Economía

Temporal: la mitad de la superficie de la provincia está comprometida

Complicada situación agropecuaria. El gobierno alerta que en la provincia hay siete millones de hectáreas comprometidas. La lechería está en crisis y la cosecha de soja se paralizó. Estiman que caerá la producción.

Viernes 15 de Abril de 2016

En una campaña marcada por El Niño, las intensas y persistentes lluvias de las últimas dos semanas terminaron por inundar de temor a la cadena agropecuaria. La cosecha de soja se frenó y los cultivos están en una situación muy comprometida, con granos brotados y enfermedades al acecho. El temporal golpea más duro en el centro norte de la provincia, y profundiza el quebranto de la lechería. El ministro de Producción, Luis Contigiani, informó que en Santa Fe hay 7 millones de hectáreas comprometidas con las lluvias. Es el 50 por ciento de la superficie de la provincia.

"Estamos ante una situación productiva, técnica, social y humana muy crítica", enfatizó Contigiani, luego de presidir la reunión de la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria.

El titular de la cartera productiva dijo que el Estado provincial pondrá "a disposición del sector productivo una batería de herramientas de apoyo en las que estamos trabajando: un fondo rotatorio para el sector arrocero de 20 millones de pesos; el pedido ante Nación para que acelere el fondo compensador a productores tamberos de 50 centavos por litro de leche; y la solicitud al gobierno nacional para que quede operativa la línea de créditos para tamberos que la provincia tiene lista hace 40 días".

El gobernador Miguel Lifschitz, que estuvo ayer en el acto de remate del primer lote de soja de la campaña 2015/16, subrayó que el exceso hídrico tiene "un impacto muy duro en muchísimos departamentos de la provincia".

"Desde diciembre los efectos del fenómeno El Niño producen episodios prácticamente todas las semanas", recordó el mandatario.

Describió que los caminos rurales "están intransitables", y que hay "mucha producción que no se puede sacar".

"El sector de la lechería está muy complicado, y estamos tratando de auxiliar desde la provincia con todo lo que tenemos a nuestro alcance pero también conversando con la Nación un apoyo más importante".

En todo el país la superficie afectada por las lluvias alcanza a 10 millones de hectáreas. La provincia más golpeada es Santa Fe. Le siguen Córdoba, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco y Formosa.

En el estratégico sector agrícola, del cual depende el ingreso de dólares de exportación, el primer impacto del temporal es la parálisis de la recolección de soja.

Brotados. El servicio GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que recién se recolectó el 13 por ciento del área sembrada, cuando a esta altura del año pasado la cosecha llegaba al 30 por ciento. La entidad local estimó una producción de soja para esta campaña de 59 millones de toneladas. Pero esas estimaciones son ahora susceptibles de ser revisadas a la baja.

Es que el clima húmedo provoca trastornos agronómicos, sanitarios, de infraestructura y comerciales. Los analistas de la Bolsa rosarina describieron que "el oscurecimiento de las plantas, producto de la proliferación de enfermedades y el brotado de la semilla en la vaina, ponen en jaque la calidad comercial". También temen la pérdida por desgrane si las condiciones ambientales se tornan secas. "La merma de rindes aún no puede predecirse, hay numerosos lotes a los que no puede accederse, pero los síntomas de deterioro comienzan a ser visibles", indicaron.

Los pronósticos de lluvias hasta el lunes con altas temperaturas intensificarían los problemas. Los caminos "presentan un estado calamitoso", dijeron los pesquisas del GEA, que sentenciaron: "Probablemente, la extensa duración de este temporal justo en plena trilla quedará en la memoria como uno de los peores escenarios para cosechar".

Macri viaja a las zonas afectadas por la inundación

El presidente Mauricio Macri viajará hoy a las zonas afectadas por las inundaciones en Santa Fe y Entre Ríos.
    El presidente tiene previsto despegar a las 8 rumbo a Paraná y luego, a bordo de un helicóptero, sobrevolará parte de la provincia de Entre Ríos y el Norte de Santa Fe. Además, visitará, un centro de evacuados.
    Con el presidente viajarán los ministros de Interior, Rogelio Frigerio; de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Agroindustria, Ricardo Buryaile. También serán de la partida el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet;  y los intendentes de La Paz, Bruno Sarubi, y de la Ciudad de Santa Fe, José Corral.
    Desde el Ejecutivo garantizaron la continuidad de la asistencia hacia los damnificados, puntualmente los Aportes del Tesoro  (ATN), provisión de logística y medicamentos, y el envío de efectivos  de fuerzas de seguridad para colaborar en los operativos de  evacuación.

Agricultura. El secretario de Agricultura de la Nación, Ricardo Negri, dijo ayer desde la Bolsa de Comercio de  Rosario que “hacer evaluaciones” sobre las pérdidas productivas sería “una irresponsabilidad”.
    “En general veníamos muy bien con las medidas que estábamos tomando para que el campo sea el motor de la economía, y la verdad es que las lluvias de los últimos quince día cambiaron un poco el foco de la atención, obre todo en algunas regiones donde la situación es crítica”, se lamentó.
    Expresó su pesar porque la lechería “había empezado a acomodarse y ahora vuelve a tener problemas”. También consideró que “es preocupante en plena cosecha de soja, tener quince días sin cosechar”.

Agrodólares

El analista granario de Agritrend, Gustavo López, estimó pérdidas de 3 millones de toneladas de soja por el temporal. Otras estimaciones elevan a cinco o diez millones de toneladas. En el peor de estos cálculos, dejarían de ingresar casi 3 mil millones de dólares. El BCRA aspira a captar 7 mil millones de agrodólares entre marzo y mayo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario