Economía

Usuarios de gas subsidian a las petroleras

Desde la Oetec dicen que el gobierno anuncia exportación de gas a Chile cuando en el país no sobra.

Domingo 02 de Septiembre de 2018

El gobierno nacional anunció que se volverá a exportar gas a Chile desde septiembre próximo, tras once años de interrupción por la escasa producción en la cuenca nacional. Pero la noticia que podría analizarse como algo positivo para el país, podría no serlo tanto teniendo en cuenta la situación energética de la argentina.

Federico Bernal, bioquímico y biotecnólogo de la Universidad de Buenos Aires y director General del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (Oetec), consideró que "los grandes países desarrollados no avanzan modernizando sus derechos de vida a través de la exportación masiva de recursos naturales". Es más, señaló: "No es para celebrar que volvamos a exportar un recurso natural, un insumo estratégico para nuestra matriz energética".

El investigador de la Universidad Nacional de Lanús y docente invitado en varias universidades públicas del país indicó que "es falso que sobra gas".

El especialista explicó que el extra tiene que ver con que "se demoró y paralizó la construcción de los grandes gasoductos para llevar el gas a la demanda insatisfecha que son millones de argentinos".

Si bien en verano se produce un excedente por la mayor producción y menor demanda, Bernal advirtió que en esta época del año "cada vez se consume menos por los tarifazos".

"El gas argentino tiene que ir para los argentinos, tenemos una demanda insatisfecha brutal", subrayó el especialista en materia energética.

"Fraude del siglo"

Bernal, quien hace poco tiempo estuvo en la ciudad presentando su último libro "La estafa del tarifazo: sobre el fraude del siglo y aportes para la defensa del interés popular y democrático" en la renovada Feria del Libro de Rosario, puso blanco sobre negro y desglosó algunos números oficiales sobre producción de energía.

"La producción aumentó 4,6% en el primer semestre, según datos del Ministerio de Energía. En ese cálculo en 2017 la producción cayó 1%, en 2016 aumentó 4,9% y eso se explica por un yacimiento que entró ese año. De no haber sido por eso el 2016 hubiera tenido un crecimiento estancado de 0,5%", detalló.

El analista indicó que "los argentinos y las argentinas venimos pagando precios del gas en boca de pozo entre los más caros del mundo, como si fuéramos país importador, cuando cerca del 80% del consumo local es autosatisfecho. Y estamos padeciendo, asimismo, un aumento de las tarifas de los servicios públicos del gas y la electricidad sin parangón en la historia contemporánea, no ya argentina, sino mundial".

Pero Bernal consideró que "el problema va mucho más allá de lo que hemos pagado de más". Es que descontada la herencia del "populismo energético" y los "sobreprecios" del Plan Gas macrista, la producción se estancó en 2016, se vino abajo en 2017 y se mantuvo inalterable en el primer semestre de 2018 respecto del mismo período del año pasado, aunque siendo 3,3% menor que la de 2015.

Todo ello, con un agravante de que "ahora la producción aumentó por primera vez en toda la presidencia Macri y esa mayor producción irá a parar a Chile, reeditando la estafa exportadora de los noventa".

En rigor, explicó que el aumento de la producción fue pura y exclusivamente gracias a las petroleras de Paolo Rocca y Eduardo Eurnekian, Tecpetrol y Compañía General de Combustibles (CGC) respectivamente.

En este sentido, en el Observatorio encontraron que, de no haber sido por estas empresas, la producción hubiera crecido "un mísero 0,3% en lugar de 4,6%". En una palabra, se hubiera registrado un estancamiento.

"Detrás del crecimiento tan celebrado del 4,6% no estuvo ni el tarifazo ni el incremento del precio del gas en boca de pozo que la ciudadanía viene pagando de su bolsillo a costa de millones de hogares empobrecidos, una calidad de vida desmoronada y miles de pequeñas y medianas empresas y comercios quebrados. No, la recuperación de la producción no puede atribuirse al tarifazo", enfatizó.

"La explosión de la producción para las dos concesiones mencionadas se deriva de las resoluciones 46 y 447, resoluciones que premian el excedente de gas no convencional de las cuencas Neuquina y Austral a u$s7,50 MMBTU para 2018, a u$s7,00 MMBTU para 2019, a u$s6,50 MMBTU para 2020 y u$s6 MMBTU para 2021. En dos palabras: subsidios estatales, pero subsidios exclusivamente atribuidos a la era Macri", detalla un informe de Oetec.

La paradoja, ahora "todos los contribuyentes incluso "aquellos que no tienen acceso a la red", se encuentren subsidiando a las petroleras de Paolo Rocca y Eduardo Eurnekian pagándole el gas no convencional a u$s7,5 MMBTU cuando en realidad a u$s3,5 MMBTU las empresas son acreedoras de un retorno superior al 20%, tal cual expresara días atrás el propio Iguacel en la cuidad de Neuquén.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario