Edición Impresa

A cuatro días de la votación, crece el pesimismo en la derecha chilena

Una sensación de pesimismo se acentuó ayer en la derecha chilena y el gobierno, frente al eventual triunfo de la candidata de centroizquierda, Michelle Bachelet, en la primera vuelta de los...

Jueves 14 de Noviembre de 2013

Una sensación de pesimismo se acentuó ayer en la derecha chilena y el gobierno, frente al eventual triunfo de la candidata de centroizquierda, Michelle Bachelet, en la primera vuelta de los comicios presidenciales del próximo domingo, avalada por los últimos sondeos de opinión. El propio presidente Sebastián Piñera se unió a ese pesimismo, al sostener en una entrevista que no considera un fracaso la eventualidad de entregar el cargo a Bachelet el próximo marzo. No obstante, aseguró que "si nos va mal todos vamos a tener que hacer un examen de autocrítica".

Las ultimas encuestas han abierto la posibilidad de que Bachelet candidata de Nueva Mayoría, quien ya gobernó el país entre 2006 y 2010, alcance una votación superior al 50 por ciento más uno, porcentaje que exige la ley para cruzarse la banda presidencial, evite el ballotage, y deje en el camino a su contrincante de la derecha oficialista, Evelyn Matthei.

Piñera sugirió que su sucesora podría ser la ex mandataria, pero restó dramatismo a que su alianza pierda el poder. Dirigentes de su propio sector, como el presidente del oficialista partido Renovación Nacional (RN), Carlos Larraín, han cuestionado el desempeño de Matthei y calificado su postulación como un "error". Según dijo Larraín el martes último, fue un "error" haber bajado meses atrás la candidatura de Laurence Golborne, por sospechas de corrupción, con lo que estaba cuestionando indirectamente la postulación de Matthei.

El telón de fondo de estas disidencias tiene que ver con la unanimidad de las encuestas realizadas por los principales centros de estudios del país, que dan como amplia ganadora a Bachelet, y ubican a Matthei disputando por el segundo lugar con el independiente Franco Parisi, seguidos de cerca por el Progresista (PRO) Marco Enríquez Ominami.

No está claro aún si Bachelet alcanzará a superar el 50 por ciento de los sufragios, para consagrarse como presidenta electa en primera vuelta. El caso es que los sondeos ubican al gobierno con posibilidades de quedar afuera del ballotage.

Sufragio voluntario. La incertidumbre se debe, en buena medida, a que esta será la primera vez que se utilice el sistema de voto voluntario con inscripción automática en unas elecciones presidenciales, a diferencia del sistema anterior, que obligaba a los votantes a inscribirse en un padrón previo y desde ese momento regía la obligatoriedad. En definitiva, nadie sabe a ciencia cierta cuántos ciudadanos irán a votar este domingo y las especulaciones están a la orden del día.

Una de ellas, la más frecuentada, es hacia dónde iría el voto de los estudiantes, que han tenido un marcado protagonismo durante el gobierno de Piñera. Esto en caso de que voten, porque el sector solía abstenerse de participar de las elecciones. Asimismo, en la derecha, temen que las preferencias contundentes de la ciudadanía a favor de Bachelet en las encuestas, desanimen a los ciudadanos más conservadores a ir a votar.

Por otra parte, las encuestadoras independientes no han publicado sondeos en esta última semana, pero en sus últimos trabajos coincidieron en ubicar a Bachelet ganando con comodidad pero sin consagrarse en primera vuelta. De todos modos, los partidarios de la ex presidenta confían en que proyectando indecisos se llegue a superar ese piso. La independiente Ipso dio los mejores números para el oficialismo: 35 por ciento para la candidata de Nueva Mayoría, seguida por Matthei con el 22 por ciento, Parisi y Enríquez Ominami con un 12 por ciento cada uno. El Centro de Estudios Públicos (CEP), en cambio, dio a Bachelet ganadora con un claro 47 por ciento, secundada por Matthei que alcanzaría un 14 por ciento, y detrás a Parisi, con un 10 por ciento, y Enríquez Ominami con un 7 por ciento.

"El peor resultado". Con este panorama, el diputado y ex líder del Partido Por la Democracia de Chile (PPD), Pepe Auth, dijo que, según sus estimaciones, a partir de estos guarismos, la Alianza derechista "corre el riesgo de conseguir el peor resultado presidencial desde 1964, incluso con candidaturas divididas". La candidata oficialista, según la estimación de Auth, sacaría menos votos que los que obtuvieron Piñera y Joaquín Lavín cuando compitieron por separado (en 2005), es decir no más de un 21 por ciento, versus un 54 por ciento de Bachelet.

Los candidatos, mientras tanto, se preparan para sus respectivos cierres de campaña hoy luego de semanas de intenso trabajo, viajes, debates y polémicas, y en casi todos los casos prevén presentar números musicales populares previos a sus discursos de cierre. Bachelet cerrará hoy por la tarde con lo que se anuncia como un gran acto en el parque de la Quinta Normal de Santiago. Por su parte, Matthei culminará su gira por el país con un cierre de campaña en la ciudad de Chillán, ubicada a 417 kilómetros al sur de Santiago.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS