Edición Impresa

Abren una calle donde funcionaba un búnker y un barrio deja de estar aislado

Después de 25 años de una trama urbana cerrada y vedado el acceso al transporte, ambulancias y policía, los 100 metros de Centeno entre Ayacucho y Patricias Argentinas quedaron finalmente...

Viernes 13 de Diciembre de 2013

Después de 25 años de una trama urbana cerrada y vedado el acceso al transporte, ambulancias y policía, los 100 metros de Centeno entre Ayacucho y Patricias Argentinas quedaron finalmente liberados al tránsito. La zona quedó despejada tras la reubicación de 30 familias en otros sectores de barrio Tablada y de ahora en más sólo resta que se realice el cordón cuneta y se finalice la pavimentación de la flamante cuadra. Así, el lugar donde hubo un búnker de drogas hoy se erige como un cambio clave para el barrio .

"Este sector estaba consolidado tras décadas de asentamientos irregulares. Era una calle prioritaria por cuestiones de seguridad porque allí hubo un búnker de drogas, por lo que esta intervención fue elegida por el gabinete social de la provincia para mejorar en el lugar la accesibilidad a servicios básicos", mencionó el secretario de Hábitat santafesino, Gustavo Leone.

El primer paso en la recuperación de la trama urbana comenzó en coordinación de provincia y municipio. "Esta intervención está dentro de la recuperación del cordón Ayacucho. Se trata de una calle sentida por los vecinos, donde habrá una plaza, espacio público, la erradicación de familias y resta completar la carpeta asfáltica y el alumbrado público", agregó Leone. La demolición fue pactada con los vecinos que se reubicaron en otros lotes, o construyeron hacia arriba en casas de familiares.

También una parte de ellos están siendo relocalizados en un predio cercano al lugar, que el gobierno provincial está urbanizando. Este operativo implica un desembolso por 6,4 millones de pesos.

Los 100 metros que unen Centeno corresponden al tramo ubicado entre Ayacucho y Patricias Argentinas. Las tareas forman parte de un conjunto de acciones que encaran los gobiernos provincial y municipal con una inversión por 9 millones de pesos.

Se trata de la primera intervención integral del denominado "Cordón Ayacucho". Una zona compleja en su entramado urbano situado en el corazón de Tablada, en zona sur.

La nueva arteria contará con pavimento, alumbrado público y desagües pluviales. La conclusión de los trabajos demandarán unos 90 días y una inversión cercana a los 2 millones de pesos.

Como señaló el titular de Hábitat, los trabajos se dan en el marco de un proceso de integración social y territorial promovido por el Gabinete Social provincial, que si bien tiene como acciones más significativas la apertura de calles (la de Centeno ahora y la de Ameghino en una segunda etapa), suma la inauguración de espacios públicos, vacunación, juegos para niños y actividades relacionadas al correcto uso de los residuos.

El más grande del sur. Según el diagnóstico que realizan desde el gobierno provincial, el de "Cordón Ayacucho" es el asentamiento irregular más extenso y poblado del distrito Sur.

Resulta un "accidente urbano" que forma un eje norte-sur sobre calle Ayacucho, generando una pantalla en el sentido este-oeste que interrumpe el trazado y obstaculiza la comunicación vehicular y del transporte urbano con otros sectores de la ciudad.

Paralelamente, la cantidad de viviendas que actualmente se estima que componen este asentamiento se acerca a las 1.300 unidades.

Lo que viene

Tablada fue el primer caso testigo. Pero según anunció ayer el secretario de Hábitat, "la semana que viene llevaremos adelante una propuesta similar a otros barrios de Rosario como Industrial y Las Flores, con la misma idea de abrir calles, llevar infraestructura y obras para permitir el ingreso de ambulancias, bomberos y policía".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS