Edición Impresa

"12 años de esclavitud" dejó en el camino a astronautas y estafadores

Se trata del tercer largometraje del inglés Steve McQueen. Se impuso a las favoritas "Gravedad" y "Escándalo americano".  

Lunes 03 de Marzo de 2014

"12 años de esclavitud" obtuvo el máximo logro de la noche de los Oscar y se coronó con la estatuilla a mejor película. El filme de Steve McQueen, que apenas había ganado otros dos Oscar sobre las nueve nominaciones que tenía, recibió el premio en medio de una ovación de los presentes, cuando eran las 2 de la madrugada de hoy.

"Gravedad", de Alfonso Cuarón, que se llevó siete de los 10 Oscar por los que competía, no pudo alzarse con el de mejor película. En cambio, obtuvo el de mejor dirección, fotografía, edición, música original, edición de sonido, mezcla de sonido y efectos visuales.

McQueen, no podía hilvanar sus palabras cuando recibió el Oscar, acompañado de Brad Pitt, el productor. Cuando se serenó, McQueen agradeció a "la historiadora, que se encargó de preservar la obra de Solomon Northup", autor de la autobiografía en la que se basa el filme.

Alfonso Cuarón obtuvo su premio a mejor dirección, superando a McQueen, quien de ser ganador, se hubiese convertido en el primer realizador negro en la historia de los Oscar en alzar la estatuilla. "Como cualquier otro emprendimiento humano, hacer una película es una experiencia transformadora, y por suerte fue así, porque tomó tanto tiempo hacerla que hubiese sido un desperdicio", dijo el director mexicano, quien compartió el premio con Sandra Bullock, actriz protagónica que se fue con las manos vacías al perder el premio en manos de Cate Blanchett.

La protagonista de "Blue Jasmine" levantó al auditorio cuando fue designada mejor labor protagónica femenina. "Siéntense que están muy viejos para estar de pie", dijo al mejor estilo de Ellen DeGeneres, la singular conductora de la ceremonia en el tradicional teatro Kodak de Los Angeles.

Mattheu McConnaughey también recibió una ovación cuando ganó su estatuilla. "Dallas Buyers Club", a la postre, se convertiría en la segunda película con más Oscar, ya que ganó tantos como el de la mejor película, y obtuvo además el de actor de reparto (Jared Leto) y el de maquillaje y peinados.

Robert De Niro y Penélope Cruz entregaron los Oscar correspondientes a mejores guiones. El de guión adaptado fue para "12 años de esclavitud", en apenas la segunda estatuilla de la que sería la mejor película, cuando el reloj ya se acercaba a la 1.30 de la madrugada. En tanto, el de guión original fue para "Ella", el único premio que se llevó entre las cinco nominaciones.

El Oscar de Lupita Nyong'o fue la primera alegría de la noche para "12 años de esclavitud". La bella morena se dio el gusto se ganar como mejor actriz de reparto y subirse al podio para dejar sin nada a Jennifer Lawrence, Julia Roberts, June Squibb y Sally Hawkins.

El dato llamativo fue que cinco de las nueve películas nominadas a mejor película no se llevaron un sólo Oscar: "Escándalo americano", "Capitán Phillips", "El lobo de Wall Street", "Nebraska" y "Philomena". Y lo más significativo fue que "Escándalo americano" picaba en punta entre las ganadoras, ya que aspiraba a diez estatuillas.

La 86º edición de los Oscar se celebró anoche en Los Angeles en medio de una gran expectativa y ante las mayores celebridades de la industria de Hollywood. Jared Leto, el transformista de "Dallas Buyers Club", se llevó la estatuilla por mejor actor de reparto y le dedicó el premio a la lucha de Venezuela y Ucrania, y, en un plano más íntimo, a su madre y a su hermano.

Ellen Degeneres fue la presentadora ideal, por irreverencia y por animarse a romper una estructura tan armadita como la de los Oscar. Ella se burló de todos y cada uno de los presentes, y lo hizo con tanta gracia que fue ovacionada por las estrellas. "Entre todos han hecho 14 mil películas y también entre todos asistieron seis años la universidad. ¿Amy Adams, fuiste a la universidad? No, bueno, pero estás en dos películas nominadas", dijo la blonda conductora al tiempo que el Kodak Theatre de Los Angeles era una sola carcajada.

"Mucho ha cambiado desde entonces. En 2007 estuvieron nominados Meryl Streep, Leonardo di Caprio, Cate Blanchett, Martin Scorsese. Mucho ha cambiado", dijo, mencionando a parte de las estrellas que anoche también peleaban por una estatuilla, en comparación a su debut como conductora.

Concurrieron celebridades de la talla de Bono, Meryl Streep, Leonardo Di Caprio, Jim Carrey, Brad Pitt y hasta la mismísima Liza Minelli.

El primero en recibir la estatuilla fue Jared Leto, por su querible Rayon. Irreconocible, con larga cabellera y barba, el sorprendente personaje de transexual de "Dallas Buyers Club" obtuvo, quizá, uno de los Oscar más previsibles y esperados de la ceremonia. Leto, acompañado de su madre y de su hermano, les dedicó el premio a ambos, pero hizo especial mención en su madre. "En 1991, una chica adolescente de Louisiana abandonó la secundaria porque estaba embarazada, y al tiempo fue una madre soltera. Esa chica es mi madre y está aquí esta noche, quiero decirte mamá, gracias por enseñarme a soñar", indicó el actor, quien también hizo referencia a los pueblos de Venezuela y Ucracia "porque ellos están luchando y nosotros estamos aquí".

"La grande bellezza" se llevó la estatuilla como mejor película extranjera, una merecida distinción para el filme de Paolo Sorrentino. "Agradezco a Federico Fellini, Martin Scorsese y Diego Armando Maradona por ser fuente de inspiración", dijo emocionado el realizador, acompañado del protagonista Tony Servillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS