Economía

Wall Street zafó de la caída porque espera baja de tasas

Las Bolsas de Asia y Europa fueron las más golpeadas durante una jornada en la que los mercados se movieron con cautela y expectativa frente a tres acontecimientos clave: el discurso del presidente de Estados Unidos, George W. Bush sobre el Estado de la Unión (comenzaba a la medianoche argentina), la cumbre de jefes de Estado europeos...

Martes 29 de Enero de 2008

Las Bolsas de Asia y Europa fueron las más golpeadas durante una jornada en la que los mercados se movieron con cautela y expectativa frente a tres acontecimientos clave: el discurso del presidente de Estados Unidos, George W. Bush sobre el Estado de la Unión (comenzaba a la medianoche argentina), la cumbre de jefes de Estado europeos y la sesión de reuniones del comité de política monetaria de la Reserva Federal estadounidense, que entre hoy y mañana podría decidir una nueva reducción de la tasa de interés. Esta última especulación fue la que más pesó en el ánimo de los operadores de Wall Street, cuyos índices cerraron en alza a pesar de nuevos datos negativos sobre la evolución de la economía en el país del norte. En sintonía, recuperaron las plazas de América latina.
  Esta semana será agitada en materia de política económica, dentro de las grandes potencias. Mientras la FED se apresta a reducir nuevamente las tasas de interés para alejar las expectativas sobre una recesión en Estados Unidos, se espera que la cumbre de los líderes de Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia que se reunirán hoy en Londres den su respaldo a la política de los bancos centrales de Europa e Inglaterra de mantener en sus actuales niveles el costo del dinero para evitar expectativas inflacionarias.
  Las Bolsas fueron fiel reflejo de estas estrategias divergentes. Londres y París operaron a la baja en el día de ayer, durante una jornada en la que también se fortaleció el euro. Poco antes, los mercados asiáticos habían cerrado volátiles, con mayoría de bajas como en los casos de Tokio y Hong Kong.
  Los mercados neoyorquinos, en cambio, cerraron con signo positivo, fundamentalmente por la expectativa de las decisiones que tomará la FED. La esperanza de una nueva inyección de liquidez por parte del organismo que conduce Be Bernanke superó las malas noticias corporativas y económicas. Entre las primeras, los resultados positivos, pero menores a los esperados, de la cadena Mac Donald’s. Entre las segundas, los malos datos del sector inmobiliario.
  Según el gobierno, la venta de casas en Estados Unidos se redujo 26% en 2007 respecto de 2006, mientras que los precios de los inmuebles sufrieron una caída del 10% en diciembre del año pasado, la baja más fuerte desde 1970. Esos números hablan de un proceso de liquidación de stocks que no encuentra contraparte en la demanda. De todos modos, el Dow Jones subió 1,45%.
Buenos Aires. La tendencia fue seguida en América latina. La Bolsa porteña revirtió ayer un comienzo negativo y finalizó con una mejora del 1,06% en el índice Merval, pero el apenas discreto volumen de negocios ($ 51 millones) puso al descubierto la cautela con que se están moviendo los inversores.
  Los operadores reconocen que por ahora toda alza de los precios se corresponde sólo con un rebote, por lo que toda suba se está tomando entre los más experimentados como una oportunidad de venta.
  De manera que nadie se atreve a asegurar si el mercado está en condiciones de recuperar terreno perdido, más cuando todos los movimientos están emparentados con lo que ocurre en el exterior.
  “El mercado sigue operando con mucha incertidumbre en el corto plazo y estos días estarán cargados de información sobre la marcha de la economía norteamericana”, opinó un corredor de Bolsa.
  “El mercado estará atento a ver si los indicadores convalidan el mayor pesimismo que se instaló en las últimas semanas”, señala uno de los informes más consultados en la city porteña.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario