque cuando entró marcó la diferencia en ofensiva. De yapa, decretó el triunfo en la primera acción que se le presentó. Y así la alineación alternativa auriazul cumplió con lo principal que indicaba el itinerario: sumar minutos de fútbol. Jugaron dos tiempos de 35’ cada uno, donde Central terminó demostrando ser un poco más que la T a la hora de hacer un balance de lo que dejó el desafío matinal disputado en la Boutique.
  En el arco, García no tuvo complicaciones pese a que debió salir a tapar en un par de jugadas riesgosas que fueron más por errores propios que virtud del dueño de casa. El fondo cumplió en parte. Bien Lazo, Berra y el pibe Acevedo cuando entró por Peppino. Elías Gómez estuvo intermitente, al igual que Jonás Aguirre por el carril izquierdo.
  Montoya, Ballini y Flores fueron progresando paulatinamente, pero aprobaron. Lo mismo que Medina, quien jugó como punta y luego de volante por derecha. Niell sumó minutos y abrió la cuenta, aunque cuando Acuña lo reemplazó en el último cuarto de hora terminó eclipsado por la labor del pibe.
  Cachete pudo estampar el 2 a 1 prácticamente en medio de los festejos de los locales tras el gol de Pavón. El delantero ratificó así lo que está mostrando desde que se inició la pretemporada. Le aporta goles, dinámica y desequilibrio al sector ofensivo.
  Otro que entró con el pie derecho fue Becker, quien trató de ser la usina de juego del equipo. Aunque a la hora de hacer un pantallazo sobre lo que dejó el amistoso matinal, sobresale la performance de Acuña, quien cada vez se va ganando más espacio entre los más grandes a fuerza de explosión y contundencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS