Edición Impresa

A pedido de la gente, restituyeron a la jefa de la comisaría de Rincón

Ella y otros colegas no aceptaron coimas y eso fue clave para descubrir la complicidad policial en un caso de tráfico de drogas al norte de Rincón, ya en jurisdicción de Arroyo Leyes.

Miércoles 14 de Enero de 2015

Una comisaria fue repuesta en el cargo a raíz de un clamor popular y el reconocimiento de su actitud clave que llevó a buen puerto un operativo antidrogas. La inusual crónica ocurrió anteayer en la ciudad de San José del Rincón, lindante al este con la ciudad de Santa Fe sobre la vera de ruta 1. La oficial Stella Olivera, titular de la comisaría del distrito 14, fue recibida en la tarde de este lunes último por los vecinos que se reunieron en la plaza principal y en medio de muestras de afecto retomó sus funciones.

La comisaria había sido suspendida en el trámite de la investigación del camión con más de una tonelada y media de marihuana que apareció supuestamente abandonado al norte de Rincón, ya en jurisdicción de Arroyo Leyes, en la madrugada del 2 de noviembre. Por el caso fue descabezada la conducción de la URI con el licenciamiento obligado de jefe y subjefe, hay tres policías presos y siete fueron pasados a disponibilidad.

"De no haber sido por la oficial Olivera y por otros policías que no aceptaron la coima, no hubiéramos sabido la historia del camión de marihuana. Cuando los tres primeros policías llegaron al lugar, el policía que era el responsable del cargamento le ofreció una coima para que no pidieran refuerzos y no se supiera nada. Afortunadamente, estos policías no aceptaron y pidieron ayuda al Comando", dijo ayer a la prensa el presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, Héctor Acuña, quien saludó la decisión del gobierno provincial de reponer en el puesto a Olivera.

El clamor de los vecinos. El Ministerio de Seguridad tomó la decisión a pedido de un numeroso grupo de vecinos que se movilizó para exigir la reinstalación de Olivera en la comisaría de Rincón, respaldados por algunos concejales y también algunos diputados provinciales una vez que la Legislatura se hizo eco del pedido.

Ayer la mujer policía no quiso, por razones obvias, hablar del incidente del camión y agradeció las manifestaciones de apoyo a su persona. "Con relación a la causa judicial me voy a abstener de hacer algún comentario. Sí quiero agradecer y confirmar que he vuelto a mis funciones con la misma expectativa con la que las había iniciado allá por el 24 de abril último cuando me hice cargo por primera vez de la comisaría distrito 14 de San José del Rincón. Quiero agradecer a toda la comunidad de esta ciudad que hizo una convocatoria increíble en cuanto al reclamo para que yo vuelva a cumplir con mis funciones en esta comisaría", afirmó.

La mujer dijo sentirse "tranquila. Consciente de la responsabilidad que se asume en ese tipo de circunstancia (como la acontecida con la del camión). La Justicia federal se encargará de develar cómo fue la situación real", afirmó, y señaló que el desafío que la espera ahora "es el mismo que uno se planteó desde el momento en que se hizo cargo de la dependencia: apostar a darle un poco de tranquilidad a la comunidad porque los hechos de inseguridad se han incrementado, paliando la situación con la logística que se posee".

Olivera declaró que se siente "respaldada y acompañada por la superioridad", y dijo que en su caso el "mensaje claro es que hay mucho personal policial que apuesta a hacer su trabajo como corresponde, más allá de las irregularidades que hay y del personal infiel que se puede detectar dentro de la fuerza, lo hay muchos que quieren cumplir con su trabajo y dar un poco de tranquilidad a la población".

Buena señal. En tanto habló ayer el diputado Héctor Acuña, quien también en las últimas sesiones del cuerpo y luego en los medios venía reclamando la reincorporación de la mujer. "La vuelta a su puesto de Olivera es una buena señal para los policías que hacen bien su trabajo. Hay que confiar en los policías que apuestan a realizar su trabajo como corresponde. De no haber sido por la oficial Olivera y por otros policías que no aceptaron la coima, no hubiéramos sabido la historia del camión de marihuana. Cuando los tres primeros policías llegan al lugar, el policía que era el responsable del cargamento le ofreció una coima para que no pidan refuerzos y no se sepa nada. Afortunadamente, estos policías no aceptaron y pidieron ayuda al Comando. Olivera no aceptó la coima y comunicó que las personas estaban aprehendidas. Esto es lo que aparentemente el fiscal tiene en las escuchas. Cuando Olivera fue a buscar testigos y vuelve, ya no estaba en el lugar el segundo camión con marihuana, ni el chofer del camión que quedó, ni Alejandro «Aguja» Agüero, jefe de la zona de Inspección Octava".

La restitución de Olivera no sólo fue bienvenida en la plaza de la ciudad, sino a través de las redes sociales. En su perfil de Facebook, la funcionaria recibió innumerables muestras de apoyo y reconocimiento a través de los comentarios.

Muestras de afecto y reconocimiento en Facebook

La comisaria de Rincón, Stella Olivera, publicó en Facebook un agradecimiento a su familia, amigos, vecinos, camaradas y a la superioridad porque les dieron su respaldo y la oportunidad de volver a su puesto. Como respuesta recibió una avalancha de cientos de mensajes. Frases como “orgullo me das. No elegiste lo fácil, sino lo correcto”, “la felicito jefa no tuve la ocasión de estar bajo su mando pero sé que es una excelente persona y profesional”, o “es la recompensa a tu labor” reflejan el cariño de compañeros, amigos y vecinos de Rincón.

Mensajes tales como “bien negra, así hay que volver con la frente en alto. Eso es ser vigilante y llevar con orgullo el uniforme”, “espero que éstos sepan reconocer a una verdadera policía que con respeto y honestidad se lo ganó, me imagino que habrán pedido disculpa”, “era lo correcto, muchos te quieren, era una injusticia lo que te pasó”, “es un ejemplo”, “todo lo bueno vuelve y vos hiciste siempre cosas buenas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario