Edición Impresa

A un mes de la explosión, la marcha del silencio se multiplica en el país

"Hoy el dolor es nuestro, pero queremos que la sociedad reaccione y, entre todos, digamos basta", expresó con angustia Pamela, quien era la novia de Santiago Laguia, la última víctima mortal...

Viernes 06 de Septiembre de 2013

"Hoy el dolor es nuestro, pero queremos que la sociedad reaccione y, entre todos, digamos basta", expresó con angustia Pamela, quien era la novia de Santiago Laguia, la última víctima mortal que encontraron entre los escombros de Salta 2141. A un mes de la peor catástrofe de la historia de Rosario, hoy se realizará una nueva marcha de silencio para pedir justicia. Y más aún: en busca de visibilizar el reclamo, habrá movidas similares en las plazas de otras ciudades argentinas.

En tanto, en un acto oficial de la Universidad Católica Argentina (UCA), el Papa Francisco, a través de un mensaje, recordó ayer a los damnificados y envió una bendición especial.

Los organizadores de la marcha, entre los que se encuentran familiares de las víctimas, damnificados y ciudadanos rosarinos, aclararon que quieren que esta vez no sea sólo para pedir justicia por la negligencia que causó la tremenda explosión, sino que abarque a las provocadas por las tragedias de Once y de Cromañón, la inundación en La Plata, la violencia de género y la inseguridad.

En Rosario la convocatoria será, a las 20, en Salta y Oroño, desde donde marcharán hasta la sede de Litoral Gas, ubicada en Mitre y San Lorenzo.

En los otros puntos del país se reunirán en plazas céntricas. A través de las redes sociales se difundió la invitación a la marcha y no fueron pocas las ciudades que adhirieron.

La marcha será en silencio, razón por la cual los organizadores pidieron a los participantes que lleven una vela y carteles con la leyenda "justicia". También se solicitó que acudir con camisetas de fútbol para evitar todo tipo de enfrentamiento.

Esta vez, la marcha pretende consolidarse como un reclamo masivo y nacional por las víctimas fatales provocadas por negligencias y donde la Justicia nunca actuó.

La convocatoria se realizó sobre todo a través de las redes sociales. Con frases como "Te puede pasar a vos", "Marcha todos por todos", "Con respeto, con velas, con pancartas" y "Todos por todos" se llamó a ciudadanos a unirse en un reclamo popular.

Por su parte, y en el marco de la inauguración de un cuarto edificio de la sede Rosario de la UCA, el Papa envió un mensaje grabado para la comunidad educativa. Y, en ese marco, recordó a las víctimas de calle Salta y envió una bendición especial.

En su momento, el pontífice había expresado públicamente su pesar por la explosión, que causó 21 muertos y numerosos heridos.

Por entonces, dijo que ofrecía sufragios por el eterno descanso de los fallecidos y que rezaba "para que el Señor conceda su consuelo a los afectados por la desgracia, inspirando en todos sentimientos de esperanza cristiana y de solidaridad fraterna".

Asimismo, expresó su sentido pésame a los familiares de los difuntos y manifestó "paterna solicitud y cercanía para con los heridos y damnificados".

La primera vez. La marcha del silencio tuvo su primera convocatoria el 22 de agosto pasado, a 16 días de la tragedia. Y fueron muchos los rosarinos que se unieron al pedido de justicia.

Todo se desarrolló en un profundo silencio. Los participantes acudieron con velas y pancartas que reprodujeron los rostros de las víctimas de la explosión y pedidos de que ninguna muerte quede impune. Al cierre, los manifestantes rindieron un emotivo homenaje con un sentido aplauso.

Hoy, los rosarinos y habitantes de distintos puntos del país volverán a clamar por justicia y pedirán, en silencio, que no haya más muertes por causas evitables.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS