Edición Impresa

Abreu aseguró que en el equipo canalla “no tenemos cracks ni fenómenos”

Fiel a su estilo, brindó un pantallazo sobre la actualidad de Central. Lo más cruel para el hincha que no quiere ver la realidad es que el Loco dio una clara radiografía del presente canalla.

Sábado 04 de Octubre de 2014

Se percibe a simple vista que su paso por diversas latitudes lo fue formando desde lo deportivo y cultural. Además tiene bien claro que a esta altura de su carrera no tiene que quedar bien con nadie. Y así lo ratifica en cada entrevista que concede sin poner excusas. Sebastián Abreu fue contundente ayer con varias frases que partieron de su sincero corazón. Lo más cruel para el hincha que no quiere ver la realidad es que el Loco dio una clara radiografía del presente canalla. “Escucho por ahí los adjetivos de crack, de fenómeno. Tenemos que volver a lo nuestro. Lo nuestro es pan y cebolla. No tenemos cracks ni fenómenos. Hay veces que no habría que mostrarles el diario a los más jóvenes principalmente. Somos un equipo duro. Todos nos sacrificamos y sabemos a lo que tenemos que jugar”, lanzó ayer con naturalidad el delantero uruguayo.

   “A mi entender, el partido con San Lorenzo fue el que nos confunde. Cuando muchos decían que esa era la forma de cómo teníamos que jugar, lo cierto es que agarramos a un equipo en un momento especial, que se dio para jugarlo así. Pero nuestras virtudes y juego pasan por otro estilo y quedó marcado no sólo en este torneo sino a lo largo del tiempo”, agregó Abreu tras consultarlo sobre qué es lo que más le preocupa de la actualidad canalla.

   Cuando se le remarcó que Central estaba a tres victorias de poder ser campeón de la Copa Argentina, automáticamente el charrúa puso un cable a tierra. “Pero antes que hay que ganarle a River. De nada vale prepararse para la final si antes no te enfrentás y le ganás al mejor equipo del fútbol argentino”, respondió con vehemencia. Y agregó: “Aunque nuestra obligación y responsabilidad es vencer antes a Lanús, que no vendrá a regalar nada. Buscará llevarse los tres puntos”.

   Con respecto a si le preocupaba la irregularidad por la que transita el equipo, Sebastián pintó la realidad muy simple. “Sí, pero cuando tenés muchos jóvenes es normal que se pase por estos altibajos. Es la etapa previa a la maduración. Todos fuimos jóvenes en su momento. Lo normal sería un equipo con un 70 por ciento de grandes y un 30 de chicos. Pero acá es al revés y por eso el rendimiento superlativo que tienen los chicos no se puede mantener al siguiente partido porque hay un desgaste físico, que cuando sos joven no sabés administrarlo, y cuando sos más grande recién podés hacerlo”, deslizó antes de dejar sentado que a Lanús “hay que ganarle y punto”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario