Economía

Tarrío: "Es un momento difícil para el comercio"

El presidente de la Came dijo que se registra una pérdida de rentabilidad por la baja de ventas y la suba de tarifas.

Domingo 25 de Marzo de 2018

La caída de las ventas inquieta a los comerciantes. Si bien había vuelto el entusiasmo cuando en los últimos meses del año pasado se reactivó la comercialización, durante el verano volvió el parate y, aunque se observó una moderación o leve repunte en marzo por el inicio del período escolar, se estima que abril y mayo estarán en baja.

Durante su paso por Rosario para participar del XII Seminario Internacional Centros Comerciales a Cielo Abierto que se realizó en salón Metropolitano, un encuentro que reunió a más de mil asistentes de todo el país, Fabián Tarrío, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), explicó que "el comercio está en un momento difícil" y destacó que tiene un serio problema de rentabilidad.

"En nuestra encuesta mensual que abarca 2 mil pequeños y medianos comercios de todo el país nos fue muy mal desde 2014, en 2015 subió un poco por las elecciones que es cuando los gobiernos tratan de inyectar dinero para que haya consumo, en 2016 fue muy malo con todos los meses en baja, recordemos que tuvimos aumentos de tarifas, y en 2017 estuvimos abajo 9 meses, sobre finales del año recuperamos con una leve suba de las ventas que se cayó nuevamente en enero y febrero de este año", detalló Tarrió.

Sobre la base de que "el comerciante necesita vender sea como sea" el dirigente se mostró preocupado por la pérdida de rentabilidad del sector. "Con tal de vender el comerciante dice gano menos, pero llega un momento en que no se puede achicar porque se comienza a perder, aunque se están dando casos de este tipo también. La rentabilidad en la mayoría de los casos cayó a la mitad, si yo ganaba 10 ahora gano 5", puntualizó sobre la realidad del pequeño y mediano comerciante.

El presidente de Came señaló que "cambió el presupuesto" del comerciante. "Los sueldos son altos en lo que a la actividad se refiere, aunque no quiero decir que le alcance al trabajador, la carga impositiva es del 42% y los costos logísticos si los tengo son muy altos. También la suba de las tarifas, que no es que sean demasiado caras sino que estaban demasiado bajas, al aumentar me desacomoda el presupuesto. En mi negocio pagaba 5 pesos por día de luz, era una cifra ridícula, ahora rondo los 70 pesos tampoco es mucho pero cambió el presupuesto. En un esquema acotado porque hay menos ganancias, esto incide", detalló en la previa a la jornada que reunió a intendentes de distintas localidades, empresarios y representantes de cámaras y federaciones de comercio de todo el país.

Cambio de tendencia

Además, Tarrío consideró que cambiaron algunas costumbres de consumo. Por caso, dijo que el aumento de tarifas hace que la gente destine a ese gasto más parte de sus ingresos y piense lo que consume, además, el aumento del dólar hace que aquel que pueda destine algunos ahorros a comprar y ver qué pasa. Después, apuntó que existe un redireccionamiento a los bienes durables y recordó que en enero y febrero se han vendido más automóviles que en cualquier otro año "para resguardarse de alguna posibilidad de inflación".

El dirigente señaló que la posibilidad de acceder a créditos hipotecarios quita poder de compra en lo cotidiano, en lo que es más lúdico o hasta alimenticio. "En buena hora que la gente pueda tener una facilidad para acceder a su vivienda, así se dinamiza la construcción, pero quita poder de compra en lo cotidiano. Todos son elementos que juegan en contra del consumo interno", sintetizó.

"La menor liquidez que hay en la calle retrae las ventas minoristas y las compras en cuotas sin interés son una herramienta exitosa para promover el consumo", manifestó Tarrío para explicar porque Came solicitó al gobierno nacional la prórroga del programa Ahora 12, que vence a fin de mes.

El presidente de la entidad explicó que en este marco es esencial la continuidad del plan de financiación para apuntalar las ventas. "Elevamos el pedido al Ministerio de la Producción y todavía no tuvimos respuesta. Sabemos que es un esfuerzo el que tiene que hacer gobierno para subsidiar el tema de las tarjetas pero el comerciante necesita vender, sea como sea", indicó el titular de Came sobre el plan de 12 cuotas sin interés que funciona en los comercios de todo el país de jueves a domingo, para diversos artículos de producción nacional.

Según datos del Ministerio de Producción de la Nación, a través del programa Ahora 12 entre enero y noviembre del año pasado se realizaron operaciones por 92 millones de pesos y se llevaron a cabo 32,5 millones de transacciones.

Haciendo foco en las pymes en general, Tarrío reconoció que un punto a dinamizar son las exportaciones para así agrandar mercado y destrabar la situación de la economía en general. "Debo reconocer que las pymes exportamos poco, no tenemos cultura exportadora. Como empresarios no tenemos aquello de adecuarnos a los tiempos que cambian, a las maneras de comercializar y conectarse con el exterior. No puede ser que exporten 8.500 pymes cuando hay 850 mil, si descartamos a los monotributistas son unas 500 mil. En el momento mejor de la exportación llegaron a realizar ventas al exterior unas 15 mil pymes. Tenemos que ver que el mercado interno es chico. Hay que fortalecernos en la exportación", precisó.

Soso: "Se resintió el poder de compra"

El vicepresidente de Came, Elías Soso, remarcó que "a pesar de que hubo un incremento de la demanda en los últimos meses, no se alcanza a los guarismos necesarios para que los negocios sean rentables" y consideró que existe "un contrapeso evidente que es el incremento de los servicios, desaparición de los créditos subsidiados y caída del consumo, todo eso ha generado una problema para la pyme principalmente".

"Estimo que en abril y mayo se profundizará el tema de la caída de las ventas como consecuencia del incremento de los precios, a partir de que no pueden bajar el 2% mensual del proceso inflacionario. Eso genera retención en la posibilidad de compra. Came ha pedido que sigamos con el ahora 12, es una herramienta compensatoria en esta coyuntura", detalló el dirigente rosarino.

Aunque aclaró que no pretendía polemizar con cuestiones políticas, Soso consideró que "los modelos exitosos en el mundo desarrollado son los que preservan el mercado interno y apunta a la defensa irrestricta de la industria nacional".

"Preocupa el tema de la economía, la mercadería está en el mercado, por algún lado entra mercadería subsidiada por la pobreza internacional, el trabajo infantil. Contra eso no podemos competir, deberíamos buscar un mecanismo para que en Argentina mantengamos los puestos de trabajo y desarrollemos la industria nacional a los niveles que históricamente tuvo y demostrando que podemos competir en calidad principalmente, si se sedan algunas condiciones como que baje el costo logístico. No puede ser que un paquete de yerba a Salta cueste lo mismo que a China", puntualizó Soso.

El vicepresidente de Came sostiene que "la única manera de combatir la inflación es aumentar la producción y eso es defender la industria nacional".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario