Economía

"Villa Constitución es una ciudad que vive de la metalurgia, dependemos mucho de Acindar"

El secretario general de la UOM de esa ciduad, Héctor Ibarra, se refirió a la situación de al menos cinco trabajadores despedidos y dijo que la empresa "sigue firme en su postura, no acusa el golpe"

Viernes 03 de Julio de 2015

 El secretario general de la UOM de Villa Constitución, Héctor Ibarra, dijo que la empresa Acindar -que despidió a cinco trabajadores cuyos contratos finalizaron- "sigue muy firme en su postura y no acusa el golpe", al tiempo que advirtió que la medida de fuerza que llevan adelante en la planta "se mantendrá si no hay respuestas positivas".

 En declaraciones radiales esta tarde desde la sede Rosario del Ministerio de Trabajo, Ibarra señaló que "estamos en un cuarto intermedio en el Ministerio de Trabajo, en Rosario, y ahora ingresaremos para ver si alguna de las propuestas que hicimos puede ser viable. Por el momento la planta sigue totalmente parada y acabamos de enterarnos que la empresa mandó a apagar los hornos de dos laminadores y eso se convierte en otra preocupación porque significa dos días más de parada"

Sobre cómo había comenzado el conflicto, el sindicalista dijo por LT3 que "no es tan fácil explicarlo, pero arrancaron con 5 compañeros que vienen con contratos desde hace mucho tiempo dejándolos afuera. Pero ese no es el problema porque la ley los ampara para eso. Hubo una reacción de la gente y al otro día mientras se realizaba una asamblea para pedir una mesa de negociación por esos compañeros, la empresa les impidió el ingreso a la planta a otros tres compañeros y a la noche ya eran seis. Allí el conflicto se agudizó".

"Nosotros llevamos una propuesta de una semana de paz para ver si podíamos recomponer la situación -amplió Ibarra-, pero Acindar no dejaba que los compañeros ingresaran a la planta. Y es muy difícil para un sector trabajar con seis compañeros afuera. Porque uno convive más con ellos que con la familia. La decisión de la asamblea fue sostener la parada, venir hoy al Ministerio y ahora estamos esperando el fin del cuarto intermedio".

Sobre cuáles eran los argumentos de la empresa para despedir trabajadores indicó lacónicamente: "Que son finalizaciones de contrato y que la ley los ampara. No se habla de mal desempeño de la gente ni merma de la producción".

Ibarra amplió luego que "esta es una ciudad que vive netamente de la metalurgia. Somos "acindardependientes", dependemos mucho de la empresa. Entonces nuestro grado de responsabilidad es mucho más grande, no sólo por nuestros compañeros sino también por la ciudad. Sabemos que si la planta sigue sin producir se van a ir quedando sin materia prima las planta de Rosario y la de San Nicolás. Pero evidentemente la decisión de la empresa de llevar esto adelante está. No sabemos bien por qué, porque son apenas cinco contratos".

Y sobre la posición de la empresa fue contundente: "Muy firme de seguir en esta condición, no acusa el golpe".

Por último se le preguntó cómo continuaba la situación si la empresa no modificaba su postura y al respecto señaló que "la decisión de la asamblea fue unánime diciendo que había que seguir con la medida. Hoy a las 22 vamos a hacer otra asamblea general y evaluaremos la respuesta que nos den ahora".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario