Edición Impresa

Acribillaron a tiros a un vendedor de autos tras convocarlo a una reunión

Un homicidio con sello mafioso. Fue anteanoche, a metros de una estación de servicios de Mendoza al 7600 donde llegó después de ser llamado por teléfono.

Viernes 11 de Julio de 2014

Doce tiros retumbaron el miércoles a la noche a metros de una estación de servicios de la zona oeste de la ciudad. El destinatario de esa lluvia de balas fue un joven vendedor de autos que poco antes había estado en el minimarket de ese comercio reunido con otro hombre y que se derrumbó en la calle para morir en el acto. A pesar de que los investigadores no habían determinado anoche en forma fehaciente la motivación del crimen, de algo estaban seguros: se trató de una ejecución con características mafiosas.

El cuerpo sin vida de Omar Rubén Iramas, de 25 años, fue encontrado poco antes de las 11 de la noche del miércoles a unos veinte metros de un puesto ambulante de comidas rápidas y hamburguesas ubicado en Mendoza al 7600, frente a una estación de servicios de GNC de la cadena Sol. El minimarket de este último comercio fue el escenario de dos reuniones que la víctima mantuvo horas previas al crimen con un hombre aún no identificado y del cual los pesquisas no sólo tienen la descripción de sus rasgos físicos sino también las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del lugar y las de la avenida Mendoza.

La antesala del crimen del vendedor de autos se abrió cerca de las 20.30 de anteayer cuando ya los festejos por el triunfo de la selección argentina frente a Holanda habían invadido las calles de la ciudad. A esa hora Iramas recibió un llamado telefónico a su celular y, según fuentes policiales, pactó un encuentro con su interlocutor en la estación de servicios situada en la mencionada dirección de la zona oeste rosarina.

Acompañado. El comerciante acudió a la cita caminando, a raíz de que en ese momento estaba en la casa de un amigo con quien había visto el partido mundialista y que reside a dos cuadras de allí. Llegó a la estación de servicios acompañado por su novia, identificada como Estefanía F., y tras un breve encuentro el hombre que lo había convocado se alejó del lugar en una Ford EcoSport de color negro.

Al ser interrogada por los investigadores, la pareja del joven asesinado comentó que no conocía al interlocutor de Iramas, pero lo describió como un hombre "de cutis blanco y de ojos claros".

Lo cierto es que Iramas y el otro hombre se sentaron a una mesa del minishop y conversaron un breve rato de temas que aparecen desconocidos para los pesquisas. "La novia dijo que no sabe de que hablaron porque se sentó en otra mesa", explicó un oficial de Jefatura que sigue de cerca el caso. El cónclave terminó y, al parecer, Iramas regresó a su casa junto a su novia.

Una nueva cita. Cerca de una hora después, la persona con la que Iramas se había reunido lo citó nuevamente en la estación de servicios Sol. Y el muchacho retornó al comercio, pero en este caso acompañado por un amigo y no por su novia.

Tras una breve conversación en el minishop del comercio y cuando Iramas emprendía una vez más el regreso a su vivienda, una balacera de proyectiles disparados con una "precisión notable" resonaron en la vereda de enfrente de la estación de servicios.

Hasta anoche los investigadores judiciales manejaban dos versiones acerca de cómo se desencadenó el trágico suceso. Una de las hipótesis refiere que dos motociclistas arribaron al lugar y abrieron fuego a mansalva contra Iramas, quien indefenso se derrumbó agonizante y en escasos segundos murió. La otra teoría es que los agresores llegaron a la escena del crimen en un auto. "No descartamos de que el muchacho asesinado haya conocido a los atacantes por la cercanía con que fueron hechos los disparos", señaló el fiscal de Homicidios Dolosos Adrián Spelta, a cargo de la investigación del caso.

La posibilidad de que el vendedor de autos haya sido asesinado por dos motociclistas, en tanto, está sustentada en los dichos de un playero de la estación de servicios. El trabajador les dijo a los pesquisas que, cerca de las 22 del miércoles, escuchó "varios ruidos y el sonido de una moto que se alejaba con rapidez". Mientras una fuente de Jefatura sostuvo que el cadáver de Iramas fue hallado en la misma vereda donde están situados la estación de servicios, un geriátrico y un albergue transitorio, el fiscal Spelta dijo que todo ocurrió en la acera de enfrente, a unos 20 metros de un carrito de comidas rápidas que a la hora del hecho estaba cerrada.

Lluvia de balas. Lo cierto es que una docena de balazos atravesó el cuerpo de Iramas. Desde el Instituto Médico Legal se reveló que los tiros perforaron el cuello, el tórax, la zona abdominal derecha y los muslos, "como si hubiesen dibujado con tiros la silueta del cuerpo". Además, un proyectil le estalló en la cara y otro le perforó el corazón. El forense que realizó la autopsia detectó también un roce en una de las muñecas, lo que sugiere que Iramas ensayó un gesto defensivo cuando comenzó la lluvia de balas.

En la necropsia, los forenses extrajeron tres proyectiles del cuerpo. Los demás tiros tuvieron orificios de entrada y salida. "En el crimen se usaron más de dos armas", explicaron en el Instituto Médico Legal. Y dijeron que la data de la muerte es a "las 22 horas del miércoles". En la escena, los efectivos de la Policía Científica recogieron cinco vainas calibre 9 milímetros y una ojiva de ese mismo calibre. También los peritos deberán ponderar los tres proyectiles extraídos del cuerpo de Iramas, que podrían ser calibre 38.

Ayer, un cronista de La Capital acudió al sitio donde Iramas fue asesinado. En la estación de servicios Sol, ni los playeros ni los empleados que atendían a esa hora el minimarket conocían cómo se había desencadenado el violento suceso. "No sabemos nada porque los (empleados) que estaban a la hora en que pasó eso ya se fueron", coincidieron. La misma respuesta brindó el empleado de guardia que atendió el teléfono ubicado en el ingreso al albergue transitorio y otros dos comerciantes de la zona. Nadie vio nada y sólo las filmaciones podrán orientar a los pesquisas.

Estadísticas. 145 son Ios crímenes registrados en el departamento Rosario en lo que va del año 2014

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS