Economía

Según Cira, la terminal portuaria rosarina es más ágil que la bonaerense

Domingo 24 de Junio de 2018

El presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (Cira), Rubén García y el gerente general de la entidad, Fernando Damián Furci recorrieron el complejo de Terminal Puerto Rosario (TPR) y se reunieron con importadores locales con el objetivo de "fidelizar al sector para que sepa que tiene un referente con el cual puede resolver algunos problemas que están en Buenos Aires, que nosotros podamos ser el vehículo, el pie o el puente para que se resuelva", señaló el titular.

En ese sentido, García mencionó que "hay muchos importadores de Rosario o de Córdoba que siguen despachando por Buenos Aires, siendo uno de los puertos más problemáticos. De hecho, la terminal de Rosario es más ágil y los costos son mucho más baratos", destacó García, a quien acompañó en la recorrida su homónimo, Víctor García, titular de Mercator SA, empresa importadora de vajilla, que desde hace algunos años dejó de ingresar la mercadería por las terminales bonaerenses y las recibe en Rosario.

"Hace 4 o 5 años no se recibían contenedores en el puerto de Rosario. Desde hace 4 o 5 años, cuando empezaron a venir los armadores, nos encontramos con dos ventajas: primero la agilidad del puerto y aduana, por el poco movimiento de importaciones, y a su vez los tiempos que nos otorgan son más holgados que los de Buenos Aires. Y los costos son menores", comentó el directivo.

Es que "la parte burocrática, entre certificaciones, aprobaciones y documental, llevaba tiempo y era imposible sacar un 'forzoso', es decir, despachar mercadería en un plazo acotado para aprovechar la tarifa más económica. Después de ese plazo, la tarifa se duplica y los costos extra son excesivos. Los de almacenaje también son más económicos. Además, una verificación que en Buenos Aires dura tres días, en Rosario se hace de un día para el otro", destacó Víctor García.

Para mencionar más ventajas de operar desde el puerto rosarino, el presidente de Cira graficó el ahorro que significa en concepto de transporte terrestre: un flete interno desde el puerto de Buenos Aires hasta la empresa o lugar de descarga, por ejemplo, Rosario, sale alrededor de 800 dólares. Desde Brasil a Rosario, 550 dólares. Y desde Brasil a Buenos Aires, 450 dólares. Es una diferencia de 100 dólares contra 800, sumado a la agilidad y los gastos menores. La diferencia es abismal", remarcó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});