Edición Impresa

Abel Pintos ratificó su presente en Cosquín

El músico bahiense agotó localidades en la Plaza Próspero Molina. Sus fans lo aguardaron hasta pasadas las 2 de la mañana para verlo cantar.

Jueves 30 de Enero de 2014

Abel Pintos demostró en la cuarta luna de Cosquín por qué es el artista más convocante que tiene el clásico festival cordobés este año. En un show trasnochado pero efectivo, Pintos desandó sus mayores éxitos ante un público que lo aguardó ansiosamente hasta pasadas las 2 de la madrugada del miércoles. También se destacaron Arbolito, Guitarreros y Claudia Pirán.

Con 31 artistas programados, a los que hay que sumar ocho más de la previa, otra extensa jornada culminó de madrugada, aunque en esta cuarta noche se corrigieron varios errores e incluso la coordinación detrás del escenario mejoró notoriamente.

La Plaza Próspero Molina estuvo colmada para ver al popular cantante y compositor bahiense, quien agotó localidades, y logró que la organización de Cosquín pueda pueda aliviar sus arcas.

En medio de los gritos y suspiros de sus fans, Pintos ofreció un set de una hora (que entró completo en la emisión televisada por la TV Pública). Tema no menor, ya que en la previa conferencia de prensa no eludió referirse al tema de la semana: cantidad de artistas y horarios.

"La producción tiene muchas responsabilidades: dar espacio a los consagrados, a los históricos, realizar homenajes y contemplar a los nuevos valores. Entonces me parece lógico que en un festival tan grande como este los horarios se vayan corriendo y a algunos artistas se nos hace difícil a veces respetar los tiempos que nos dan. Es respetable lo de ambas partes", se sinceró al respecto ante los medios presentes.

Entre los temas que ofreció Pintos, brillaron "Sin principio ni final", "Sueño dorado" y "La llave", que fue el momento en que explotó el público. En "Aquí te espero" apenas sonaron los primeros acordes la gente lo identificó y comenzó a corearlo para que la ceremonia festiva tome vuelo en la Plaza.

Se trata del corte de difusión de "Abel", su último disco, del que ofreció apenas un adelanto ya que la presentación oficial será el 10 de mayo en el Luna Park porteño.

Para el cierre, como es habitual, Pintos invitó a los presentes a "que vuelvan tranquilos a sus casas y que Dios y la Virgen los cuiden con su manto". Y nuevamente se manifestó en contra de la droga y la trata de personas, además de solidarizarse con los damnificados por el alud acontecido recientemente en El Rodeo, Catamarca.

Guitarreros y la sanjuanina Claudia Pirán abrieron la cuarta grilla de esta edición. La artista cuyana se despachó con un discurso en apoyo a los nuevos valores y cuestionó a sus colegas consagrados que se vienen quejando por el tema de los horarios de las actuaciones.

La banda de rock-folk Arbolito estuvo tarde, pero había gente que fue por ellos. Siempre militando por causas sociales, dedicaron "La arveja esperanza" al pueblo de Malvinas Argentinas (Córdoba), que lucha contra la contaminación de Monsanto. También incluyeron "Europa", inspirado en un libro que Juan Gelman escribió en el exilio.

Más ajustado el tema del horario de cierre, esto permitió que la plaza haga su pausa, hasta la noche siguiente, a las 7 de la mañana. Para esa hora, también las peñas fueron silenciando las guitarras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS