Economía

Se profundiza la ofensiva de despidos en la región

Vassalli ya logró 50 retiros voluntarios y quiere avanzar con la cesantía de otros cien. Echaron a diez obreros en una matricería

Viernes 27 de Octubre de 2017

Una jornada dura para los trabajadores metalúrgicos transcurrió ayer con dos audiencias infructuosas en el Ministerio de Trabajo. La primera significó directamente el punto final al breve conflicto en la empresa rosarina Modelar SA, que echó a sus diez empleados, sin indemnización. La segunda, fue la ratificación de la patronal de la fábrica de cosechadoras firmatense Vasalli de no retroceder en su intención de "reestructurar" su planta desvinculando a 150 obreros. El panorama poselecciones azuza a las patronales para ejecutar despidos y maniobras vinculadas.

Hace dos semanas los empleados Modelar, de la matricera ubicada en Arroyito, se encontraron con las puertas cerradas y con la novedad de su despido. Alertaron a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y al día siguiente hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo. Para la segunda, ya estaban derrotados: en forma inédita, pidieron al gremio y a la cartera laboral que no intercedieran más, por el tremendo impacto emocional y hasta el gasto que les genera sostener la situación. Tristemente prefieren salir a hacer changas.

Es que el dueño de la fábrica, "que ya les adeudaba tres meses de sueldo, dejó en claro que no les abonará la indemnización y que les advirtió que si intentan hacerle juicio, se va a declarar en quiebra", relató Pablo Cerra, asesor legal de UOM. Apuntó que el dueño de la firma es el ex secretario de Industria provincial Omar Berrocal .

Así, los diez trabajadores _algunos con hasta 40 años de antigüedad_, "se quedaron en la calle y sin un peso; desde el gremio no estamos de acuerdo con su decisión de no luchar, pero respetamos enteramente su voluntad", señaló el abogado, y valoró el gesto de los obreros, que en el acta firmada ayer hicieron constar su agradecimiento a la cartera laboral y al sindicato.

Sobre la situación en Vasalli, cuya patronal pretende desvincular a 150 de sus más de 500 empleados ofreciendo, en principio, retiros voluntarios, Cerra manifestó "preocupación porque la empresa ratificó la reestructuración y que le estarían sobrando 110 compañeros".

Dado que Vasalli firmó un convenio con el gremio y la provincia para no aplicar despidos hasta el 31 de diciembre, a cambio de asistencia, comenzó a ofrecer retiros voluntarios por un 60 por ciento de la indemnización, en 12 cuotas. En la audiencia de ayer redobló la apuesta: propone pagar un 80 por ciento en 24 cuotas, o el 100 por ciento, en 36. A la primera oferta ya adhirieron 40 empleados.

También en este caso la empresa expresó sin tapujos en el ministerio que "si no tiene éxito con esta propuesta, que es en definitiva aplicar despidos encubiertos, va a dejar de cumplir el convenio", advirtió Cerra. Para la semana próxima el gremio convoca a una asamblea para transmitir las novedades a los trabajadores y el viernes habrá una nueva audiencia en Trabajo.

"Lo que más nos preocupa es que pareciera ser que a las patronales nada les hace ruido, hay un incumplimiento expreso de la ley", advirtió el abogado.

Por su parte, durante la sesión de ayer, la Cámara baja provincial aprobó un proyecto que declara "su preocupación por la situación de los trabajadores de Unilever de Villa Gobernador Gálvez".

"Bajo la excusa de una reestructuración empresarial", la multinacional pretende despedir a 65 empleados. Rige una conciliación obligatoria. "Alguna vez habrá que tomar medidas contra las multinacionales que no tienen necesidad de producir despidos y considerarlo como un delito de costo social flagrante", manifestó el diputado provincial Carlos del Frade.

Apoyo a trabajadores de la ex Prunelle

Por iniciativa de Joaquín Blanco, la Cámara Baja aprobó un pedido de apoyo a las 20 familias que e se encuentran a la espera de que finalice el proceso de quiebra del Laboratorio de Investigaciones Cosméticas S.R.L (Prunelle) de Soldini y que quieren seguir produciendo. "Estamos respaldando a estos trabajadores que desde el 2014 vienen luchando para poder mantener sus puestos", señaló el legislador. La cooperativa se encuentra trabajando en alguno de los productos que se fabricaban con anterioridad pero no puede usar la antigua marca Prunelle.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario