Economía

Tarjetas, promos y descuentos dominan las compras navideñas

Bancos, tarjetas, comercios y supermercados se metieron de lleno en una guerra de promociones y descuentos de hasta el 40 por ciento con la intención de fogonear el consumo en las fiestas...

Jueves 20 de Diciembre de 2012

Bancos, tarjetas, comercios y supermercados se metieron de lleno en una guerra de promociones y descuentos de hasta el 40 por ciento con la intención de fogonear el consumo en las fiestas navideñas y de fin de año. Crece el peso de las compras en las redes sociales a pequeños emprendedores y en las versiones on line de negocios tradicionales.

A diferencia de otros años, cuando las entidades financieras tomaban la iniciativa, muchas promociones ahora son encaradas por los propios comercios. En numerosos casos se extienden hasta Reyes.

Los comerciantes consultados reconocieron que este año los consumidores demoraron las compras navideñas. Apuestan al fin de semana para sacar al menos un empate en el volumen de ventas respecto al año pasado. Admitieron que los compradores, más que mirar las vidrieras, están atentos a los "cartelitos" que refieren a los descuentos y promociones. También sienten la competencia por internet.

Desde los centros comerciales a cielo abierto, los empresarios esperan a la llegada del dinero en efectivo, fundamentalmente del pago del aguinaldo, para alimentar las ventas de fin de año. "Estamos apostando todo a los últimos días, creo que la gente se va a volcar a comprar productos más pequeños, pero se terminarán llevando algo para poner en el arbolito de Navidad", señaló un veterano comerciante de calle San Luis.

Los compradores recorren más que antes, miran y muchas veces terminan comprando sólo el día que la tarjeta de crédito les hace el descuento. Más que el tipo de prenda o producto que están adquiriendo, los vendedores señalan que los consumidores sacan cuentas sobre el dinero que ahorran.

En una importante cadena de juguetes, el uso del posnet está a full desde hace unos días. En el frente del negocio figura el descuento del 35 por ciento con una tarjeta de crédito de un banco de capitales nacionales. La encargada de la juguetería explicó que los propietarios de esos plásticos se transformaron en estas fiestas en los encargados de comprar los regalos para toda la familia, dividiendo después los gastos.

Una situación similar señaló la vendedora de un local de ropa de mujer de unos de los shopping de la ciudad. "Viene la mamá, con la hija, la prima y hasta con amigas, para aprovechar el descuento que le hace la tarjeta", dijo. En ese comercio, los descuentos del 35 por ciento están asociados a la tarjeta premium de un banco extranjero. Hasta marcas como Ricky Sarkany salieron con políticas agresivas de descuentos: 40 por ciento.

Frente a esta guerra de descuentos y promociones, sumado al ritmo inflacionario, si paga en efectivo, con tarjetas de débito o de crédito, en un solo pago o en cuotas, cada vez se torna más difícil establecer cuál es el precio del producto para un consumidor.

Desde las organizaciones de defensa del consumidor resaltaron que no siempre son descuentos o promociones, ya que muchas veces hay un "precio de lista" para las operaciones en efectivo y otra para los pagos con tarjetas, por lo que finalmente el descuento promocionado termina siendo menor al real. "Estamos en una etapa en la que cada uno remarca como le parece", admitió un dirigente del sector mercantil, y lo justificó así: "Ante la falta de referencias creíbles sobre la inflación, todos incrementan el margen de ganancias para cubrirse también de la caída de las ventas".

De todos modos, los porcentajes de descuentos ofrecidos para estas fiestas están en sintonía con las cifras de inflación que marcan las consultoras privadas. El resultado finalmente es que la gente no está convalidando las remarcaciones de precios.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario