Economía

Según el Indec, el desempleo en el Gran Rosario volvió a descender

La tasa de desocupación bajó medio punto hasta 7,9 en el tercer trimestre. En medio de la crisis, y a contramano de lo que ocurrió a nivel nacional, las estadísticas oficiales mostraron una mejor situación laboral.

Miércoles 19 de Diciembre de 2018

Aunque cueste creerlo, el desempleo bajó en el Gran Rosario durante el tercer trimestre del año. Fue a contramano de lo que ocurrió a nivel nacional. Lo mismo había ocurrido en el segundo trimestre, cuando los efectos de la crisis cambiaria comenzaron a golpear en la economía. Pero en esta ocasión, según los números del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), también creció el empleo y bajó la subocupación.

El organismo estadístico difundió ayer los datos del mercado laboral correspondientes al período que va de julio a septiembre. A nivel nacional se registró un previsible incremento de la tasa de desocupación, que alcanzó al 9 por ciento de la población económicamente activa. Fue una suba de 0,7 punto porcentual contra el mismo lapso del año anterior. En el Gran Rosario, en cambio, hubo una baja interanual de medio punto, hasta llegar al 7,9 por ciento.

La cifra es la más baja desde el tercer trimestre de 2013 y, al menos en las estadísticas oficiales, muestra a la región como una suerte de isla del mercado laboral. En un año, creció un punto la tasa de actividad, es decir que se sumaron 16 mil personas a la oferta de fuerza de trabajo, mientras que el empleo subió 1,1 punto porcentual, lo que indica que hay 18 mil ocupados más. Hay mil desempleados menos en esa comparación.

Si se compara con el resto del país, el Gran Rosario bajó al décimo lugar en el ránking de la tasa de desocupación (incluso por debajo de la ciudad de Buenos Aires), mientras que está entre los cinco aglomerados con mayor tasa de empleo.

En paralelo con los datos de caída del PBI, que también difundió ayer el Indec, en los últimos dos trimestres el organismo verificó una suba de la desocupación.

"De acuerdo al Indec, en un año creció la tasa de actividad, bajó el empleo y subió la ocupación. Bajó el subempleo".

En Rosario, la tendencia es al revés. La tasa interanual de desempleo que informa el organismo bajó 2,8 puntos entre abril y junio, y 0,5 punto en el período que va desde julio a septiembre. Pero en este último caso los números son, incluso, más saludables. Esto es porque la subocupación, que en el segundo trimestre había subido, bajó. Y el empleo, que en ese mismo período bajó en la medición interanual, subió en cambio en el tercer trimestre.

La subocupación funciona muchas veces como un fuelle del mercado laboral en tiempos de crisis. Refleja en buena medida las estrategias de preservación del empleo a través de mecanismos de suspensión o directamente el traspaso de empleo formal al informal o cuentapropista. En el segundo trimestre de 2018, este indicador fue del 12,7 por ciento y tres meses después bajó al 8 por ciento. En valores absolutos, pasó de 79 mil personas a 53 mil entre junio y septiembre.

mapaempleo.jpg

El mapa y el territorio

La foto que muestran las estadísticas del Indec parecen ir a contramano de los 200 procedimientos de crisis que se tramitan en el Ministerio de Trabajo, los despidos y suspensiones en las fábricas metalmecánicas de la región, la caída del empleo industrial informada periódicamente por Fisfe y las cesantías que a diario se producen en comercios y establecimientos manufactureros.

Quizás en el análisis de la evolución de la actividad económica local y nacional pueda encontrarse algún trazo de explicación. Por caso, los números de la facturación de los sectores económicos rosarinos que mide la Municipalidad muestran una caída interanual recién a partir de septiembre, cuando el Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) que informa el Indec acusa esta caída a partir de abril, inicio del segundo trimestre del año. Es decir que, al menos en los números, el efecto negativo de la crisis cambiaria se expresa con varios meses de atraso. También es verdad que el sostenimiento de la obra pública local amortiguó el impacto.

Esta divergencia también fue reflejada por el Indice de Actividad de la Región Rosario (Isarr) que mide el instituto de investigaciones de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNR. En su última medición, al segundo trimestre del año, la economía local crecía 1,2 por ciento interanual mientras que la nacional caía 1 por ciento.

"En los indicadores de actividad económica, la crisis se reflejó antes en en el plano nacional que en el local"

Durante la leve recuperación económica del año paso, esta divergencia también estuvo presente, aunque con los roles invertidos. Los números positivos aparecieron antes a nivel nacional que en Rosario. Y así se reflejó en el empleo. En el segundo trimestre de 2017, cuando el desempleo nacional había bajado al 8,7 por ciento, en el aglomerado todavía estaba en dos dígitos (10,8 por ciento). Hasta el primer trimestre de este año, la desocupación rosarina era superior a la nacional, en los últimos dos períodos evolucionó por debajo.

Por regiones, el mayor nivel de desocupación se registró en el Gran Buenos Aires, con un 10,5 por ciento; seguido por la zona Pampeana ( 8,8 por ciento). El aglomerado con mayor desempleo es Santa Rosa (13,2 por ciento), seguido por Mar del Plata (11,8 por ciento) y los partidos del Gran Buenos Aires (11 por ciento). El conglomerado San Nicolás-Villa Constitución también tiene un desempleo de dos dígitos (10,9 por ciento).


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});