Edición Impresa

"A mitad de año el trayecto se hará en menos de cuatro horas"

Lo aseguró el ministro Florencio Randazzo y adelantó que desde el 1º de mayo el tren también parará en San Nicolás y desde junio en Zárate.

Miércoles 01 de Abril de 2015

El ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, anticipó ayer que "a mitad de año el trayecto Rosario-Retiro se va a cubrir en no más de tres horas y media a cuatro horas", y adelantó que a partir del 1º de mayo se incorporará una parada en San Nicolás y un mes más tarde otra en Zárate.

El funcionario nacional se presentó ayer en un plenario de comisiones en la Cámara de Diputados de la nación. Fue para fundamentar el proyecto de ley que crea la Sociedad de Estado Ferrocarriles Argentinos, que irá al recinto el próximo 8 de abril (ver página 23).

Luego, Randazzo habló con La Capital, confirmó que hoy estará en Retiro a la hora de partida del tren, y que luego estará en el ex Apeadero Sur recibiéndolo, a las 22.30, y también ofreció detalles sobre los tiempos de viaje.

"Ponemos en marcha un tren emblemático que une las dos ciudades más importantes de la Argentina. Terminamos la vía descendente (de José León Suarez a Rosario Sur, 281 kilómetros) pero mantenemos trabajando 2.300 personas en la vía descendente. Mañana (por hoy ) estaremos cubriendo el recorrido en seis horas y 30 minutos. Pero a mitad de año vamos a cubrir el trayecto en no más de tres horas y media a cuatro horas", anticipó el precandidato a presidente por el Frente para la Victoria.

Luego reveló un detalle hasta hoy desconocido del servicio que se inicia: se incorporará una parada en San Nicolás a partir del 1º de mayo, y otra en Zárate, a partir del 1º de junio.

"Para junio ya deberíamos estar terminando la renovación de la vía ascendente (de Rosario a Buenos Aires). Entonces, con las vías nuevas y los trenes nuevos preparados para desarrollar velocidades de hasta 160 kilómetros por hora.... usted saque la cuenta sobre cuánto va a ser el tiempo de viaje", desafió.

En ese sentido, Randazzo explicó que la notable reducción en el tiempo de traslado (de seis horas y media a tres horas y media o un máximo de cuatro horas) que el servicio experimentaría en los próximos 90 días se explica por los 22 obradores activos que se encuentran realizando el recambio total de la vía ascendente.

"Tenemos más de dos mil personas trabajando al costado de la vía, con muchos tramos precaucionados, donde el tren circulará a muy baja velocidad. Cuando esa obra quede terminada, en menos de cuatro horas se recorrerá todo el tramo", pronosticó el ministro de Transporte del gobierno nacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario