Economía

Un hermano de Macri blanqueó más de 63 millones de pesos de un paraíso fiscal

Gianfranco Macri regularizó su situación fiscal en 2016 tras ser denunciado por la Procelac. Aprovechó la amnistía del gobierno.

Jueves 21 de Junio de 2018

Nueve meses después de las revelaciones de Panamá Papers y casi en simultáneo con una denuncia de presunto lavado, Gianfranco Macri, hermano del presidente, reconoció ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) ser el dueño de la sociedad offshore BF Corporation SA, a través de la cual blanqueó 4 millones de dólares en la amnistía fiscal dispuesta por Mauricio Macri.

La decisión de regularizar su situación ocurrió el 22 de diciembre de 2016, apenas una semana después de ser denunciado por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), luego de un informe enviado por la Fiscalía Federal de Hamburgo, vía Interpol, a la Procuración argentina sobre movimientos sospechosos en una cuenta de la sociedad en el banco UBS, en Alemania.

BF Corporation fue creada en Panamá el 29 de septiembre de 2009 por el estudio Mossack Fonseca, que nunca supo claramente quiénes eran sus beneficiarios finales pese a que lo exige la normativa antilavado.

Al conocerse la investigación periodística de Panamá Papers, el estudio panameño comenzó a reclamarle esa información al intermediario uruguayo Lussich Torrendell & Asociados, que había gestionado su apertura, pero la respuesta con los datos nunca llegó. Cuando Lussich le había solicitado en 2009 que inscriba la sociedad en el Registro de Panamá, como autoridades figuraban tres ciudadanos uruguayos.

Así surge de los nuevos documentos de Mossack Fonseca filtrados al diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (Icij, en inglés) a más de 100 periodistas miembros de la organización en todo el mundo. De Argentina tuvieron acceso exclusivo Infobae, La Nación y Perfil.

Ahora, y ante la consulta del equipo argentino de Panamá Papers, desde el Grupo Socma (Sociedades Macri) confirmaron por primera vez que los hermanos Gianfranco y Mariano Macri eran los dueños, 50 por ciento cada uno, de BF Corporation, y precisaron que todos los fondos depositados en la sucursal de Hamburgo del banco UBS pertenecían a Gianfranco, quien los transfirió al banco Safra, en Suiza y los declaró ante la Afip recién a fines de 2016.

Fue ese movimiento de dinero entre cuentas de BF Corporation lo que despertó un alerta de la Fiscalía de Hamburgo. El 19 de octubre de 2015, un semana antes de la elecciones presidenciales de ese año, Gianfranco Macri decidió transferir el dinero del UBS Deutschland AG en esa ciudad al banco Safra, en Suiza. El pedido —que incluía el cierre inmediato de la cuenta— fue gestionado por Santiago Lussich Torrendell, el contador uruguayo gestor de las sociedades offshore de los Macri en Uruguay, entre ellas Fleg Trading, en la que Mauricio Macri figuró como director.

Según consta en un informe enviado por las autoridades alemanas a la Justicia argentina, junto con el movimiento de fondos hubo un pedido de "destruir cualquier documentación" relacionada con la compañía y la cuenta bancaria en el UBS. Una fuente de Socma consultada por el equipo argentino de Panamá Papers sostuvo que esa orden fue del propio banco al detectar que la cuenta era de los hermanos Macri, y les pidió cerrar la cuenta y destruir los documentos respaldatorios.

Tras las revelaciones de Panamá Papers, en abril de 2016, el UBS emitió un reporte de actividad sospechosa (ROS) en relación a BF Corporation que menciona a Gianfranco y Mariano Macri, así como a Santiago Lussich Torrendell y sus hijos, Rodrigo y Pablo. Ese ROS fue enviado por la unidad antilavado de Alemania a la Fiscalía de Hamburgo, y a través de Interpol llegó a la Procelac argentina, y esta presentó una denuncia en la Justicia penal argentina el 14 de diciembre de 2016.

Apenas seis días después, el 22 de diciembre de 2016, Gianfranco Macri presentó una "declaración voluntaria y excepcional de bienes en el país y/o en el exterior" ante la Afip por $63,5 millones. Precisó que junto con su hermano Mariano controlaban el 50 por ciento cada uno de BF Corporation, pero aclaró que el ciento por ciento del dinero controlado por esa sociedad era suyo.

De los documentos filtrados surge que Lussich Torrendell nunca proveyó los datos sobre los dueños de BF Corporation requeridos desde Panamá. Si bien respondió que informaría sobre ese pedido a "los clientes", la respuesta jamás llegó. "Esta compañía tiene acciones al portador, siendo las mismas inválidas desde el 31 de diciembre. Debe emitir nuevas acciones", reclamó sin éxito Mossack Fonseca el 11 de abril de 2016 al contador uruguayo. Hasta ese momento Lussich Torrendell siempre había respondido las consultas de los panameños en nombre de BF Corporation pero sin precisar quiénes eran los verdaderos dueños de la sociedad.

Ante la falta de respuestas y en un intento por emprolijar su imagen frente al escándalo mundial por la filtración de sus archivos internos, Mossack Fonseca resolvió renunciar como agente registrado de BF Corporation el 22 de abril de 2016.

Según pudo corroborar el equipo argentino de Panamá Papers, el fiscal federal de Hamburgo Michael Ellenbrock informó que Alemania no abrió finalmente una investigación judicial contra los hermanos Macri. Esta decisión no sorprende si se tiene en cuenta que no son ciudadanos alemanes y el posible delito de evasión habría sido cometido en Argentina.

Sin embargo, Gianfranco y Mariano Macri sí tienen una causa abierta en la Argentina, en el fuero penal económico, a partir de la denuncia de la Procelac. El expediente está en el Juzgado de Diego Amarante y la investigación está delegada en la fiscal Gabriela Ruiz Morales, quien viene manejando su avance con sumo sigilo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario