Edición Impresa

A casi un año del debut, los colectivos de Rosario Bus continúan sin trasbordos

En el Concejo volvieron a pedir informes sobre la demora de la concesionaria privada. Según el municipio, el sistema arranca "a fines de 2014".

Jueves 04 de Septiembre de 2014

A casi un año de la implementación del sistema de trasbordo en los ómnibus de las concesionarias estatales Semtur y La Mixta, experiencia calificada como"positiva" por el municipio, en el Concejo volvieron a reclamar a las autoridades que intimen —e incluso sancionen— a la privada Rosario Bus por la demora en incorporarse a la propuesta que apunta a una mayor conectividad entre los distintos barrios de la ciudad. En el Palacio de los Leones aseguraron ayer que la dilación "tiene la razonabilidad de toda adecuación tecnológica" y no obedece a reparos económicos por parte de la empresa de Agustín Bermúdez, que maneja el 50 por ciento de la flota de la ciudad. Y enfatizaron que antes de que concluya 2014 los colectivos de color amarillo adherirán a la iniciativa.

En mayo pasado, el concejal justicialista Osvaldo Miatello había pedido sanciones a Rosario Bus por la demora en el cumplimiento de lo establecido por la normativa vigente. Es que el sistema de trasbordo en los colectivos se puso en marcha el 23 de septiembre de 2013 en La Mixta y la Semtur, pero hasta el momento no debutó en la concesionaria privada (que cuenta con 20 líneas).

Por eso, Miatello (PJ), también integrante de la comisión de Servicios Públicos del Concejo y del directorio del Ente de la Movilidad (EMR), volvió a la carga el lunes con una otra presentación en ese sentido, esta vez acompañado por Héctor Cavallero (PPS). De hecho, el edil sugirió dejar a Rosario Bus fuera de la nueva licitación del transporte urbano de pasajeros (TUP) a modo de castigo.

"Cuando en septiembre de 2013 arrancaron los trasbordos, las autoridades calculaban que dos meses después estarían abarcando a todo el sistema. En mayo hicimos el primer planteo y ahora, como sigue sin pasar nada, lo reiteramos", explicó a La Capital.

Al respecto, la secretaria de Servicios Públicos municipal, Clara García, indicó: "La expectativa es tener a Rosario Bus incorporada a fin de año al sistema de trasbordo. Se está trabajando en ese sentido y tiene la razonabilidad de todas las adecuaciones tecnológicas, que implican un proceso gradual. Como ocurrió con otros cambios ya realizados en el transporte de pasajeros de la ciudad, la decisión fue comenzar con las dos empresas públicas para luego continuar con la privada".

Tras recordar que la Municipalidad propuso "un período inicial y experimental de los trasbordos en las dos concesionarias públicas, razón por la cual la idea es sumarlos a Rosario Bus a fines de 2014", la funcionaria aseguró a este diario que, hasta el momento, "se trata de una experiencia positiva".

Respecto del balance de la utilización del sistema de trasbordo por parte de los rosarinos, Miatello dio cuenta de un magro "7 u 8 por ciento, teniendo en cuenta que la mitad del TUP todavía no lo ha implementado", en alusión a la demora manifestada por Rosario Bus.

En ese sentido, varios conocedores de los pliegues del transporte de pasajeros de la ciudad especularon con que Bermúdez se mantendría reticente a implementar los trasbordos frente a la posibilidad de que no cierren los siempre delicados números de la actividad. Y advirtieron: "El problema no es de Bermúdez sino de los que deben imponer el cumplimiento de las normas".

En la actualidad, el trasbordo le permite al pasajero combinar trayectos entre líneas de la Semtur y La Mixta, cancelando el segundo viaje al 33 por ciento de su valor. El objetivo de la iniciativa es mejorar las conexiones entre distintos puntos de la ciudad.

Una vez cancelada la totalidad del primer viaje, el usuario tiene la posibilidad de acceder a otra línea, abonando la tercera parte del valor de acuerdo a la tarifa vigente.

El trasbordo se puede realizar todos los días del año, las 24 horas. De lunes a viernes, de 6 a 22, y los sábados, de 6 a 14, el tiempo máximo para concretarlo es de 60 minutos. Y el sábado, desde las 14 hasta las 6 del lunes, el lapso para combinar las líneas es de 120 minutos.

Paralelamente, el trasbordo nocturno es de 22 a 6, en días hábiles, sábados y domingos, con un lapso de 120 minutos.

La combinación de viajes es sin restricción de zonas y se aplica a todas las combinaciones entre La Mixta y la Semtur, excepto cancelaciones en la misma línea y bandera.

Se puede cancelar únicamente con la tarjeta sin contacto (TSC), tanto las personalizadas como las que no lo están.

Es posible un trasbordo por tarjeta en cada viaje y no se efectiviza con el pago del pasaje plus. Además, comprende a boletos normales y franquicias estudiantiles.

En su momento, el trasbordo fue presentado como una pieza clave de un "proyecto integral e innovador" de movilidad urbana junto a los carriles exclusivos, la tarjeta sin contacto y los ómnibus articulados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario