Edición Impresa

0800-sabotaje para denunciar los "planes desestabilizadores"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sigue sorprendiendo a propios y ajenos con sus insólitas medidas. Ahora creó una línea telefónica para denunciar a los miembros de la "derecha fascista" y la "burguesía amarilla" que perjudiquen los intereses del país. El número será 0800-sabotaje (0800-72268253). "A partir del lunes, como parte de las medidas especiales contra la guerra económica, la guerra eléctrica que desató la burguesía amarilla, la derecha fascista contra el país, hemos activado un centro de información para que en tiempo real ustedes nos hagan llegar denuncias", anunció el jefe de Estado por cadena nacional.

Sábado 14 de Septiembre de 2013

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sigue sorprendiendo a propios y ajenos con sus insólitas medidas. Ahora creó una línea telefónica para denunciar a los miembros de la "derecha fascista" y la "burguesía amarilla" que perjudiquen los intereses del país. El número será 0800-sabotaje (0800-72268253). "A partir del lunes, como parte de las medidas especiales contra la guerra económica, la guerra eléctrica que desató la burguesía amarilla, la derecha fascista contra el país, hemos activado un centro de información para que en tiempo real ustedes nos hagan llegar denuncias", anunció el jefe de Estado por cadena nacional.

Inspecciones. Pero la medida de fondo es la creación de un consejo de Estado que enfrentará lo que considera un sabotaje económico de líderes empresariales vinculados a la oposición, a quienes acusa de crear una escasez artificial de productos. A partir de la próxima semana, inspectores del llamado Organo Superior de la Economía comenzarán a visitar empresas privadas, almacenes y firmas de transporte que participan de la cadena de distribución de alimentos y bienes de consumo, anunció el mandatario.

El país petrolero ha enfrentado en meses recientes escasez de productos de consumo como harina de maíz y papel higiénico, lo que críticos del gobierno atribuyen a un engorroso sistema de control cambiario que limita las importaciones.

El presidente dijo que cualquiera que sepa de irregularidades podrá llamar a una línea telefónica dedicada. Según Maduro, líderes opositores han tenido reuniones en Venezuela y en el extranjero con el objetivo de limitar el suministro de alimentos y reducir el número de vehículos de carga, como parte de una conspiración para desestabilizar el país. Los críticos de la gestión de Maduro rechazan las acusaciones y consideran que está evadiendo su responsabilidad por los problemas que crea el rígido sistema de regulación a las empresas. El nuevo consejo de Estado se suma a dos organizaciones de protección del consumidor que han hecho cumplir estrictamente controles de precios que empresarios dicen que a veces les obligan a vender bajo los costos de producción.

Productos colombianos. Maduro anunció el jueves que su gobierno comprará a Colombia productos de consumo masivo por 600 millones de dólares, con el propósito de combatir el desabastecimiento alimentario que se agudizó en los últimos meses. El gobernante indicó que habló con su colega Juan Manuel Santos para reiterarle su interés de mejorar la cooperación económica. Maduro agregó que pidió ayuda a su colega colombiano para garantizar a Venezuela un abastecimiento "absoluto de todos los productos y el abastecimiento de una poderosa reserva de tres meses que se verá consolidada".

Venezuela enfrenta una inflación acumulada del 32,9 por ciento en los primeros ocho meses de este año y el índice de escasez llegó al 20 por ciento, cuando lo normal era del 5 por ciento. La situación actual es que de cada 100 productos en el mercado escasean o faltan 20 de ellos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario