Economía

Sorrento vuelve a funcionar a fin de enero y proyecta un fuerte crecimiento

La usina Sorrento, que volverá a producir energía a fin de este mes después de estar parada durante un año, planea ahora una millonaria inversión para llevar su capacidad de 160 a 500 megavatios.

Martes 22 de Enero de 2008

La usina Sorrento, que volverá a producir energía a fin de este mes después de estar parada durante un año, planea ahora una millonaria inversión para llevar su capacidad de 160 a 500 megavatios. Para esto ya presentó su proyecto en la Secretaría de Energía de la Nación y se lanzó a la búsqueda de financiamiento.
  La usina estuvo parada un año luego de sufrir la rotura de su generador principal, una avería que le significó un año de trabajo de reparación, con una inversión de 10 millones de pesos. Así lo hizo saber el vicepresidente de la empresa, Osvaldo Collón, quien aseguró que hacia el 29 o 30 de enero, la usina estará nuevamente en condiciones de atender las demandas del Sistema Interconectado Nacional (SIN) y funcionar al máximo de su capacidad instalada de 160 megavatios de potencia.
  “Esto es muy importante para Santa Fe, si se tiene en cuenta que la provincia demanda una potencia de unos 1.200 megavatios, de los 16 mil que requiere el país”, dijo, y agregó: “Si hablamos de que Sorrento estará en condiciones de aportar una máxima de 160, el aporte de potencia es importante en los momentos más críticos”.
  Sorrento es una sociedad en la que participan el grupo liderado por el empresario Sergio Taselli con un 70% de participación accionaria, la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza con el 20% y los trabajadores con un 10% por el sistema de propiedad participada.
  Desde 1983, cuando se hizo la última gran inversión, hasta el año pasado venía produciendo a razón de 150 megavatios. Pero un gran desperfecto en su generador principal la obligó a salir de servicio el 10 de enero de 2007.
  “Fue una falla muy grande. En una usina se pueden romper muchas cosas, pero no se tiene un generador de repuesto en ningún lugar del mundo para salir a funcionar de nuevo inmediatamente. Estamos hablando de un aparato de ocho metros y 170 toneladas, su arreglo demanda un trabajo arduo y muy complejo”, explicó Collón. Por eso, hubo que hacer un rebobinado completo del generador, y además se aprovechó el tiempo para otros arreglos importantes, como el de la caldera y otros servicios auxiliares.
  Las obras ya estaban concluidas pero las pruebas finales detectaron una falla en una bobina que obligó a postergar un poco más la puesta en marcha. “Ahora seguramente vamos a estar con la carga máxima, teniendo en cuenta la gran demanda en la provincia y en el país”, dijo el directivo.

Proyecto de inversión. Con respecto al proyecto de repotenciar la usina, Collón reveló que se presentó en la Secretaría de Energía el proyecto, y que se mantuvieron conversaciones con el actual gobernador de la provincia, Hermes Binner. “Es una iniciativa muy ambiciosa, las condiciones de infraestructura y técnicas están, pero se trata de una inversión millonaria para la cual se tendrá que buscar financiamiento”, aclaró y dijo que “el gobernador siempre mostró interés en la generación de energía dentro de la provincia”.
  Si bien sabe Santa Fe espera la puesta en marcha de la usina de Timbúes, Collón consideró que “ese proyecto no nos genera ninguna preocupación, por cuanto apenas empiecen a trabajar ya serán absorbidas por el mercado interno, tanto Timbúes como Campana fueron pensadas para atender una demanda que ya está, y no tienen por qué desactivar Sorrento que, por el contrario, tiene planes de repotenciarse”.
  Por el momento, Sorrento es la única central generadora de energía en la provincia. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario