Economía

Tamberos en alerta por la decisión de la industria de recortar precios

Se agudiza la crisis por el valor de la materia prima. En una asamblea en Suardi y en una reunión en Rosario, productores y dirigentes reclamaron políticas activas al gobierno.  

Martes 27 de Enero de 2015

Un millar de tamberos de Santa Fe, Córdoba y Santiago del Estero mantienen el estado de alerta por la anunciada baja en el precio de la leche cruda que paga la industria láctea, que buscaría llevar el valor de 3,25 a un piso de 2,90 pesos para la producción de enero.

Así lo resolvieron luego de una asamblea que se realizó ayer en la localidad de Suardi, de la que participaron tamberos de esa cuenca lechera y socios independientes de Federación Agraria Argentina (FAA) y de Coninagro Santa Fe y Córdoba.

"Nuestro enemigo no es ni la industria ni el gobierno, sino la falta de rentabilidad que nos está matando", indicó ayer Juan Otero, productor tambero de Santa Fe y referente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro),

En ese marco, ayer en Rosario se reunió la comisión de lechería de Federación Agraria Argentina (FAA) y manifestó su "fuerte rechazo" a la pretensión de la industria de bajar el precio de la leche que pagan al productor.

Los dirigentes federados denunciaron que "el sector industrial quiere transferir 180 millones de pesos mensuales desde los tambos a las fábricas" y advirtieron que "entre los pequeños y medianos tamberos no hay ningún margen para más ajustes", razón por la cual reclamaron la "aplicación de políticas públicas diferenciadas".

La comisión de FAA, conformada por delegados de distintas rgiones del país concidieron en rechazar la decisión de las usinas y señalaron que "en los tambos pequeños y medianos, con los 3,20 pesos que estamos percibiendo hoy, ya estamos 50 centavos por debajo del valor que necesitamos para subsistir. Es inimaginable un escenario en el cual sigamos en actividad, cobrando todavía menos", manifestaron.

En ese marco, FAA advirtió que si no se recupera un precio razonable para el productor por litro de leche, que se estima estaría hoy en 3,70 pesos, la actividad tambera seguirá concentrándose. "En la última década, pasamos de 16 mil tambos a 9 mil. Para evitar que se profundice esta tendencia, necesitamos que el gobierno nacional aplique políticas públicas diferenciadas. Porque no se puede seguir tratando igual a quienes somos estructuralmente distintos", señalaron los integrantes de la comisión de Lechería.

Recordaron que en la Argentina hoy el 75 por ciento de los tamberos produce menos de 3.000 litros diarios.

El encuentro en Suardi. Por su parte Otero (Coninagro) indicó que "la baja del precio que paga la industria es inaceptable. Hoy los tambos están más que endeudados y esto es muy preocupante, cuando empresas están desdoblando los pagos, se pasó de un pago mensual a dos o tres, quedando el último cheque a cobrar para el mes siguiente".

La problemática de unos 950 tambos ubicados desde Morteros en Córdoba hasta Sunchales en Santa Fe y la localidad Selva en Santiago del Estero, fue analizada días atrás por dirigentes del sector en la localidad de santafesina de Suardi.

Allí, referentes de Coninagro, Federación Agraria y productores del noroeste santafesino, noreste cordobés y del sudeste de Santiago del Estero analizaron la posición extraoficial que mantiene gran parte de la industria de recortar el valor de la leche cruda entregada en enero y que se cobrará recién a partir de mediados de febrero.

Otero consignó a esta agencia que "el ánimo de los tamberos está por el piso, no solo por la caída que sufre la producción y el endeudamiento, sino por las intenciones manifiestas de la industria".

"Hemos pedido parar el recorte anunciado a partir del pasado 29 de diciembre. Allí se pudo parar la baja y enero lo estamos peleando aunque esto está complicado. Hay empresas que están encaprichadas con bajar el precio de la leche pagada en la tranquera", dijo el ruralista.

Al respecto, Otero manifestó que "quieren bajar compulsivamente: hoy están pagando hasta 3,25 pesos por litro, y si bien primero hablaban de recortar un 10 por ciento, ahora presionan con un recorte del 5 al 7 por ciento para enero alegando que corren el riesgo de quebrar. Extraoficialmente dicen que quieren llevar el precio a 2,90", dijo.

Por este motivo, trascendió que directivos de las principales empresas lácteas se reunirían en Buenos Aires para definir una posición conjunta del sector fabril, que deberá cerrar su facturación dentro de una semana para luego comenzar a abonar a los tambos desde mediados de febrero próximo.

No se descarta que luego referentes de las usinas lácteas tomen contacto por esta cuestión nuevamente con la Casa Rosada a través del Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, o bien con el secretario de Comercio, Augusto Costa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS