Economía

Seggiaro: "La crisis es inédita, pero hay diferencias sectoriales y regionales"

El economista Carlos Seggiaro es un profundo conocedor de los sectores productivos del interior y un agudo analista de los procesos económicos de la Argentina.

Domingo 05 de Julio de 2020

El economista Carlos Seggiaro es un profundo conocedor de los sectores productivos del interior y un agudo analista de los procesos económicos de la Argentina. Desde esa condición, habló sobre las diferentes velocidades regionales y sectoriales a las que marcha la economía en el marco de la pandemia de Coronavirus. "Hay una profunda recesión, que es mundial, pero una lupa más fina permite ver que en Argentina las cadenas ligadas a la agroexportación están trabajando en un nivel casi normal, o incluso mejor", señaló.

El profesional, que asesora al movimiento cooperativo, también se refirió al default de Vicentin y a la polémica que se armó en torno de su rescate. Dijo que es una oportunidad para que las cooperativas den un paso hacia el comercio exterior de granos, ofreció una visión alternativa sobre cómo debería llevarse adelante el rescate y se quejó porque el gobierno nacional avanzó en la intervención "sin tener una hoja de ruta clara sobre lo quería hacer". Pero, sobre todo, lamentó que "la grieta la quite racionalidad" a la discusión. Al respecto, dijo que le pareció "patético" ver "a productores agropecuarios salir a la calle a defender" al grupo cuyos dueños son investigados por presunto vaciamiento.

En diálogo con el programa radial "La banda cambiaria", que se emite por FM Meridiano, opino sobre el impacto de la pandemia. Consideró que la crisis mundial encontró a la Argentina "mal parada", porque venía "con una recesión en 2018 que se acumuló en 2019". La tormenta tiene un efecto terrible sobre la economía local, aunque con "diferencias regionales y sectoriales". Una lupa un poco más fina permite ver, por ejemplo, que las cadenas de agroalimentos, sobre todo las vinculadas a la exportación, "han tenido un nivel de actividad casi normal".

"Si yo, que soy cordobés, me voy a Hernando, que tiene una base manisera importante, me encuentro que ese sector continuó importando regularmente, con buenos precios internacionales y buenos rindes. Hoy el productor manisero está saliendo a alquilar campos en el sur de Córdoba por u$s 800 por hectárea. Refleja que están bastante dulces. Ahora, hacés desde ahí 60 kilómetros hasta el Valle de Calamuchita y te encontrás con que no vuelan ni los pájaros", detalló. El fenómeno se repite en Santa Fe, con localidades pequeñas y medianas que están "en mejores condiciones que las grandes ciudades".

"Esto expresa que a la salida de la pandemia nos vamos a encontrar con muchos sectores muy golpeados. La economía va a salir muy traumáticamente, más allá de diferencias sectoriales y regionales que son muy visibles", indicó.

Seggiaro advirtió que el margen de maniobra del gobierno es limitado porque "ya está haciendo un esfuerzo inmenso, aplicando una política fiscal y monetaria muy expansiva, como hacen casi todos los países del mundo". Este esfuerzo pone a prueba e la macroeconomía. "Si anualizo el déficit de mayo me da casi 10 por ciento del PBI, que fue financiado con emisión porque no puede ser de otra manera frente a una recaudación que se cae", dijo. Eso explica a su vez "por qué el Banco Central tiene que regular el mercado de cambios".

"Es un escenario complejo e inédito, no hay manual de procedimientos para enfrentar una situación como esta", subrayó. "Se está haciendo lo que se puede, es algo que le pasa no sólo al gobierno argentino sino al de EEUU, Francia o Suecia; con la diferencia de que una misma herramienta de política monetaria fiscal y expansiva no tiene los mismos efectos en un Estado eficiente que en uno que no lo es". Lo mismo ocurre, señaló, con el sistema financiero. "El BCRA planteó ciertas políticas y los bancos no respondieron en toda la medida".

Sobre el default de Vicentin y la intervención del gobierno apuntó que "desgraciadamente este tema quedó dentro de la grieta", una zona en la que "se pierde un poco de racionalidad para mirar las cosas".

"Yo estoy cerca del movimiento cooperativo y creo que puede ser una experiencia que permita que las cooperativas como ACA, AFA y Fecofe, jueguen un rol en este proceso", indicó. Lamentó, en ese sentido, que el gobierno se haya lanzado "sin consultar adecuadamente y sin trazar una hoja de ruta". Por eso, consideró importante que las cooperativas puedan acercar una propuesta. "Sería saludable un proceso en el cual cada una de ellas, en términos de capacidad, manejara cada unidad correspondiente de Vicentin, ya que una megaempresa mixta no sé si tendría la capacidad de operar bien", opinó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario