Economía

Sobre investigación econónica en el mercado laboral

Estudiantes bonaerenses y de Rosario ganaron con proyectos enfocados en la reforma normativa laboral y la flexibilización.

Domingo 09 de Septiembre de 2018

Jóvenes universitarios de la Universidad Torcuato Di Tella y de la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Estadística de la Universidad Nacional de Rosario ganaron con sus investigaciones sobre distintos aspectos del mercado laboral el primer y segundo puesto, respectivamente, en la séptima edición del Premio anual de Investigación Económica organizada por la casa de estudios local y la Fundación Banco Municipal de Rosario.

Limitaciones regulatorias y la necesidad nuevas normativas "más flexibles", la necesidad de "ser más competitivos en el mundo" y así generar nuevas oportunidades de trabajo, son algunas de las conclusiones coincidentes en ambos trabajos.

El concurso, fue lanzado a fines de octubre del año pasado, con el objetivo de fomentar la investigación de la economía de la ciudad de Rosario y su región entre estudiantes universitarios y jóvenes profesionales de todo el país. En esta oportunidad, la categoría dirigida a graduados que proponía investigar sobre el "cambio tecnológico y mercado laboral. Impacto para Argentina y sus regiones", quedó desierto.

Para los estudiantes, la temática a abordar fueron las "nuevas formas laborales y regulación en el mercado de trabajo" y el primer lugar, premiado con 18 mil pesos, lo ganó Eric Grosembacher (21), alumno de cuarto año en la carrera de Licencitura en Economía del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (Cema), quien realizó su investigación "Economía de plataformas digitales en Argentina: desafíos y oportunidades en el mercado laboral", junto a su novia María Victoria Ras (21), quien cursa tercer años de Ciencia Politica en la Universidad Di Tella.

"Se trata de un trabajo de carácter descriptivo, que estudia la economía de plataformas en el presente y en perspectivas hacia el futuro dentro de Argentina. Primero analizamos cómo funciona en el mundo, luego vemos cómo es la situación local, las ventajas y desventajas de estos sistemas y después hacemos algunas recomendaciones, entendiendo la importancia de que el Estado regule al respecto", explicaron los autores de la investigación.

Ambos plantean la necesidad de normativas claras "tanto para evitar puntos de conflicto de parte del trabajador como de las empresas" y porque consideran que "muchas empresas hoy en día no inician sus actividades en argentina a través de plataformas digitales y aplicaciones debido a la incertidumbre que tienen sobre si las van a habilitar o no. Es que el marco regulatorio al respecto es prácticamente nulo. Las limitaciones son muy negativas tanto para los trabajadores que quieren trabajar a través de las plataformas como para los consumidores y para las plataformas en sí", resumieron.

A la hora de destacar beneficios de los sistemas digitales, "un punto muy bueno es que se une de una forma mucho más directa la oferta y la demanda a través de las aplicaciones como ocurre con Uber o con Airbnb o Cabify, Glovo o Rappi que son algunas de las más conocidas hoy y que están funcionando en Buenos Aires permiten un acceso mucho más fácil y flexible para quienes quieren trabajar un día sí o un día no, o incluso en algunas plataformas de este tipo pueden trabajar desde su casa, economizando tanto transporte como tiempo y porque alguien que pierde dos horas en ir y venir de trabajar le que permite aprovecharlo y hacer otra actividad. Aplicaciones como Rappi evitan tener que ir al supermercado sino que te traen la mercadería a tu casa y esos minutos que se ahorran se pueden usar tanto para ocio como para trabajar en otro lado", opinaron los jóvenes investigadores.

"Muchas veces se piensa que la tecnología y la robotización es una amenaza para el trabajo y nosotros vemos que en realidad es más bien una oportunidad que va a crear muchos puestos laborales, siempre y cuando cuente con un marco regulatorio desde el Estado: es importante que se empiece a discutir qué y cómo normar y al mismo tiempo aprovechar muchas de las herramientas que ofrecen las aplicaciones para la tarea estatal y el diseño de políticas públicas", consideró Grosembacherg.

"No hay que tenerle miedo a las nuevas tecnologías sino considerarlas como una oportunidad para gente que, por ahí con menos calificación, pueda conseguir un trabajo con mucho mejor remuneración, más flexible", concluyó Ras.

Flexibilidad laboral

Sebastián Abella es estudiante de Ciencias Económicas de la UNR y con su investigación sobre la "subcontratación de servicios y el mercado laboral: un análisis de la tercerización y deslocalización de las operaciones de contact center en Argentina", accedió al segundo premio del concurso, por 10 mil pesos, dentro de la categoría "nuevas formas de trabajo y regulación del mercado laboral".

Su trabajo se centró en empresas que tercerizan servicios y dentro de éstas, los contact y call center, que "a principio de este siglo, cuando se sale de la crisis económica empiezan a tener una gran afluencia al país. Sin embargo a partir de 2008 esta tendencia se revierte: no sólo se empiezan a ir de Argentina si no de las grandes ciudades y se instalan en el interior o en países de la región", introdujo Abella.

Para el estudiante, la respuesta a ese fenómeno es la "rigidez" del mercado laboral. "Se necesita determinada flexibilización en algunas cuestiones para precisamente motivar este tipo de empresas con dinámicas que son tendencia a nivel global, que se caracterizan por una mayor flexibilización del trabajo y de las relaciones laborales".

Para ello "es importante desarrollar todo un marco normativo que proteja al trabajador, su salud y que le dé determinadas garantías pero que también priorice la competitividad de los sectores que son nuevos y que motivan la innovación en todos los ámbitos. A nivel empírico y a nivel internacional la evidencia es bastante contundente: los países que tienen mercados laborales más flexibles, tienen menores tasas de desempleo, y esta es una de las conclusiones del trabajo", enfatizó.

Abella consideró, en el contexto actual, que "si una empresa en recuperación no puede flexibilizar el trabajo, si no puede deshacerse de algunos trabajadores o despedir para poder ajustarse en este contexto, cuando se recupera la economía, ¿qué es lo que hace?: toma menos trabajadores de manera formal. Entonces tener un mercado rígido no sólo fomenta el mercado en negro sino una mayor tasa de desempleo. Además, por supuesto los empresarios se ven motivados a reemplazar trabajadores por capital y probablamente prefieran comprar una máquina en vez de contratar un trabajador".

Bajo esa concepción "es necesaria una flexibilización laboral y que en algunas cuestiones el mercado encuentre soluciones que por supuesto beneficien a ambas partes. Argentina necesita una reforma laboral porque hoy por hoy nuestro país no encuentra gran competitividad en los sectores, entonces precisamente se necesita un marco regulatorio que la priorice por sobre anteriores. A nivel internacional "está desapareciendo eso de que mi papá trabajó 30 años y se jubiló en el mismo lugar. Hoy por hoy tenemos empresas más flexibles que permiten que el ser humano empiece a vivir bajo su propia responsabilidad, con un mayor grado de adaptabilidad", concluyó.

Valoración de la educación pública
Del acto de entrega de los premios a los ganadores del concurso de investigación económica que se realizó en la sede del Banco Municipal, participaron la presidenta de la Fundación de la entidad bancaria, Ana Inés Navarro, el vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas y Estadísticas de la Universidad Nacional de Rosario, José María Malgioglio y la decana de esa casa de estudios, Adriana Racca, quien además de destacar la importancia de dar continuidad a la actividad que impulsan ambas instituciones, valoró cómo este tipo de competencias dan cuenta del prestigio y jerarquía de la universidad pública, teniendo en cuenta que uno de los ganadores (Sebastián Abella) es estudiante de la UNR.
"Es un orgullo particular que uno de los ganadores es un estudiante de nuestra facultad", remarcó Racca e hizo "una reflexión sobre el momento que estamos pasando: la universidad está en una situación bastante compleja, vapuleada y en un contexto de desprestigio de la educación pública".
"Estas actividades denotan también que las universidades públicas son enormes. No sólo tienen que ver con la cuestión de formación de profesionales que obviamente es algo estratégico para el desarrollo de un país y que está claro que es absolutamente importante. Pero que también investigamos, hacemos extensión, vinculación y permanentemente estamos apoyando el desarrollo de un país", concluyó e hizo un llamamiento a "acompañar esta lucha que en este momento estamos llevando los universitarios".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario