Economía

Si se aprueba habrá "un impresionante agujero fiscal", advierte la Rosada

El Senado debatirá hoy dos propuestas: la opositora, que retrotrae las tarifas a noviembre de 2017, y la oficial, que baja el IVA en los servicios.

Miércoles 30 de Mayo de 2018

El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que si no aplica el veto, en caso de que prospere la iniciativa opositora de limitar los aumentos de tarifas, habrá un "agujero fiscal impresionante".

Además, el presidente ratificó el llamado que hizo el pasado lunes a los gobernadores y senadores del PJ para no apoyar el proyecto que ya cuenta con media sanción de Diputados y busca retrotraer y establecer un límite a los aumentos de las tarifas de los servicios públicos.

Tras repasar los números del impacto que tendría la aprobación de la iniciativa, el líder del PRO insistió en la necesidad de administrar de manera responsable los recursos para reducir el déficit fiscal.

Por su parte, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, consideró que el proyecto opositor "es totalmente unitario" porque —consideró— "sólo beneficia a los porteños y a la provincia de Buenos Aires".

"Así escrita, sólo devuelve las tarifas a los que tienen Edenor y Edesur", explicó el funcionario. "Además —agregó— es un proyecto que violenta el Presupuesto que se votó hace unos meses. Y genera un costo fiscal altísimo, son unos 170 mil millones en dos años", completó.

Frigerio defendió el dictamen del oficialismo de rebaja del IVA en un 50 por ciento en las boletas de agua, gas y electricidad, proyecto acordado con algunos gobernadores, y señaló que el Estado, al ceder parte de la recaudación va a facilitar "bajarle la tarifa a las pymes".

Contrapuso esta propuesta con el proyecto de la oposición, del que dijo que va a tener un efecto nulo porque el presidente anunció de antemano que "la va a vetar".

"Frente a este ley, que por lo bajo todos dicen que es mala y unitaria, el presidente anunció que la va a vetar, o sea que a la gente no le va a quedar nada. Nosotros recibimos el mensaje político, pero la gente no recibe nada", apuntó.

Arranca a las 14

El Senado comenzará a las 14 de hoy a debatir los dos proyectos para aminorar el tarifazo: el del bloque Justicialista, con el respaldo del kirchnerismo y la izquierda, y el de Cambiemos.

El proyecto de la oposición, que de ser aprobado será convertido en ley, establece que las tarifas de gas, electricidad y agua se retrotraigan a valores de noviembre de 2017 y que las subas no superen la variación salarial para usuarios residenciales y la variación de precios mayoristas, para las pymes.

La iniciativa del oficialismo, en tanto, propone rebajar el IVA que se paga sobre las facturas, con una alícuota del 10,5 por ciento para usuarios residenciales (la mitad del 21 por ciento que pagan actualmente) y del 21 por ciento para pymes (que pagan el 27 por ciento).

El proyecto opositor, que viene de Diputados, es el que más votos reúne a pesar de que el gobierno ya anticipó el veto de Macri lo vetará si el Senado.

Voto a voto

A favor del proyecto de la oposición hay 38 votos entre el bloque Justicialista (23), el FpV-PJ (9), el Frente Popular Santiago del Estero, Unidad Justicialista (Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo) los progresistas Fernando Solanas y Magdalena Odarda y el Frente Cívico por Santiago.

Para rechazar la iniciativa opositora y/o apoyar la del oficialismo hay 31 votos que aportarán Cambiemos (25), Interbloque Federal (5) y Rodolfo Urtubey, el único del bloque Justicialista que no votará el proyecto de la oposición.

En caso de un veto presidencial, la Constitución plantea la ley debe volver a al Congreso, y si en ambas cámaras obtiene los dos tercios de los votos a favor, el presidente deberá promulgarla aunque no esté de acuerdo. Desde el retorno de la democracia sólo en 36 oportunidades el Congreso aprobó una ley que había sido vetada previamente.

Came reclamó un descenso del IVA

La Came, que agrupa a medianas empresas, reclamó el descenso del IVA y los impuestos provinciales en las facturas de los servicios públicos. "Hay ciudades donde se cobran más de 10 cargos recaudatorios. Junto con el IVA pueden llegar a explicar hasta el 60 por ciento del valor de la factura", manifestó la central, que expresó "preocupación por la politización del tema", porque, sostuvo, "volver al viejo esquema subsidiado no ayudará a resolver la crisis energética". Came "apoya el gradualismo en las subas pero con un rebalanceo en las facturas de las grandes empresas, ya que las pymes electrointensivas pagan un porcentaje mayor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario