Edición Impresa

A quemarropa, rematado con 13 o 14 disparos por la espalda

La jueza Rodenas reveló detalles de cómo fue ultimado Luis Medina por los sicarios, que no hicieron tiros de gracia sobre su acompañante.

Sábado 04 de Enero de 2014

El informe preliminar de la autopsia practicada a Luis Medina arrojó datos reveladores sobre la mecánica del ataque a tiros que le costó la vida cuando manejaba su Citroën DS3 acompañado por su pareja. Lo que surge del estudio forense es que el vendedor de autos fue víctima de una ejecución inclemente que se desarrolló en dos partes. Primero recibió tres disparos: los plomos entraron desde la ventanilla abierta del lado del conductor y le atravesaron el torso de izquierda a derecha. Desvanecido por los impactos, el vendedor de autos cayó inerte sobre el volante y entonces fue rematado con entre 13 y 14 disparos más, por la espalda. Ese fue uno de los datos que reveló ayer la jueza Alejandra Rodenas en una conferencia de prensa sobre el caso, antes de tomarle declaración a la ex pareja y socia de Medina.

Los primeros datos que trascendieron de la autopsia revelan además que la acompañante de Medina, Justina Pérez Castelli, de 23 años, recibió dos impactos y habría logrado salir del auto ya que al llegar la ambulancia aún estaba con vida.

"Lo buscaron a él". Medina, sin chance, murió en el acto. Los tres primeros balazos lo atravesaron del hemitórax izquierdo al derecho y dejaron orificios de entrada y salida. Se investiga si alguno de los disparos que alcanzaron a la joven pudieron haber impactado primero en Medina. "Disparos de remate hubo sobre Medina y no sobre su acompañante. O sea que es evidente que al que querían eliminar era a él y no a la señorita", analizó Rodenas.

En tanto, la jueza manifestó que fue identificada la persona que realizó en el momento del hecho un llamado anónimo al 911 y se le tomó declaración testimonial. "Esta persona no pudo precisar el dominio ni la cantidad de ocupantes del vehículo (de los atacantes). Sólo dio características: habló de un vehículo gris de pequeño porte", detalló.

Desde el otro lado. El testigo presenció el ataque cuando circulaba en sentido contrario al auto de Medina, que se dirigía hacia el sur. Y aportó detalles de la mecánica. Dijo que delante del auto de Medina circulaba una moto en el momento en que el auto de los atacantes se puso a la par del Citroën.

"En principio, y de acuerdo a la primera inspección ocular que hace la policía, las ventanillas del vehículo estaban bajas. Esto quiere decir que iba con las ventanillas bajas y en principio escuchando música, en lo que se supone una actitud bastante relajada. Lamentablemente el vehículo donde iba Medina no tiene GPS, o sea que no podemos establecer demasiado sobre el recorrido", dijo Rodenas, a la espera de la revisión de filmaciones. En ese sentido, dijo que se trabaja sobre la pista de que la pareja regresaba de una fiesta en la estación fluvial, pero indicó que en casos como éste es difícil contar con testigos dispuestos a declarar.

Una pista externa. Si bien no se inclinó por alguna hipótesis, dijo que una pista que se sigue es la de una deuda que la víctima tendría con personas de Buenos Aires. En tanto, reiteró que en el ataque se usaron dos armas calibre 9 milímetros y que las balas y vainas, ya peritadas, fueron remitidas a la Policía Federal para se determine si esas pistolas fueron usadas en algún otro hecho ilícito en el país.

De los allanamientos realizados tras el crimen, de los que este diario dio cuenta anteayer, destacó el efectuado en un departamento de San Lorenzo 1067 que Medina brindó como su domicilio en Rosario al alojarse en el hotel.

Allí había personas alojadas y una de ellas exhibió a los policías una pistola 9 milímetros con la numeración limada. Es un joven de 19 años al que por ese hecho lo detuvieron y le tomaron interrogatorio sumario. La jueza resaltó que se esperan los resultados de oficios a la Justicia Federal para saber si existen investigaciones en curso respecto de Medina que sirvan para "dilucidar quiénes fueron los autores materiales".

También allanaron un departamento en las torres Dolfines de Puerto Norte que alquilaba Medina y la agencia de autos Lume.

A partir del lunes, en tanto, comenzará a citar a familiares de la joven asesinada, que no se habían presentado aún en el juzgado.

Tras la rueda de prensa, estaba citada a prestar declaración testimonial Daniela Ungaro, ex pareja de Medina que dijo haber interrumpido relación un año atrás. La medida se postergó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS