Economía

Se pinchó el "efecto Pichetto" y el dólar pegó un salto

La divisa cortó una racha de tres bajas consecutivas, debido a la mayor demanda y al clima global. La tasa de Leliq perforó el 67 por ciento

Sábado 15 de Junio de 2019

El dólar cortó una racha de tres bajas consecutivas y repuntó 55 centavos. En Rosario cotizó a

$ 45,25. También bajó el panel líder de la Bolsa de Comercio y subió el riesgo país.

El "efecto Pichetto", que elevó el precio de las acciones y bajó el del dólar a mediados de la semana, se diluyó ayer. El mercado bendijo la incorporación del senador rionegrino a la fórmula presidencial que encabeza Mauricio Macri y luego volvió a la realidad de la crisis financiera.

En el mercado cambiario, el dólar rebotó 60 centavos a $ 43,97, de la mano de una demanda más activa y en un contexto internacional que volvió a complicarse. La divisa estadounidense se fortaleció frente a las monedas regionales. Se operaron u$s 982,7 millones.

En la rueda, el Banco Central efectuó, por cuenta del Ministerio de Hacienda, dos subastas de venta en contado por u$s 30 millones cada una. En la primera licitación el precio promedio fue de $ 43,85, y en la segunda el valor promedio fue de $ 43,95.

Además, la autoridad monetaria llevó a cabo la primera subasta de Leliq a 11 días de plazo. El monto adjudicado fue de $ 115.898 millones a una tasa promedio de 66,709 por ciento.

Las reservas del Banco Central terminaron en u$s 63.781 millones.

El Ministerio de Hacienda resolvió ampliar las emisiones de Bonos del Tesoro con vencimiento en 2020 en $ 40.000 millones y de cuatro series de Letras del Tesoro con plazo entre setiembre y noviembre próximo en u$s 800 millones. El gobierno busca evitar que el pago de los vencimientos del bono dual emitido el año pasado por Luis Caputo terminen presionando sobre el mercado cambiario.

El Centro de Economía Política Argentina (Cepa) opinó en su reporte semanal que el "efecto Pichetto" ayudó a sobrellevar la semana. Pero alertó que "los problemas estructurales del modelo se siguen acumulando".

Por su parte, el centro de estudios mantiene la alarma sobre los plazos fijos sigue vigente. Señaló que la conformación de colocaciones a plazo en pesos continúa desacelerándose y dando lugar a un fenómeno de desahorro en moneda local. Mientras los plazos fijos se desaceleran, los depósitos en dólares y la demanda de pesos para transacciones (M2) crece a ritmos crecientes.

"Como si fuese poco, esta tendencia se profundiza en el segmento minorista, donde el stock de plazos fijos medido en términos reales cae cerca de 20 puntos con respecto a 2018", dijo el trabajo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario