Economía

"Si Macri es reelecto, lo primero que debe hacer es llamar a Fernández y a Lavagna"

De cara a las elecciones, Frigerio dijo que, más allá de quien gobierne, es clave lograr un equilibrio para "que nadie tenga la suma del poder público".

Lunes 09 de Septiembre de 2019

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró ayer que "la única solución posible (a la crisis) es un gobierno de unión nacional". En ese marco, el funcionario sostuvo que, si el presidente Mauricio Macri resultara reelecto en octubre próximo, "lo primero que debe hacer es llamar a Alberto Fernández (Frente de Todos, FdT) y a Roberto Lavagna (Consenso Federal) a una mesa en conjunto".

A su vez, el titular de la cartera política manifestó que las elecciones del 27 de octubre serán "muy importantes" ya que definirán la composición de las cámaras del Congreso e, "independientemente de quien gobierne", es necesario alcanzar un equilibrio para "que nadie tenga la suma del poder publico".

"Ningún espacio político ha podido lidiar con problemas que arrastramos desde hace 70 años. Por eso, la única solución posible es tratar de resolver este problema todos juntos. Cada uno por su cuenta no ha podido", afirmó Frigerio.

"La única solución posible es un gobierno de unión nacional", añadió el funcionario, tras lo cual aseveró que si Macri resultara reelecto, "lo primero que debe hacer es llamar a Fernández y a Lavagna a una mesa en conjunto".

Al respecto, Frigerio resaltó: "El presidente escuchó el mensaje contundente de la gente a través del voto. Cambió y va a seguir cambiando".

A su vez, sostuvo que "en algunas cuestiones" quedó claro que "los caminos elegidos no funcionaron", pero indicó que "la economía está subordinada a la política". Y agregó: "Este gobierno hizo lo que pudo hacer con el apoyo político que tuvo".

Respecto de las elecciones generales, Frigerio afirmó que, "independientemente de quien gobierne", si se llega a a una segunda vuelta se aseguran "el equilibrio en el Congreso" de modo que "nadie tenga la suma del poder publico".

Paralelamente, al analizar el mandato de Macri, el ministro señaló que "el único reclamo es si no se debió haber construido una base de sustentación política más sólida desde el principio".

Según Frigerio, dada la falta de mayorías propias en el Congreso, como de gobernadores del mismo signo político, "hubiese sido mejor ampliar desde el origen la base de sustentación política del espacio".

"Si volviéramos a tener la oportunidad (de seguir gobernando el país), el 10 de diciembre habría que replantear esto y, desde el momento cero, convocar a otras fuerzas políticas a que se sumen la gobierno", argumentó el funcionario.

"Este país necesita de más apoyo político. Más si somos el gobierno con el apoyo político más débil de los últimos cien años", aseveró.

Asimismo, al analizar el llamado de organizaciones sociales a un plan de lucha de 48 horas para esta semana, Frigerio afirmó que el gobierno ha demostrado tener "diálogo y predisposición para llegar a acuerdos".

"No se justifica este plan de lucha teñido por el proceso electoral", manifestó. En esa línea, indicó que el gobierno de Juntos por el Cambio demostró ser el "más dialoguista y el más buscador de consensos", aunque eso no estuvo acompañado de "una promesa de apoyo permanente" a ese espacio.

"Hicimos obras públicas en cada rincón del país. En el pasado, si no tenías la camiseta del partido gobernante, no tenías una obra", enfatizó el ministro, que pidió que "ojalá nunca vuelva el látigo y la chequera". En esa línea, añadió: "Espero que hayamos aprendido los argentinos las cosas que no tenemos que volver a hacer".

"Estoy cansado. Pero hay ocho millones de argentinos que nos votaron en las primarias y, por ellos, pero también por los que nos tienen bronca y muchos que nos desprecian, tenemos que seguir trabajando para resolver problemas y alcanzar consensos", sentenció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario