Edición Impresa

A Central otra vez le fue bien en un amistoso

De a poco Juan Antonio Pizzi va moldeando el equipo que tiene en mente para el arranque del torneo, o bien para lo que será el debut en la Copa Argentina. Ayer lo dejó en claro en el amistoso frente a Coronel Aguirre, en el que Rosario Central se impuso por 6 a 4 al cabo de 80' de juego (se jugaron dos tiempos de 40').

Miércoles 25 de Enero de 2012

De a poco Juan Antonio Pizzi va moldeando el equipo que tiene en mente para el arranque del torneo, o bien para lo que será el debut en la Copa Argentina. Ayer lo dejó en claro en el amistoso frente a Coronel Aguirre, en el que Rosario Central se impuso por 6 a 4 al cabo de 80' de juego (se jugaron dos tiempos de 40'). Para destacar, el esquema hoy parece estar por encima de los nombres. Se trató de un nuevo banco de prueba, tal vez no tan exigente como lo que se vendrá el fin de semana con la Copa Ciudad de Rosario, pero que le sirvió al técnico para tomar apuntes de algunos puntos importantes, como que el equipo mostró una cara convincente a la hora de atacar y otra muy distinta en materia defensiva.

Santiago Biglieri, de muy buena pretemporada, fue el elegido para ocupar uno de los tres puestos en tres cuartos, mientras que la dupla de ataque estuvo compuesta por Medina y Castillejos. Vale resaltar la diferencia de categoría entre un equipo y otro, pero Central funcionó de manera convincente, especialmente de mitad de cancha hacia arriba. En el retroceso hubo algunas falencias, típicas del sistema de juego que se propone.

Biglieri fue el encargado de abrir la cuenta a los 8' entrando por izquierda tras una gran participación de Castillejos. A esa altura ya había habido algunas otras aproximaciones interesantes que no prosperaron.

A los 20' Carrizo, delantero de Coronel Aguirre anotó de penal tras una infracción de Talamonti sobre Marino. Pero Central nunca bajó el ritmo. Por eso rápidamente volvió a marcar la diferencia, especialmente desde lo físico.

Castillejos fue uno de los puntos destacados del equipo. El cordobés aguantó la pelota con mucha categoría tras el centro de Rivarola y dejó la pelota servida para que Ricky Gómez, a los 27', metiera un sablazo terrible que primero dio en el travesaño.

Siete minutos más tarde apareció Ricky Gómez nuevamente en acción. En esta ocasión por el sector derecho.

El remate de Marino (6' del complemento) que rebotó en Talamonti y descolocó a Broun le puso algo de intriga al compromiso, pero cuando Central decidió poner el pie en el acelerador el desequilibrio no tardó en llegar. Así llegó el triplete de Castillejos, quien anotó a los 54', 66' y 68'. El segundo de ellos de gran factura tras una gran habilitación de Medina.

Las falencias del medio hacia atrás volvieron a hacerse presentes con algunas contras de Coronel Aguirre y que terminaron en sendas conquistas de Marino.

Pizzi quiere que sus jugadores se vayan soltando y de eso se trata este tipo de partidos. Igualmente, siempre quedan enseñanzas. Las de ayer deben ser emparentadas con la suficiencia que mostró el equipo cuando se acercó al área de enfrente y con ciertas desatenciones que merecen ser corregidas cuando la pelota iba camino al arco canalla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario