Economía

Se vienen nuevos instrumentos de financiación para las pymes en el mercado de capitales

En el Mercado Argentino de Valores trabajan en el diseño de una herramienta para inversiones que requieran más largo plazo. Se buscan alternativas para seducir a los inversores

Domingo 11 de Abril de 2021

El Mercado Argentino de Valores (MAV) está trabajando en el diseño de nuevos productos para el financiamiento de las pymes y están ideando un instrumento que pueda utilizarse para inversiones que requieran más largo plazo, ya que lo disponible por el momento no supera los 15 meses. La idea es dar respuesta a las pymes que requieran fondos para invertir en bienes de capital, para ampliar plantas o compra de maquinaria, cuestiones que requieren otro tiempo de repago. Pero también ofrecerle a los inversores un retorno más tentador, y así lograr un flujo de capital mayor para dinamizar el financiamiento de las pymes.

Fernando Luciani, director ejecutivo del MAV, planteó la necesidad de “dar un paso más hacia productos un poco más estructurados donde la tasa no sea netamente fija sino que tenga algún índice de actualización que sea variable” y anticipó que están en negociaciones con la Comisión Nacional de Valores (CNV) para que les autorice a poner a disposición de los inversores productos con tasa ajustable, por ejemplo por la tasa Badlar o por el CER, que ”son hoy los dos índices de referencia que resultan más atractivos para los inversores”.

“Creemos que eso activaría la demanda de inversores dispuestos a prestar con ese índice de actualización más que una tasa fija que hoy para cubrir las perspectivas de un inversor requiere ser un poco más alta. Con la tasa variable seguramente el costo puede estar menor”, apuntó Luciani.

En ese sentido, el director ejecutivo de MAV explicó que hoy “el financiamiento fuerte en Argentina es de 0 a 15 meses, pero las inversiones de mediano o largo plazo que son para bienes de capital, para ampliar plantas o maquinaria y tienen otro tiempo de repago y en el mercado no se ve tanta cantidad de productos que pasan los dos años”. El directivo consideró que “eso es malo incluso para los inversores porque si uno quiere colocar su dinero a largo plazo no se me ocurre un producto”.

“Es una gran deuda que tiene Argentina como país para ampliar los ciclos de producción. Todo lo que hablamos es para capital de trabajo qué es importante, porque es la diferencia entre la vida y la muerte como siempre digo, pero para crecer se necesita otro tipo de productos de más largo plazo”, señaló.

La pandemia marcó el pulso de las operaciones en el mercado de valores durante 2020 y el 2021 se perfila más activo. “La pandemia genera una mayor volatilidad tanto en los mercados como la actividad en general y eso significa que hubo altibajos pero desde el último trimestre se ve una tendencia de recuperación. Esto tiene que ver con que las compañías empezaron a producir, y más allá de los datos de desempleo que no fueron buenos en general la actividad económica productiva se empezó a mover y todo eso tiene un correlato en el mercado de capitales porque la demanda de financiamiento que es algo sensible empezó a aumentar. El mercado fue respondiendo bien y el volumen de financiamiento pymes en febrero estuvo en 25.000 millones de pesos a través de distintos productos. Creemos que es una tendencia que se va a consolidar y aumentar durante el año”, precisó Luciani.

Desde su lanzamiento el echeq se convirtió en el producto estrella. Es que se trata un producto sumamente consolidado en la estructura de las empresas, la estructura de los inversores, está bien consolidado. “A ese concepto del cheque de pago diferido se le agrega la tecnología que despapelisa, que lo mandas en 30 segundos y mandas a mi cuenta corriente la plata y lo compraste. En otro tiempo tendríamos que juntarnos a tomar un café o mandar un cadete. El concepto de arraigado que tiene el cheque en la cultura empresarial más la digitalización y la tecnología hacen indudablemente que sean producto estrella. De los 25.000 millones de pesos que se operaron el echeq se lleva el 80% del volumen. Es la herramienta elegida por las empresas para financiarse, luego está el pagaré y las facturas que van de a poquito creciendo”, indicó el director ejecutivo del MAV sobre los instrumentos de financiación que funcionan muy bien entre las pymes para capital de trabajo.

Entre los sectores que más demandan financiación figuran “todo lo que es servicio, bienes consumibles para el hogar. Luciani detalló que se lanzaron al mercado de capitales desde la pequeña pyme que hace muebles o el que vende comida o hace envases. “Todo se mueve muchísimo por la propia lógica de que la gente está en su casa y consume más. Todo lo que es construcción o derivados de la construcción como materiales, aberturas también registra un repunte grande y se ve mucha actividad de financiamiento vinculado a esto. También la vertical en lo referente a maquinaria e industria automotriz, hay muchísimo en repuestos y vemos mucha gente de ese rubro que necesita para comprar más mercadería y vender más. Hay una demanda en el mostrador que tracciona constantemente”, señaló el director ejecutivo del MAV.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario