Economía

Sin descanso en la economía

El extraño espectáculo institucional de un funcionario judicial que se carga, con un voto de desempate.

Domingo 10 de Diciembre de 2017

Descanso dominical. El extraño espectáculo institucional de un funcionario judicial que se carga, con un voto de desempate, una ley surgida de un amplio consenso de organizaciones sindicales, empresarias y sociales, votada por amplia mayoría legislativa, defendida frente a la presión de un grupo de cadenas nacionales e internacionales que incluyó el despliegue demencial de una fuerza de choque, es más que una consecuencia del actual espíritu de época. Es el crudo recordatorio de la histórica alianza corporativa del poder económico, político y judicial, que sólo en algunos momentos se agrieta por las luchas sostenidas de las organizaciones sociales, para cerrarse apenas se regeneran las condiciones de restauración.

La clase política santafesina no reaccionó frente a este a desafío. La Legislatura provincial, muy dispuesta a autovotarse suculentos presupuestos o a sancionar leyes para controlar a los funcionarios judiciales que los investigan, no se ofende por este desprecio abierto al trabajo parlamentario. En términos generales, el camino elegido por la representación política tradicional es cerrarse en la estrategia de autoprotección, que ya mostró durante la firma del pacto fiscal y el avance en el Senado nacional del proyecto de ley para bajar el sueldo de los jubilados. Precisamente, una de las transacciones involucradas en ese acuerdo es trocar el ajuste de la mayoría de las jubilaciones por la transferencia de fondos nacionales para financiar el déficit de la Caja de Jubilaciones. Un rojo alimentado en parte por los suculentos haberes de los altos magistrados.

El viaje a Estados Unidos del gobernador Miguel Lifschitz con un grupo multipartidario de referentes legislativos anuda un poco más ese entramado. Mientras hablan de reformas constitucionales y reelecciones, pasan la gorra en los organismos internacionales de crédito y en los foros de inversores privados. Buscan financiamiento para obra pública.

Serán, de acuerdo al proyecto enviado en paralelo a la Legislatura, 800 millones de dólares que tendrán destino específico a acordar con los jefes políticos de municipios y comunas y con los representantes legislativos. El mismo esquema de punteo de obras que los senadores le exigieron al Ejecutivo para aprobar la deuda emitida en 2016 y 2017.

Sin banderas ideológicas de envergadura para poner en juego durante la lucha política, la gestión territorial concentrará el foco en los próximos dos años. Fuera de las dos grandes ciudades de la provincia, esa siembra cosechó resultados electorales para cargos comunales y municipales en octubre pasado.

La apuesta es que el pavimento y los ladrillos reemplacen el efecto recesivo de la reducción de salarios y jubilaciones, los tarifazos y el desempleo en la industria.

Sostener la obra pública provincial sería, como sucedió durante el año 2016, una forma de garantizar un piso de actividad, en momento en que los tractores del tibio veranito preelectoral alimentado por el gobierno comienzan a desacelerar.

La ejecución del gasto de capital nacional ya mostró en octubre un freno importante, el nebuloso "boom" de créditos hipotecarios se enmarañó en el juego de la inflación y la suba de tasas de intereses. Los préstamos al consumo en la base de la pirámide social moderarán su efecto con las perspectivas de una pérdida de ingreso real en los beneficiarios de la AUH. El consumo difícilmente repunte si el gobierno tiene éxito en las reformas previsional y laboral, y en su presión para planchar las paritarias. Y la deprimida base de comparación del año pasado ya no contribuirá con su poderoso efecto estadístico a escenificar un relato de recuperación.

Las subas de precios y tarifas, así como la baja de ingresos populares, calientan diciembre, pero también amenazan con enfriar la economía de 2018.

En materia de actividad, el último bienio económico fue más que magro. Mostró apenas subas puntuales relacionadas con el shock de rentabilidad del agro, en 2016, y una brutal recesión que se amortiguó recién entrado 2017 con los anabólicos preelectorales. Sobre los próximos meses se cierne la amenaza del round 8, aquel momento fatal en el que, luego de descargar una maratónica, sistemática y demoledora oferta de golpes, un envalentonado George Foreman escucha la inquietante pregunta de un Mohamed Ali acovachado en las cuerdas: "¿Eso es todo lo que tienes, George?" Segundos después se iba a la lona.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario