Economía

Tomada aseguró que este año es el de menor conflictividad laboral

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó que el actual "es uno de los periodos con más baja conflictividad de los últimos años" en materia de discusión salarial y destacó que la relación entre el Gobierno y la Confederación General de Trabajo (CGT) "no se modificó".  

Miércoles 08 de Junio de 2011

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó que el actual "es uno de los periodos con más baja conflictividad de los últimos años" en materia de discusión salarial y destacó que la relación entre el Gobierno y la Confederación General de Trabajo (CGT) "no se modificó".

"Está funcionando dentro de los cánones habituales que tienen que ver con un diálogo que siempre tuvo el gobierno con la CGT", subrayó, al tiempo que puntualizó que ese diálogo fue el que "permitió sostener el proceso de negociación colectiva de todos los años".

El ministro se refirió al tema un día después de que se conociera un informe de la consultora Tendencias Económicas, sobre la conflictividad laboral en los primeros cinco meses del año. Según el estudio, la cantidad de huelgas registradas en el período enero-mayo fue la menor desde 2007. Destaca que la conflictividad laboral resultó menor ya que "cayeron los paros, las suspensiones y los despidos".

En cambio, el informe no da cuenta de la dinámica que adquirió la relación entre capital y trabajo durante la ronda de negociaciones paritarias que no se terminó de cerrar todavía. De hecho, la mayoría de las negociaciones cerraron mucho más tarde que el año pasado y en buena parte de esos casos el Ministerio de Trabajo intervino con un uso intensivo de la conciliación obligatoria, tanto en la cantidad de conflictos aplicada como en las extensiones periódicas de la vigencia de ese instrumento. Un caso paradigmático es el del gremio de la alimentación.

Sobre fin de año, la mayoría de los grandes medios cerró, no sin fuertes discusiones, pautas salariales de entre 24 por ciento y 30 por ciento, apuntando a fijar salarios básicos que empaten con la inflación y con distintas estrategias de escalonamiento. En términos reales, los aumentos están más cerca del 30 por ciento que del 24 por ciento. En algunos casos, los incrementos porcentuales fueron superiores. Sobre todo en las actividades con pisos salariales muy bajos.

Ya en junio, todavía quedan dos gremios importantes discutiendo salarios: e de la alimentación y el de gastronómicos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario