Economía

YPF operará Oil Combustibles por dos meses con opción a compra

A cambio de un canon, abastecerá las estaciones y explotará el puerto de San Lorenzo, pero no incluyó la reactivación de la refinería.

Sábado 02 de Junio de 2018

El juez comercial Javier Cosentino decidió ayer que YPF quede a cargo de la operación de la petrolera Oil Combustibles por los próximos dos meses y le otorgó prioridad de compra cuando se resuelva el traspaso definitivo. La petrolera estatal pagará un canon mensual de 3,3 millones de dólares para explotar el puerto y abastecer la red de estaciones de servicio de la marca. El plan no incluye reactivar la refinería, aunque sí contribuir técnicamente a su mantenimiento para evitar riesgos ambientales.

La firma tampoco asume un compromiso para mantener las fuentes laborales. No obstante, desde el sector gremial se señaló que en lo inmediato están garantizados los sueldos y no se descarta que en el proceso definitivo de venta se pueda reflotar la producción de crudo y mantener todos los empleos.

Luego del análisis de las ofertas realizadas por Trafigura, Petroil, Lukoil e YPF Dapsa, el magistrado priorizó el valor del canon que ofreció esta última y el hecho de que esté valuado en dólares. Aclaró que "lamentablemente ninguna de las participantes asume con fondos propios el empleo de la totalidad de los trabajadores", detalló el magistrado en el fallo de 17 páginas que emitió ayer.

El dirigente del Sindicato Unico Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh), Héctor Brizuela, admitió que "es un momento crítico", pero valoró que los trabajadores tengan "un horizonte" a partir de que una empresa se haga cargo de la operación de la planta. El primer paso es que se garantiza el cobro en tiempo y forma de los salarios.

Desde el gremio valoraron las consideraciones del magistrado sobre los aportes que realizó la cooperativa que conformaron los trabajadores para intentar gestionar la refinería. También destacaron que serán tomados como actor de consulta.

En se marco, no resignaron el reclamo por la reactivación de la refinería, más allá de que no esté contemplada en la resolución. Apostaron a la intervención política del gobierno provincial para lograrlo. "No seremos espectadores", dijo Brizuela.

En su resolución, Cosentino adjudicó a Destilería Argentina de Petróleo SA (Dapsa) e YPF SA la gestión de la empresa Oil Combustibles. Estas firmas "garantizan el abastecimiento de la totalidad de la red de estaciones de bandera Oil con combustibles de calidad, tomando a su cargo el riesgo de la operación comercial".

También asumen la explotación "para sus propias actividades y/o de terceros, de la totalidad de los activos logísticos en la terminal portuaria". Además, reprocesarán sin costo "los stocks de combustible en sus instalaciones, a fin de colocarlos en condición comercial".

Dapsa e YPF contribuirán técnicamente con el mantenimiento de la planta para evitar cualquier riesgo ambiental aunque expresamente detallan que "no asumirán la responsabilidad". La reactivación de la refinería no está incluida en la propuesta.

El canon que este grupo pagará para gestionar Oil será de 3,3 millones de dólares por mes. Esto permitirá pagar los sueldos de todos los trabajadores, una situación que no estaba prevista en las otras propuestas.

A criterio del juez, la oferta superó a las realizadas por Trafigura, Petroil y Lukoil , así como la efectuada por la cooperativa de trabajadores de la refinería de San Lorenzo. Sin embargo, ponderó el interés laboral de Petroleros Santafesinos Ltda, en reiteradas oportunidades, y dejó abierta la posibilidad de "colaboración y eventual consulta" con los trabajadores.

"La quiebra continúa, se abre un proceso de venta que se daría en cuatro o cinco meses y el futuro de los trabajadores se va a resolver en este tiempo" , detalló Brizuela, aunque aclaró que el objetivo del Supeh es que la refinería se reactive. "El gobierno provincial tiene que intervenir, no podemos darnos el lujo de perder una actividad estratégica para el cordón industrial", dijo el dirigente y también asesor letrado de los trabajadores.

El juez dejó en claro que el canon y el tipo de moneda en el que fue expresado fueron determinantes en su decisión. "El pago previsto dentro de los cinco primeros días del mes de vencimiento en lo que se ha denominado moneda dura garantiza la actualización del valor real del canon", indicó el juez.

También el juez destacó en un apartado del fallo la situación laboral. Y al respecto indicó que "pese a los esfuerzos del juzgado y de los funcionarios actuantes en la quiebra, no se observa que aquellas expectativas (preservar las fuentes de trabajo) estén resguardadas mediante los distintos ofrecimientos".

Ante el hecho de que "lamentablemente ninguna de las participantes asume con fondos propios el empleo de la totalidad de los trabajadores (...) la variable que debe sopesarse no es otra que el canon que ingresará a las arcas de la fallida (Oil), con lo cual podrán atenderse las indemnizaciones", indicó Cosentino.

En la compañía que pertenecía al empresario Cristóbal López, trabajan algo más de 300 empleados, de los cuales 130 pertenecen al área de la refinería.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario