Edición Impresa

Absolvieron al "Karateca" Martínez por el cuádruple crimen de La Plata

La Justicia no halló pruebas para acusar al novio de una de las víctimas y sólo condenó a perpetua al albañil Quiroga. Hoy se conocerán los fundamentos del fallo por el atroz hecho.

Viernes 18 de Julio de 2014

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de La Plata condenó a Javier "La hiena" Quiroga y absolvió a Osvaldo "Karateca" Martínez, los dos hombres que llegaron a juicio acusados por el cuádruple crimen de tres mujeres adultas y una niña, quienes fueron asesinadas a golpes y cuchilladas en una vivienda de la capital bonaerense en 2011.

La decisión de los jueces Ernesto Domenech, Andrés Vitali y Santiago Paolini fue recibida con abucheos y gritos por parte de los familiares de las víctimas, quienes acusaron a los magistrados de "corruptos" por la absolución de Martínez, lo que provocó que con ayuda policial se desalojara la sala del Tribunal.

Los fundamentos de la resolución se darán a conocer a las 17 de hoy, aunque ayer se dictó el veredicto condenatorio para el albañil formoseño Javier "La hiena" Quiroga, de 35 años, como autor de los crímenes de Bárbara Santos, de 29 años; la hija de esta mujer, Micaela Galle, de 11; su madre, Susana De Barttole, de 63; y una amiga de ésta, Marisol Pereyra, de 35 años.

El fiscal del caso, Alvaro Garganta, había solicitado tanto para Quiroga como para Martínez una condena de reclusión perpetua al considerarlos coautores de los delitos de homicidio simple en concurso real y triple homicidio criminis causa, pero el Tribunal solo halló responsable del cuádruple crimen a Quiroga, a quien le impusieron la pena de prisión perpetua, la única prevista para esa figura.

Enfoques. "El fiscal enfocó la causa para culparme a mí, incurrió en innumerables errores. Siempre supe que el asesino era Quiroga, por eso le grité «cagón», cuando se estaba dando a conocer el veredicto. Sin embargo, los familiares de las víctimas me gritaban «asesino» a mi cuando a mi me mataron mi novia (por Bárbara)", dijo Martínez tras conocer su absolución.

Por su parte, Daniel Galle, padre de Micaela, expresó que "no hay dudas de que Martínez estuvo en el lugar del hecho al momento de los crímenes, lo que pasa es que esta Justicia es corrupta" y adelantó que apelará el fallo ante el Tribunal de Casación: "Esto no va a quedar así", afirmó.

El veredicto fue dado a conocer a las 12.30 de ayer y ambos imputados, sentados uno al lado del otro y acompañados por sus respectivos abogados defensores, escucharon el fallo mientras los familiares de las víctimas irrumpían en llanto y acusaban a Martínez, gritándole "asesino, asesino".

Cuando se leyó la resolución, los allegados a Martínez estallaron en júbilo mientras en las escalinatas de Tribunales medio centenar de manifestantes protestaba con pancartas bajo la consigna "Justicia corrupta, basta de femicidios".

La masacre. El juicio se inició el 6 de mayo y en el mismo se ventiló la masacre descubierta el 27 de noviembre de 2011 en un departamento de pasillo de la calle 28 al 467, de La Plata, donde las mujeres fueron asesinadas a golpes y cuchilladas.

Los policías que ingresaron al lugar tras ser alertados por un vecino que vio sangre en el pasillo hallaron en el living de la vivienda el cadáver de Bárbara Santos, quien estaba desnuda ya que había sido sorprendida por su asesino cuando se duchaba y tenía 32 puñaladas en distintas partes del cuerpo. En tanto, su hija Micaela fue hallada en un dormitorio, también asesinada a golpes y cuchilladas. En la cocina, en tanto, fueron encontrados los cuerpos de De Barttole y de Pereyra, quien había llegado poco antes del hecho a visitarlas.

Al día siguiente del macabro hallazgo fue detenido Martínez, novio de Bárbara, a partir de las primeras pruebas recolectadas en el lugar. Pero tras estar encarcelado varios meses fue puesto en libertad mientras que Quiroga, luego del avance de las investigaciones, fue detenido ya que 18 muestras de su ADN se encontraron en diversas partes de la casa, en el cabello y en las uñas de las víctimas.

El remisero. Durante el extenso juicio que concluyó ayer declararon más de 150 testigos y uno de ellos fue el remisero Marcelo Tagliaferro, quien afirmó que la noche de los crímenes llevó a Marisol a la casa donde poco después fue asesinada y que la persona que recibió a la chica en la puerta fue el "Karateca" Martínez.

Pese a la reconstrucción de ese momento, los jueces al parecer no dieron por acreditada la versión de Tagliaferro, a quien en un principio el abogado defensor de Martínez, Julio Beley, denunció por "falso testimonio" sin que prosperara ese pedido.

En tanto, el defensor oficial de Quiroga, Ricardo Fuentes, había considerado que no se encontraba acreditada la coautoría de su defendido y que la escena "fue urdida por Martínez", en referencia a que supuestamente fue éste último quien mató a las mujeres y lo hizo presenciar la secuencia y tocar con sus manos diversos elementos de forma tal que pudieran incriminarlo por sus huellas y el ADN.

“Nos están mintiendo”

“La Justicia es cómplice, este Tribunal es corrupto”, disparó enojado y tras conocer el fallo Miguel Angel Pereyra, padre de Marisol, una de las víctimas del cuádruple crimen. “Nosotros queremos justicia y esta es la justicia que nos dan”, se quejó. Y coincidió con Daniel Galle, el padre de la menor asesinada en el mismo hecho, en que apelarán la absolución de Martínez ante Casación. “Que les quede a todos claro, a todos nos están mintiendo. Estamos convencidos que Martínez es culpable. No encontraron un diente en tres años y ahora quieren encontrar otro ADN. Esto es una joda, nos tomaron el pelo a todos. No nos vamos a quedar de brazos cruzados con este fallo”, dijo Galle.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS