Edición Impresa

A un mes del desembarco federal, ya se derrumbaron 13 búnkers

Son los kioscos de droga que están en terrenos fiscales, sobre un total de 17 relevados. Bajó el delito pero hay nuevas zonas rojas inseguras.

Viernes 09 de Mayo de 2014

A un mes del desembarco de las fuerzas federales en Rosario ya fueron derribados 13 kioscos de droga. Eran búnkers emplazados sobre terrenos fiscales, sobre un total de 17 relevados por la provincia. Algunos de los espacios desbaratados eran emblemáticos: el que funcionaba en Puerto Norte en Francia y el río y el de Circunvalación y 27 de Febrero. Otros cien puestos que funcionan en predios privados aún esperan aval judicial para ser demolidos.

En el primer mes de presencia de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal en la ciudad, municipio y provincia hicieron un balance positivo del accionar: destacaron que bajaron a la mitad los delitos violentos pero en simultáneo detectaron que hubo un desplazamiento de los hechos delictivos a zonas donde todavía no llegaron los federales.

Hoy las autoridades se reunirán para analizar los datos finos de los primeros 30 días de intervención de prefectos y gendarmes en los barrios más violentos de Rosario. Los indicadores preliminares dan cuenta de una reducción del 50 por ciento de los delitos violentos.

Por ahora no se notó una marcada disminución de los homicidios. En cambio se detectaron cambios significativos en las modalidades delictivas: subió el uso de armas blancas en detrimento de las armas de fuego y se registró un corrimiento del delito.

"En las zonas donde están interviniendo las fuerzas federales junto a la policía bajaron los índices de inseguridad. Pero al mismo tiempo aparecieron hechos delictivos en otras zonas que todavía no tienen esa presencia", admitió el secretario de Seguridad Comunitaria, Angel Ruani.

El funcionario comentó que producto de la intervención en barriadas violentas en Villa Gobernador Gálvez, han aumentado las denuncias de inseguridad de vecinos de la localidad de Pueblo Esther por un desplazamiento de las bandas criminales.

En ese marco, la semana próxima Nación, provincia y municipio evaluarán la extensión de los operativos a zonas aledañas donde se intervino recientemente.

Desde el municipio, el secretario General, Jorge Elder, también ensayó un balance alentador. "La situación cambió para bien en este último mes. Bajaron los hechos violentos y hubo muy buena coordinación con Nación y provincia. En nuestro caso llevando adelante toda la tarea social y de intervención territorial", indicó.

Por su parte, Violeta Ortiz, presidenta de la vecinal 3 de febrero, que funciona en barrio Toba (Rouillión y Maradona) planteó: "El panorama mejoró muchísimo. Ahora el barrio está tranquilo con los gendarmes y los patrullajes del Comando Radioléctrico".

La dirigente barrial contó que desde hace un mes "los vecinos pueden bajarse del colectivo y caminar sin temor a que los roben y los amenacen con armas. Antes era imposible, no podía estar en la calle esperando el transporte".

afiliados en problemas

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario