Edición Impresa

Acuña ingresó como relevo ante el Lobo y decoró la goleada canalla con un sablazo

Luego de la práctica, Cachete todavía tenía la sonrisa dibujada en el rostro por el golazo que estampó, pero por sobre todas las cosas por el gran arranque del conjunto auriazul.

Sábado 22 de Febrero de 2014

Walter Acuña clavó el tercero en la trascendental victoria de Central del jueves ante Gimnasia, que catapultó al equipo de Miguel Angel Russo a ser uno de los escoltas, a dos puntos de distancia del líder Estudiantes. Ayer, luego del entrenamiento, Cachete todavía tenía la sonrisa dibujada en el rostro por el golazo que estampó, pero por sobre todas las cosas por el gran arranque del conjunto auriazul. El pibe de la cantera viene pidiendo pista a pasos agigantados y su instinto goleador es su principal carta de presentación. El festejo interminable tras la conquista que definió el pleito ante el Lobo, el gran presente del equipo de Arroyito y la prudencia para mantener los pies sobre la tierra a la hora de proyectar lo que viene, fueron los temas salientes que abordó el jugador auriazul en la rueda de prensa en el country de Arroyo Seco. “Nos propusimos que el equipo tenga espíritu ganador, que se acostumbre a la victoria y contando los amistosos no perdimos ningún partido”, valoró Acuña.

   —Gritaste el gol de una manera muy especial, saliste corriendo mirando a la tribuna, ¿qué te pasó por la cabeza en ese momento?

   —Me pasaron muchas cosas. La vengo remando desde chico. En el torneo pasado cuando hice el gol con Vélez en el Gigante perdimos. El otro gol se lo había hecho a Argentinos, pero de visitante y sin hinchas nuestros. El del jueves ante Gimnasia fue el tercero que sirvió para la victoria. Por eso fue tan efusivo el festejo. Me saqué toda la mufa que tenía.

   —Había varios jugadores de Gimnasia cubriendo el arco y la aseguraste bien.

   —Sí, le pegué fuerte arriba para que no llegue nadie. La verdad es que fue el “hipergol” (risas). Con derecha le pego bien, aunque soy zurdo. La pelota en el gol me quedó atrás, pero por suerte pude sacar el remate fuerte y el tanto sirvió para que el equipo gane.

   —Te tocó ingresar de volante abierto cuando salió Encina.

   —Soy delantero, pero si me toca jugar de volante por afuera no tengo problemas y si tengo que hacerlo de marcador de punta también juego (risas). Entro en cualquier lado, no tengo drama. Uno siempre quiere jugar, pero es una decisión del técnico y hay que esperar la oportunidad.

   —¿Entusiasma este arranque con siete puntos sobre nueve en juego?

   —La verdad que sí. El equipo está muy bien. Es muy bueno el puntaje, estamos muy contentos, todos muy unidos y muy bien en lo futbolístico.

   —La sensación es que el grupo en el aspecto anímico está en ganador.

   —Es lo que nos propusimos en la pretemporada. Que el equipo sea ganador, que se acostumbre a la victoria y contando los amistosos no perdimos ningún partido.

   —En el plantel hay muchos delanteros y volantes ofensivos, ¿se hace difícil ganarse un lugar en el equipo?

   —Obviamente estamos todos muy parejos. Está difícil, al que le toca ser titular por algo está jugando, y el que no arranca del vamos ya tendrá su oportunidad.

   —Sabés que más allá del despliegue que se le exige a los delanteros, los goles valen mucho y vos tenés un gran promedio que te puede ayudar a lograr más minutos en cancha.

   —Seguro. El gol siempre tiene un plus extra. Los chicos que están jugando lo están haciendo muy bien y nosotros estamos tranquilos esperando que llegue la oportunidad. Yo trato de exprimir al máximo que los rivales todavía no me conocen los movimientos.

   —¿Qué sensación te produce que la gente ya te empiece a pedir para que juegues más tiempo?

   —Yo estoy tranquilo con la gente, si me pide o no lo hace. Claro que estoy contento que me pida. Trato de brindarle siempre lo mejor.

   —Ver a Central en los primeros puestos de la tabla, ¿qué sensación te genera?

   —Falta mucho todavía. Claro que es lindo estar arriba, pero primero tenemos que sumar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS