Economía

Zanella mira de cerca a Santa Fe

La tradicional fabricante de motos está interesada en instalar una planta en la provincia para producir pequeños camiones

Domingo 17 de Diciembre de 2017

La provincia de Santa Fe es una de las tres regiones que la empresa Zanella tiene en la mira para instalar una nueva planta, pero no para fabricar motos sino pequeños camiones de carga. Las otras dos candidatas son Córdoba y Buenos Aires, aunque el gobierno santafesino muestra un fuerte interés en atraer la inversión a estas tierras. "Con el Ministerio de la Producción estamos contacto porque nos quiere ayudar a abrir esta nueva fábrica", señaló el presidente de la firma, Walter Steiner.

El empresario comentó que en menos de un año se lanzará al mercado el Ztruck, un pequeño camión con una capacidad de carga de 850 kilos. Su diseño es un clon del Freedom Minitruck chino, desarrollado por la empresa Jingdezhen Changhe Automobile Technology y que ya se vende en otros países de la región, como Uruguay. Zanella adquirió la licencia del Freedom Minitruck y está en condiciones de producirlo gracias a un decreto presidencial para ser reconocida como terminal automotriz, que venían reclamando desde hace cuatro años.

En principio la producción arrancará en la planta que la empresa posee en Mar del Plata y que fue instalada expresamente para la fabricación del pequeño utilitario, pero que debido a las dilaciones burocráticas terminó destinándose a la fabricación de motos. "Tenemos un año solamente antes que se venza el decreto para estar listos con el producto en el mercado", advirtió Steiner y estimó que en los próximos 6 a 7 meses el Z-Truck ya estará en la calle.

"Una vez que arranque la producción, tengamos un mercado y cierto volumen de producción, estamos pensando en tener una fábrica más grande en Santa Fe, Buenos Aires o Córdoba, que es donde hay autopartistas y por lo tanto es más conveniente", comentó el presidente de Zanella, que estuvo recientemente en Rosario con motivo de acordar instrumentos de financiación con el Banco Municipal.

Horas antes el directivo encabezó en la vecina ciudad de Victoria un encuentro de concesionarios de Entre Ríos y Santa Fe para "hablar con ellos y escucharlos. Ver cómo cerramos el año, en qué fuimos fuertes, qué productos hemos lanzado y cómo hacemos el próximo año. Es importante escuchar a nuestros clientes, saber qué necesitan y ver si el camino que tenemos previsto es el correcto", señaló Steiner. A este encuentro, al que asistieron al menos 40 concesionarios y varios representantes de financieras, le precedieron otros similares en Tucumán, Corrientes y Buenos Aires.

De las reuniones "la conclusión unánime es que estamos muy contentos porque este año el rubro creció como ningún otro: 45% y Zanella en particular, un 70%. Estamos cerrando 2017 con 140 mil motos producidas y vendidas, lo cual representa un récord histórico para la empresa", remarcó.

Tal crecimiento es atribuible a que "este año, desde el punto de vista económico, fue bueno. Lo que más ayuda a la moto es que su precio aumentó mucho menos que los salarios. Hace pocos años uno tenía que ahorrar dos o tres salarios para comprarse una, mientras que hoy cuesta casi un sueldo. La financiación ha logrado ser más amplia, con más cuotas y de menor monto: hoy por menos de mil pesos ya se puede comprar una moto a sola firma", explicó.

Otro factor que destacó el presidente de la firma es la situación del transporte público, que "en muchos lugares no llega y donde llega se quita el subsidio, por lo que sale más caro ahora trasladarse en un micro que pagar una cuota de una moto, que a su vez le da al usuario más individualidad".

Perspectivas

Para Steiner el próximo año el rubro va a continuar la tendencia de crecimiento, que estimó en un 25%. "Bajará un poco (respecto de 2017), pero sigue siendo alto. Esto significa que la moto que este año cierra con 700 mil unidades para Zanella, va a subir tal vez a más de 850 mil", vaticinó.

En la proyección nacional, el empresario comentó que el gobierno convocó a terminales y los gremios metalúrgicos Smata y UOM, para firmar un compromiso tendiente a vender más cantidad de motos y autos, en lo que se conoció como el plan "Un millón". Eso "necesita el apoyo de todos porque nosotros tenemos que invertir, el gremio ayudar en la productividad para tener un costo más bajo y el gobierno ayudar con la macroeconomía", señaló el presidente de Zanella.

La iniciativa contempla además la integración de partes nacionales en el ensamble, que hoy es casi nula."Tienen un buen plan para ello porque van a bajar de nuevo los aranceles para los que fabrican nacional y los que las integran, es muy buen movimiento", valoró Steiner. En ese sentido, recordó que firma que preside fue la única que supo fabricar incluso hasta el motor de los vehículos. "Lamentablemente no fuimos competitivos frente a los chinos que fabricaban millones y tuvimos que reducir cada vez más los componentes hasta casi nada".

En ese sentido, el empresario consideró como "muy positiva" la política de apertura de importaciones del gobierno macrista. "Antes tenía mercadería por dos años en el puerto y a la primera semana de asumir el gobierno de Macri ya la tenía en la fábrica. Hoy no nos faltan los dólares para pagar las importaciones y no las restringen. Por eso podemos ser más eficientes y el precio de la moto no aumenta tanto", evaluó.

De todas maneras "lo que hay que ver es que no pase como ocurrió en su momento cuando hubo como 200 importadores de motos y cuatriciclos. Por eso el gobierno en este plan hizo una protección para el fabricante nacional para que pueda producir tranquilamente, aunque sabemos que el costo de fabricación nacional en argentino es más alto que en China". Es que "antes la moto terminada y las partes tenían el mismo arancel. Entonces el gobierno aumentó el arancel de la primera y lo bajó para los que fabrican. Con esta diferencia tenemos asegurada la cobertura del costo de producción".

Actualmente Zanella produce motocicletas ensambladas 100% con partes importadas. Posee cuatro plantas en Caseros (Buenos Aires), San Luis capital, Mar del Plata y Cruz del Eje en Córdoba. En total, emplea a 540 trabajadores y "estamos añadiendo permanentemente personal porque ampliamos las fábricas. Ahora estamos necesitando 50 empleados más", señaló el directivo.

A la hora de exportar el gobierno "también nos quiere apoyar. Brasil es el más grande de América Latina y un mercado interesante para nosotros, porque muchos de los estados del sur están más cerca de nuestras fábricas que de las de Manaos. Pero hay una asimetría total: los brasileros pueden venir acá sin pagar ningún arancel o impuesto y cuando nosotros queremos exportar ahí, tenemos todo tipo de impuestos", renegó el empresario, e instó al gobierno a "luchar" para revertir esa desventaja.

Más allá de los obstáculos para exportar, Steiner destacó que el fuerte de su empresa y del rubro está en el mercado interno. "Los economistas hablan de un crecimiento para el próximo año del 3 al 5% y siempre cuando hay crecimiento, la moto crece más que el PBI". Además, "el dólar se estabilizó y esto significa que al fin del próximo año llegaría a los 20 pesos. Esto significa que seguramente la inflación va a ser mayor que la suba del dólar y para el cliente, en otras palabras, significará que su salario va a crecer más que el precio de la moto", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario