Economía

Vicentin informó que negocia la venta de su capital con tres grandes cerealeras

Informó que ACA, Molinos y una empresa del grupo Glencore quieren comprar el 90% de las acciones o alquilar sus plantas

Viernes 14 de Mayo de 2021

La Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Molinos Agro y Viterra (ex Oleaginosas Moreno) presentaron formalmente una “manifestación de interés” para adquirir hasta el 90% del paquete accionario de Vicentin, la agroexportadora que protagonizó el mayor default de la historia de la provincia. Como alternativa, las firmas también evalúan utilizar los activos de la firma de Reconquista bajo la modalidad de fazon.

Así lo comunicó la propia Vicentin, a través de una nota oficial, abundante en potenciales. Enseguida aclara que la presentación “no requiere exclusividad alguna”, y que no significa que los interesados realicen “efectivamente una oferta vinculante”. Tampoco que, en dicho supuesto, los accionistas de Vicentin vayan a aceptarla.

Según el comunicado, el grupo mayoritario de accionistas de Vicentin aceptó esta “manifestación de interés no vinculante”. Las interesadas, dice, “tienen la vocación de evaluar la posibilidad” de adquirir una participación mayoritaria del capital de la sociedad “a través de la modalidad de capitalización”. Pero los interesados “también podrían evaluar” otra alternativa, como es la utilización de los activos de la sociedad bajo la modalidad de fazon, complementada con acuerdos que otorguen el derecho a ingresar al capital social de la sociedad.

La versión oficial indica que, por iniciativa de ACA, el mayor acreedor comercial de Vicentin, se reunieron en torno de la propuesta la propia cooperativa, Molinos Agro y Viterra Argentina, que es el nuevo nombre de Oleaginosa Moreno. Esta empresa, a su vez, está vinculada al grupo Glencore, socia de Vicentin en grandes emprendimientos.

De acuerdo al comunicado, los interesados llevarán a cabo un proceso de auditoría (due diligence). Una vez que la finalicen, podrán presentar una oferta vinculante que seguirá los pasos previstos en el marco del concurso. Si el proceso avanza, Vicentin y sus accionistas, analizarán las condiciones de una propuesta de reestructuración sustentable para ser presentada en el marco de su concurso.

La potencial oferta se conoce pocos días después de que los dueños de Vicentin pospusieran la asamblea ordinaria y extraordinaria de la sociedad, con el argumento de las restricciones sanitarias.

Las reacciones no se hicieron esperar. El abogado Gustavo Feldman, querellante inicial de la megacausa penal que se sigue a los dueños de Vicentin por el presunto delito de estafa, aseguró que se trata de una “nueva opereta mediática del cuentista chino Diego Guelar (ex funcionario de Mauricio Macri que ahora se presenta como la cara visible de la empresa)”. Y aseguró que “sólo buscan alargar los tiempos y campear el temporal que se viene en la causa penal en Rosario”. Calificó de “triste” el papel de ACA, y aseguró que “sin los productores no hay solución”.

En febrero, un grupo de 70 acreedores granarios de Vicentin elevó una propuesta para evitar su “desguace”, consistente en la capitalización de acreencias, acuerdo con acreedores financieros y el apoyo de los Estados nacional y provincial junto al Banco Nación. Aquella propuesta, que no fue tenida en cuenta hasta ahora, contemplaba “separar de las decisiones y la gestión a los actuales accionistas”.

Fuentes ligadas al proceso de control del concurso pusieron en duda el sentido de la operación. “ACA es acreedor por $ 6.000 millones, Oleaginosa Moreno por u$s 60 millones y Molinos Agro no es acreedor, capitalizar esa acreencia es nada, pero si pusieran plata la pregunta es por qué harían ese mal negocio”, señalaron.

Del Frade: una extranjerización

El diputado provincial Carlos del Frade, en caso de confirmarse la venta, se estaría en presencia de la extranjerización del grupo argentino más importante del comercio exterior. Y advirtió que esa posibilidd genera “una gran angustia para 7 mil trabajadores de sus 16 empresas en forma directa y 30 mil en forma indirecta”.

También denunció que, de esta forma, avanza en la impunidad de los ocho directivos que fugaron u$s 791 millones entre agosto de 2019 y enero de 2020. “Es imprescindible recuperar la iniciativa política para convertirla en una empresa pública para hacer que las riquezas argetinas sean para el pueblo argentino”. Ayer había gran preocupación entre los trabajadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario