Economia

Vicentin: la Afip consideró "simulada" la venta de las acciones de Renova

La delegación Santa Fe del organismo presentó un escrito a la Cámara Civil y Comercial de Reconquista. Habla de "simulación o fraude" y pide el embargo preventivo del monto recibido

Jueves 20 de Mayo de 2021

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) volvió a poner la lupa sobre Vicentin. La delegación Santa Fe del organismo realizó una presentación el martes ante la Cámara Civil y Comercial de la ciudad de Reconquista, denominada técnicamente “memorial de agravios”, en el que profundiza su investigación sobre la hipotética venta del 16,6% de las acciones que la agroexportadora tenía Renova a la firma Renaiscco BV, controlada por Glencore, veinticuatro horas antes de la cesación de pagos. Lo hace para responder al pronunciamiento del juez del concurso Fabián Lorenzini, y con la intención que investigue el tema.

Por otra parte, pide “la inhibición de la titularidad de acciones de Vicentin Saic en Renova y el embargo preventivo sobre los montos recibidos por dicha operación”, al tiempo que “intima” a la Sindicatura del concurso a “iniciar acciones por la simulación de venta del 16,67% de Renova SA por parte de la concursada”.

Por otra parte, hoy la Comisión de Seguimiento del Caso Vicentin de la Cámara de Diputados y Diputadas de Santa Fe se reunió, en forma virtual, con los delegados gremiales de los trabajadores, Dionisio Alfonso, secretario general de Aceiteros de Reconquista y el delegado gremial Leandro Monzón. “Los representantes de los trabajadores expresaron que el directorio de Vicentin les informó sobre la potencial venta del 90% de su paquete accionario a ACA, Molinos (Pérez Companc) y a Viterra (del grupo Glencore)”, señaló el diputado provincial del FSP, Carlos del Frade, quien difundió esta presentación realizada por Afip.

La venta en la lupa

El legislador santafesino dio a conocer el texto presentado por la Afip Santa Fe a la Cámara de Reconquista el cual indica que “fue una operación simulada o en fraude a los acreedores en la más benignas de las hipótesis”. Precisa, además, que “bajo la forma jurídica de una venta de acciones previa al concurso, se encubrió un pago anticipado a quienes luego serían acreedores concursales de Vicentin Saic: son ellos la Cooperative Rabobank y Oleaginosa Moreno, hoy Viterra SA”.

En el escrito la Afip también expresa que “la venta simulada fue vehículo jurídico ensayado para ocultar la transferencia de activos de Vicentin Saic a las propias empresas controladas de su grupo, dejándolos fuera del alcance de los acreedores”. Y detalla que “estas empresas son las mismas Renova SA, Friar SA, Servipck SRL, Oleaginosa San Lorenzo, Vicentin Desarrollos SA y Renopack SA”.

La presentación agrega que “ese importe de más de 122 millones de dólares equivale al tercio de todos sus bienes, estimados en 851 millones de dólares, frente a los 1.400 millones de dólares de pasivo que deberá afrontar”.

"La venta simulada fue vehículo jurídico para ocultar la transferencia de activos de Vicentin Saic a las empresas controladas de su grupo "La venta simulada fue vehículo jurídico para ocultar la transferencia de activos de Vicentin Saic a las empresas controladas de su grupo

Además, expresa que “Renaisco BV, “la adquirente supuesta (controlada por Glencore PLC) tiene domicilio en Rotterdam, Países Bajos, catalogados entre las diez jurisdicciones que más facilitan el abuso fiscal corporativo a nivel mundial”.

De ese modo, quien posea Renova SA “podrá manejar costos menores de hasta un 50% que los de sus competidores”.

Para la Afip, Renova SA “no funciona como una sociedad propiamente dicha, no funciona como una sociedad independiente en la práctica, sino como un centro de costos de Oleaginosa Moreno SA (Viterra SA) y de Vicentin Saic” y detalla además que “los nombres de quienes integraban sus respectivos directorios al momento de la pretendida enajenación del 16,67%, dan cuenta de ello: Daniel Néstor Buyatti, Sergio Manuel Nardelli y Máximo Javier Padoán eran directores de Vicentin Saic y también de Renova SA”.

Al mismo tiempo, “Sergio Eduardo Gancberg, Diego Fernando Mejuto, Daniel Néstor Pájaro, Alcides Joaquín Zorraquín” eran directores de Renova SA y también de Oleaginosa Moreno, hoy Viterra SA”.

“El 68% del dinero de la venta de Renova SA fueron a sociedades controladas por Vicentin Saic, a acreedores anteriores a la presentación en concurso y también volvió a la misma Renova SA, pero del lado de esta que no podría ser atacada por los acreedores”, expresa la presentación y agrega que “todo por una venta realizada 24 horas antes del anuncio de cesación de pago de la concursada”.

Con lo cual “si esto no alcanza para generar convicción a VE que se trata de una simulación y que se debe cautelar los activos cuanto antes, no sabemos ya que podrá hacerlo”, dice el contundente texto presentado por la Afip Santa Fe.

Termina diciendo que “lo que acontece es un proceso donde la concursada está empeñada en sacar la máxima ventaja posible del ya exagerado alongamiento del proceso con el fin de licuar su deuda” y además que “en esa licuación operan dos herramientas letales para los derechos de los acreedores: el mero paso del tiempo con su depreciación y amortización de activos; y que no existe en estos autos el desapoderamiento atenuado que manda la ley de quiebras. No puede haber vigilancia posible sobre una mesa de bienes única del deudor, pero que se manipula a través de múltiples formas societarias”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario