Edición Impresa

A la caza del depuesto presidente Viktor Yanukovich

Jueves 27 de Febrero de 2014

Las gafas sobre la mesa, la comida a medio terminar... el depuesto presidente ucraniano Viktor Yanukovich, de 63 años, huyó frenéticamente de sus opositores y ahora está bajo orden de captura. Podría estar escondido en un monasterio, en un buque de guerra ruso o ya en el extranjero, según los muchos rumores que circulan desde la desaparición del derrocado presidente de Kiev. El rastro de Yanukovich se pierde en Balaklava, cerca de Sebastopol, Crimea, donde está anclada una importante parte de la Marina rusa.

Las imágenes de las cámaras de vigilancia de su residencia de lujo de Mezhgorye, cerca de Kiev, prueban una frenética huida en plena noche del sábado: dos helicópteros preparados, varios vehículos llevando rápidamente objetos de valor a la pista de aterrizaje y varias limusinas circulando.

Cena interrumpida. Lo apresurado de la marcha quedó reflejado en fotografías de una cena interrumpida, con copas de vino y coñac empezadas y abandonadas sobre la mesa. "Vitya", como lo llamaba el pueblo de forma burlona, se olvidó también unas gafas. Ahora la suntuosa vida privada del jefe de Estado ucraniano derrocado está bajo lupa: en el proyecto online "YanukovychLeaks", activistas publican documentos que al parecer el político quería destruir, pues fueron "pescados" del lago de su residencia. Y así, los ucranianos se enteran, con indignación, de los detalles de la vida privada del que fuera su líder: por ejemplo, que una de las primeras medidas que tomó Yanukovich tras su elección como presidente en 2010 fue comprarse una lámpara de araña por ocho millones de euros.

A Yanukovich se le acusó continuamente de corrupción y nepotismo, y también sus hijos Viktor y Alexander amasaron una enorme fortuna gracias a los contactos de su padre en las grandes industrias del país. Ahora todos están desaparecidos e incluso su mujer, de la que vivía separado, se ha esfumado. También parece que a su supuesta amante se la tragó la tierra: fotografías sugieren que el presidente huido vivía con su amante de 39 años. Se trataba de la dueña de un salón de belleza en un barrio rico de Kiev.

Se cree que podría seguir en el país. Expertos consideran que las informaciones de que se exilió en Moscú forman parte de una política de distracción. También el rumor de que Yanukovich está escondido en el monasterio de San Nicolás en Volnovacha, en la zona de Donetsk, en un búnker de tres plantas, ha sido desmentido.

El político prorruso habría huido en helicóptero primero a Jarkov y desde allí a Donestk, feudo de su poder. De ahí habría seguido su camino hacia Crimea en tres vehículos todoterreno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario