Economía

Vidal subirá 38 por ciento el inmobiliario urbano y rural

La gobernadora de Buenos Aires elevó el proyecto de presupuesto a la Legislatura. Quejas de las entidades agropecuarias.

Martes 06 de Noviembre de 2018

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, elevó ayer el proyecto de presupuesto 2019 y el de ley impositiva, en el cual propone un aumento de 38 por ciento en el impuesto inmobiliario rural y urbano que aumenta por segunda vez consecutiva en esa provincia, aunque dispondrá de una reducción del impuesto a los ingresos brutos.

La decisión de la gobernadora bonaerense fue duramente cuestionada por las entidades agropecuarias. Ayer el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, advirtió que "el campo bonaerense estará muy complicado" si el presupuesto que enviará hoy (por ayer) la gobernadora María Eugenia Vidal a la legislatura provincial establece un incremento del 40 por ciento en el impuesto urbano y rural.

"Estamos con amplias expectativas, porque sabemos que si el incremento llega al 40 por ciento, la situación del campo se tornaría crítica, hay un gran impacto inflacionario, somos conscientes de eso, por eso esperamos que la suba no llegue a esa cifra", dijo el dirigente ruralista.

Vidal aseguró que el proyecto de presupuesto está a tono con el cumplimiento del consenso fiscal, firmado por la Nación y las provincias, que exige "no incrementar el gasto corriente en términos reales y reducir impuestos distorsivos como Ingresos Brutos y Sellos".

De acuerdo a los datos preliminares del proyecto, la suba del impuesto inmobiliario rural y urbano se recaudarían unos $8.000 millones: $2.800 millones al sector rural, al que se le prevé eximir de unos $2.500 millones con la baja de la alícuota del gravamen sobre los Ingresos Brutos y al urbano se destaca que el aumento promedio para 3 de cada 4 contribuyentes en el cargo mensual a partir de enero será de $63, con un máximo de $99 para el 25 por ciento restante.

La decisión que tomó Vidal podría también replicarse en el resto de las provincias que suscribieron el pacto fiscal en 2017, entendimiento en el cual se preveía una reducción progresiva de los llamados impuestos sobre la actividad económica como ingresos brutos, a cambio de reemplazar esos ingresos por los tributos vinculados con la riqueza o la ganancia, como el caso del inmobiliario o bienes personales.

Santa Fe analiza cambios

En ese sentido, el gobierno de Santa Fe analiza por estas horas una actualización del inmobiliario rural y urbano, de cara a la definición del proyecto de presupuesto 2019 que aún está en ejecución para elevar a la Legislatura, con la intención de que el tributo "no se retrase en términos reales", en un contexto de una economía inflacionaria.

Así lo confirmó el propio ministro de Economía, Gonzalo Saglione, en una entrevista con La Capital, en la cual detalló que en la provincia "nos debemos una discusión sobre cómo se modifican los montos del impuesto inmobiliario, tanto urbano como rural para el próximo ejercicio, en una economía fuertemente inflacionaria".

Según detalló el funcionario, en 2018 el aumento del impuesto inmobiliario estuvo entre 25 y 30 por ciento respecto de 2017 para propiedades de menor y mayor valor respectivamente y este año estamos teniendo una inflación estimada en un piso del 45 por ciento", con lo cual "evidentemente perdió entre 15 y 20 puntos porcentuales respecto de la inflación", dijo.

Esa decisión está siendo analizada por estas horas en el marco de la Comisión de Análisis Fiscal que funciona en la provincia desde el año 2016.

Así lo confirmó ayer el secretario de Finanzas e Ingresos Públicos de Santa Fe, Pablo Olivares, quien explicó que "el aumento tributario (del inmobiliario) como se viene haciendo desde hace mucho en la provincia no necesariamente va a estar atado al revalúo fiscal que propone el gobierno nacional".

"El avalúo va a requerir un trabajo consensuado, prudente, a nivel federal, que seguramente llevará todo el año que viene", dijo en alusión al anuncio del gobierno de Macri sobre la valuación de los inmuebles en todo el país en forma homogénea.

En cambio, Olivares indicó que en materia de impuesto inmobiliario "no es bueno que se retrase en términos reales", y señaló que el gobierno santafesino viene adoptando un criterio de "prudencia", en cuanto a saber cual es el marco de posibilidades del contribuyente, pero también "prudencia respecto de la responsabilidad en las políticas de Estado en materia de ingresos".

"Estamos en el último año de gestión y si pensáramos con estricta conveniencia o egoísmo político podría hacerse lo que muchas veces se hizo que fue decidir no aumentar impuestos", dijo, pero consideró que esto es un acto de "irresponsabilidad" hacia los próximos gobiernos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});