Economía

YPF y Axion se sumaron al aumento del combustible

Las petroleras subieron ayer los precios de las naftas entre 9,5 por ciento y 12 por ciento por el incremento del costo de producción a causa de la devaluación

Miércoles 05 de Septiembre de 2018

Las empresas YPF y Axion aumentaron ayer los precios de sus combustibles entre 9,5 por ciento y 12 por ciento como consecuencia de la suba del costo de producción por la devaluación del peso. La petrolera estatal incrementó un punto menos las naftas en el interior del país que en Buenos Aires, donde históricamente el precio es mucho más barato.

YPF ya había aumentado sus precios hasta un 2,5 por ciento el sábado pasado, el mismo día en que Shell anunció un incremento de 12 por ciento, con la diferencia de que esta segunda petrolera ya sumó a su ajuste el impacto por la devaluación del peso frente al dólar estadounidense, moneda con la que se pagan las importaciones de crudo.

La justificación fue un nuevo incremento en el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC) y la suba en los precios de los biocombustibles con los que las petroleras cortan las naftas y el gasoil. Ese valor lo fija el ahora secretario de Energía, Javier Iguacel.

El precio de las naftas ya acumula casi el 40 por ciento en lo que va del año. También crece la cantidad de estaciones de servicio con banderas de Axion y Petrobras que no aceptan pago del combustible con tarjetas de crédito.

Ahora, la nafta premium en Axion y en Shell se vende a 43,25 pesos, en YPF cuesta 42,08 y en Petrobras la cifra asciende a 42,50 pesos.

La semana pasada, el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios, Garages y Afines de Rosario (Cesgar), Daniel Giribone, había anticipado que el impacto de la última y violenta corrida cambiaria se traduciría esta semana en aumentos.

Escalada de aumentos

El titular de Cesgar explicó que el precio del combustible tiene tres componentes: el valor del producto (un referente internacional: el crudo del Brent), los impuestos internos y la paridad con el peso. "No sé qué variable toman las petroleras de todo esto para establecer el precio final que ellos nos sugieren que vendamos: estamos atados de pies y manos según lo que ellos decidan", indicó.

Por otra parte, el dirigente manifestó la preocupación del sector que representa ante las ventas con tarjetas de crédito, "porque si bien tenemos una alta venta y el abastecimiento es normal, utilizar este sistema frente a esta situación no conviene".

"Uno sabe que está perdiendo porque vendemos un producto con un margen muy pequeño de utilidad, frente a un aumento que a lo mejor puede superar ese margen, con lo cual estamos, en el mejor de los casos, cambiando la plata", señaló.

"Cuando uno paga con tarjeta en cualquier local, el precio es diferenciado respecto al pago contado. Si nosotros hacemos eso nos castigan porque el precio está fijado por las petroleras. Cobrar a los 28 días corridos un producto que nosotros incluso estamos pagando por anticipado, en este contexto y con las tasas de interés que tenemos, nos resulta altamente perjudicial", renegó.

El incremento de los combustibles presiona sobre los precios. El economista Orlando Ferreres estimó que la inflación llegará al 40 por ciento anual en dos meses.

Inflación

Luego del shock devaluatorio, en los próximos días se presentará una nueva estimación del cálculo de inflación para fin de año, y Ferreres anticipó: "Por lo menos va a llegar al 39 o 40 por ciento, en dos meses".

Por otro lado, el Centro de Estudios Económicos (CEE) estimó que la inflación de agosto se ubicó en 3,6 por ciento y, de ese modo, la variación interanual trepó al 31,7 por ciento.

De acuerdo con esta misma medición, entre enero y agosto, la inflación acumulada llegó al 23 por ciento y la medición núcleo se ubicó en 3,7 por ciento mensual, evidenciando una expansión de 26,6 por ciento interanual.

"Tal como se preveía, la inflación de agosto volvió a posicionarse en niveles superiores al 3 por ciento. Esta dinámica estuvo principalmente provocada por la depreciación del peso y por fuertes subas en las categorías de regulados", sostuvo la consultora.

En cuanto a los bienes que están más ligados a la evolución del dólar, volvió a destacarse el aumento del rubro de alimentos y el de transporte y comunicaciones, debido a la nueva ronda de aumentos en los combustibles y en el transporte público, al tiempo que la suba autorizada de 7,5 por ciento en el servicio de medicina prepaga impulsó al alza el capítulo de salud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario