Edición Impresa

Abrazo y caravana por los bomberos de Funes

Los servidores públicos rechazaron el traslado del cuartel impulsado por el municipio con el propósito de reordenar la zona ferroviaria.

Martes 20 de Agosto de 2013

Con un abrazo solidario y una caravana pacífica, los Bomberos Voluntarios de Funes celebraron sus 17 años de vida institucional y rechazaron el traslado del cuartel (ubicado en la zona ferroviaria) impulsado por el municipio, con el fin de reordenar el área. Participaron de la movida una 200 personas que se acercaron a la dependencia y luego poblaron las calles de coches particulares, autobombas y miembros de los destacamentos de Villa Constitución, Roldán, Carcarañá, Rosario y Correa.

El presidente de la asociación, Rubén Tisera, pidió "un minuto de silencio por las víctimas del doloroso suceso ocurrido días anteriores en Rosario", donde bomberos locales estuvieron asistiendo en las tareas de rescate. Asimismo, solicitó un fuerte aplauso "para los bomberos que honran a todas las asociaciones de los cuarteles".

No al traslado. El directivo remarcó que el abrazo solidario es "al no traslado del cuartel para dar lugar al proyecto cultural y gastronómico donde está el predio de 1.200 metros y las instalaciones". Destacó que "no es un capricho, está comprobado estratégica y técnicamente que es el lugar para desempeñarnos de la mejor forma". Y pidió a la intendenta, Mónica Tomei, que "reflexione, cuide y proteja a las instituciones".

Reclamó que hable con "los emprendedores privados que tienen interés en este predio y los invite a que se arrimen a trabajar y embellecer este lugar que ya está jerarquizado con la presencia de los bomberos; así le hacen un bien a la comunidad que a su vez es la que aportó para construir estas instalaciones". Recordó que la asociación tenía la intención de ampliar el cuartel incorporando otro baño y un vestuario para cubrir la demanda de sus 33 bomberos de uno u otro sexo, "proyecto que quedó trunco" con esta iniciativa.

Por su parte, Jorge Bustos, miembro del cuerpo activo, contó que junto a sus compañeros "luchamos para que el cuartel crezca, tenemos una escuela de cadetes que es semillero de futuros bomberos y de gente que sale a la calle con valores y conocimientos para prestar ayuda. Vestir a un bombero cuesta 15 mil pesos y capacitarlo un año", detalló, y le pidió a la jefa municipal que se acerque a ver la maqueta realizada hace varios años donde se puede observar la reestructuración pensada para el cuartel con un diseño acorde para integrarlo al paisaje urbano.

"Estamos a tres minutos de la autopista, a 10 del aeropuerto y cerca de las vías", dijo el bombero y pidió tocar la sirena que usan de alerta cuando hay un llamado "pero en este caso inversamente: para pedir ayuda a los presentes".

Mario Castracano, miembro de la comisión desde hace 13 años, quien resaltó el apoyo de los bomberos de la Regional 1, dijo: "Nos cuesta comprender el por qué de esta actitud de querer borrar 17 años de historia y sacrificio para dar lugar a intereses privados".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS