Economía

Ultimos informes de la economía bajo la lupa

En el primer trimestre del año, los recursos totales de las provincias le ganan por casi 8 puntos a la inflación.

Domingo 22 de Abril de 2018

En el primer trimestre del año, los recursos totales de las provincias le ganan por casi 8 puntos a la inflación, según destacó un informe elaborado por Ieral Fundación Mediterránea.

A pesar del espíritu del consenso fiscal, la presión tributaria provincial está pasando de un equivalente a 5,1% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre de 2017 a 5,8% del PIB en igual período de 2018, producto de un aumento de la recaudación propia de 35,9% interanual, en términos nominales.

Cabe aclarar que estos guarismos corresponden a 18 de las 24 jurisdicciones. No hay información disponible para los primeros meses del año en La Pampa, Corrientes, Chaco, Chubut, Misiones y Santiago del Estero

Desde el 1º de enero de este año rigen los cambios en la definición de masa bruta coparticipable, previstos también en el pacto fiscal. Así, el total de transferencias automáticas de origen nacional aumentó en el primer trimestre un 15,2% interanual en términos reales.

En este punto se destaca el caso de la provincia de Buenos Aires, para la que las transferencias automáticas se incrementaron un 26,2% a valores constantes

Con ingresos totales (propios y transferencias) que suben un 35,3% interanual en términos nominales para el consolidado de provincias, el desafío para estas jurisdicciones es el cumplimiento del consenso y de la nueva ley de responsabilidad fiscal: las erogaciones corrientes deberían incrementarse como la inflación, no más que ese guarismo, por lo que aquellas provincias que tenían superávit deberían ser capaces de mejorar la inversión pública, mientras que aquellas con déficit tendrían que aplicar los excedentes a achicar el rojo fiscal.

Además, Ieral indicó que "hay que tener en cuenta que aquellas provincias que aumentaron la presión tributaria este año tendrán que reducirla en los subsiguientes".

Inflación: la gran distorsión

La inflación es "una de las principales distorsiones de la economía" argentina que el gobierno nacional debe atacar de manera "urgente", concluyó un análisis de la escuela de negocios IAE de la Universidad Austral.

"Consideramos a la inflación como una de las principales distorsiones de la economía argentina, un problema crónico de nuestra historia desde los años 70", indicó el economista Eduardo Fracchia en el informe.

El especialista sostuvo que "un plan razonable contra la inflación es el planteado por el gobierno de Cambiemos", que se espera "ver concluido durante la próxima gestión de Mauricio Macri en caso de ser reelecto", después de 2019 cuando concluye su mandato.

"Cada vez es más urgente atacar el problema, el más severo de la macroeconomía en 2018 junto con el atraso cambiario y los déficit gemelos", subrayó el economista para dar un escenario de la situación.

Por otra parte Fracchia puntualizó que "la inflación actual se ha estabilizado en el corredor del 20% anual", y estimó que "no parece que vaya a escalar pero tampoco se ve claro que pueda descender fácilmente".

Señaló que "la tasa actual se podría considerar moderada", no obstante lo cual remarcó que "la inflación nunca ha sido neutral para el sistema económico".

En tanto, el analista del IAE evaluó que para llevar la inflación a un dígito, que resulta la meta tan ansiada, el gobierno nacional aún debe resolver "el desequilibrio fiscal, la insuficiencia de inversión, la expansión monetaria, la puja distributiva, las estructuras oligopólicas de los mercados y el gasto público", entre las principales cuestiones.

Además, Fracchia destacó que "pocos países tienen una inflación superior a 20%" en el mundo", y añadió que "un grupo reducido de naciones tiene entre 10% y 20%".

Por otra parte Fracchia puntualizó que "la inflación tiene consecuencias distorsivas en el monto de la inversión bruta".

En ese sentido consideró que la inflación "por otra parte es la responsable en el deterioro del tipo de cambio real que está apenas un 6% por encima de los niveles de 2001, cuando terminó la convertibilidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario